PESKAMA

Pesca en kayak en el mar

  • Categorías

  • ¿Qué publicamos en…?

    Radio VHF - La emisora Marina a Fondo (2012) Autor: Luis "Carcharinus" radiovhf2_165

    La culpa fue de mi Hermano (2011) Autor: Juan "Argonauta" jg_09_q65

    Dentones de Otoño (2010) Autor: Arturo "Caballa" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    El Pescador pescado (2009) Autor: "Txitxarro" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Bailando al Alba (2008) Autor: Edu "Raspacejo" pajareraBailas_165

    Horizonte (2007) Autor: Patxi Amantegui Goliat_165

    Pulse sobre las imágenes para ver el artículo
  • Comentarios recientes

    kayadoc en Como en el Trópico
    Margarita Fernández en Que hacer en caso de: picadura…
    rafa en Test del Freedom Pesca de Perc…
    Jose en La sonda de pesca
    Alex en Turbina propulsora para k…
    juan en Pescando Bacoretas desde …
    Ruben en Radio VHF – La Emisora M…
    Francisco en La sonda de pesca
    Sir Owens en Boya rápida de fondeo para…
    peskol en Boya rápida de fondeo para…
  • Utilidades

  • Archivos

  • Registro

  • Introduzca su correo eletrónico para suscribirse a Peskama y recibir notificación de las actualizaciones y novedades del Blog.

    Únete a otros 2.659 seguidores

  • Habla con nosotros

    Peskama en Skype
  • Síguenos en Facebook

  • Síguenos en Twitter

    Peskama en Twitter
  • Noticias

    Colaboración de Walter Tanero

    hg&tanero2_165

Delfines e historia de un rescate

Posted by Caballa en 27 julio, 2007

Hola a todos:

Ayer no pude echarme al agua hasta las 17:30 y menudo calor hacía. Había quedado con Albatros pero me comunicó que se uniría a mi un poco más tarde. El mar en calma invitaba a un buen paseo de currican hasta la marca, y en el horizonte amenazaba la niebla.

 

Cuando faltaba por llegar a la zona de jigging avisté unos diez delfines, juguetones pegaban unos saltos bellísimos y más cuando una moto naútica pasaba delante de ellos provocando una ola que gentilmente adornaban con saltos poderosos y elegantes. Por un momento me olvidé de la pesca y me puse a remar hacia ellos pensando en la posibilidad de tomar alguna foto. Pero lo único que pude fotografiar fué la aleta dorsal del más rezagado de ellos.

En realidad se acercó mucho al kayak curioso por ver qué era aquello que le perseguía, pero sólo pude tomar un par de instantáneas.

Después de compartir unos momentos entrañables con estos delfines recupere la posición de la marca y me alegré al ver que ninguno de los diez barcos que estaban pescando en la zona se habían posicionado adecuadamente. Elegí un precioso jig de 200 grs de color naranja-fluorescente que había comprado el día anterior para poder comprobar si era capaz de trabajar con soltura estos pesos. La verdad es que no resultaba demasiado costoso mover este jig, y al cabo de un rato sentí una primera picada, se suelta, sigue el jig y nueva picada, esta vez tranco fuerte hacia arriba y zas clavado, pero sabía que no era un buen bicho. Sólo se trataba de una voraz y gran caballa que por ser la primera de la temporada acabó a bordo. Justo en ese momento el barco que tenía a popa enciende motores y haciendo una maniobra que yo creía que era para levar ancla y marcharse, lo que hace es con total descaro situarse justo encima mía. Tanto es así que tuve que desplazarme para dejarlo maniobrar. Enfín que le vamos a hacer, algunos creen que por pescar durante años en el mismo sitio ya les pertenece…
Al cabo de un rato la radio cobra vida, es Albatros que me dice que va a tardar un poco más porque se ha visto inmerso en una operación de rescate. Al pasar cerca del acantilado los gritos de un buceador mal herido llamó su atención. Al acercarse comprueba que tiene un corte profundo en una de sus manos que le afecta al tendón. Sangraba bastante y decide remolcarle hasta la playa para que los de Cruz Roja se hagan cargo de su persona y le curen la herida. El buceador en su desesperación trató de subirse al kayak, Albatros rápido en el quite se alejó de él y le sugieró que lo mejor era que atara su boya al kayak y se dejara remolcar hasta la playa. En esos momentos y haciendo uso de todos los músculos de sus brazos se puso a remar hacia la orilla. Una vez concluida la operación de rescate tomó el rumbo SurOeste hacia mi posición. Y ahora viene lo mejor, veo a aproximadamente media milla a Albatros. Para de remar, se gira y oigo a partir de ese momento un ruido de motor como si fuera un ultraligero, y observo que sin remar el kayak se está desplazando. Señores este Albatros debería de llamarse Fernando Alonso, pero no lleva un McLAren sino una prowler 45!!

Y ¡ojo! sólo es un prototipo y la primera prueba. Como le ponga redbull en vez de gasolina es capaz de volar!!
Fuera bromas es digno de halabar el tesón, la inventiva y el diseño de semejante propulsor del que en próximos post os dará más deltalles su propio diseñador.
Unos instantes después veo que un gran barco se acerca hasta nuestra posición. Venía navegando desde fuera y se acerca cada vez más. ralentiza motores y me pregunta ¿Tú eres Caballa? Sí contesto, y se presenta: soy Piraguero. La verdad es que la charla fué muy entretenida, compartimos un momento muy agradable con un gran respeto entre dos pescadores con embarcaciones muy distíntas.
Unos instantes después como se estaba haciendo tarde tomamos rumbo a casa. En el camino de vuelta y a currican capturé otra caballa que también acabó a bordo.
Poca pesca, pero un gran día: delfines, Albatros y su formula 1, y finalmente un agradable encuentro con Piraguero.

Saludos y buena pesca.

Caballa, Julio 2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: