PESKAMA

Pesca en kayak en el mar

  • Categorías

  • ¿Qué publicamos en…?

    Radio VHF - La emisora Marina a Fondo (2012) Autor: Luis "Carcharinus" radiovhf2_165

    La culpa fue de mi Hermano (2011) Autor: Juan "Argonauta" jg_09_q65

    Dentones de Otoño (2010) Autor: Arturo "Caballa" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    El Pescador pescado (2009) Autor: "Txitxarro" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Bailando al Alba (2008) Autor: Edu "Raspacejo" pajareraBailas_165

    Horizonte (2007) Autor: Patxi Amantegui Goliat_165

    Pulse sobre las imágenes para ver el artículo
  • Comentarios recientes

    kayadoc en Como en el Trópico
    Margarita Fernández en Que hacer en caso de: picadura…
    rafa en Test del Freedom Pesca de Perc…
    Jose en La sonda de pesca
    Alex en Turbina propulsora para k…
    juan en Pescando Bacoretas desde …
    Ruben en Radio VHF – La Emisora M…
    Francisco en La sonda de pesca
    Sir Owens en Boya rápida de fondeo para…
    peskol en Boya rápida de fondeo para…
  • Utilidades

  • Archivos

  • Registro

  • Introduzca su correo eletrónico para suscribirse a Peskama y recibir notificación de las actualizaciones y novedades del Blog.

    Únete a otros 2.670 seguidores

  • Habla con nosotros

    Peskama en Skype
  • Síguenos en Facebook

  • Síguenos en Twitter

    Peskama en Twitter
  • Noticias

    Colaboración de Walter Tanero

    hg&tanero2_165

Historia de una Rapala

Posted by Caballa en 12 diciembre, 2007

Por increíble que parezca todo señuelo tiene su propia historia. Muchos de nosotros conocemos la del finlandés Lauri Rapala, leñador en invierno y pescador profesional en verano, que le debe su apellido al sacerdote que lo inscribió en el registro con el nombre de su pueblo natal.

 Como buen pescador, aunque no tenía un kayak, paleaba a bordo de su embarcación mientras pescaba en las frías aguas del segundo mayor lago de Finlandia, el Päijänne, que desagüa en el golfo de Botnia a través del rio Kymijoki, situado al norte de Lathi.

 Aunque la mayoría de las veces pescaba a currican llevando una línea con más de mil anzuelos y era capaz de palear hasta 50 km en un solo día, también pescaba con redes un pez parecido al salmón llamado coregonus linnaeus y utilizaba líneas de fondo para el lucio y la perca.

 Remaba lentamente, de forma silenciosa mientras observaba a los alevines en las aguas claras hasta que en un sólo latido de corazón, uno de ellos desaparecía en las fauces de un voraz depredador. Con su minuciosa observación Lauri llegó a distinguir al alevín que era atacado del resto del grupo, y lo hacía por su particular modo de nadar, de forma ligeramente descentrada, como si estuviese enfermo o herido.

Esto fué lo que impulsó a Lauri a diseñar y construir un señuelo que imitáse los movimientos de aquel alevin atacado. Ayudado de su cuchillo troceó, talló y pulió un señuelo de corcho, añadiéndole papel de aluminio de chocolatinas en su superficie y negativos fotográficos fundidos para crear una capa protectora a modo de barniz. Así nació la leyenda de un pescador finlandés que ayudado de su señuelo de corcho era capaz de capturar más de 300 kilos de pescado en un sólo día.

Esta es la historia de un señuelo que hoy en día todos conocemos con el nombre de Rapala y de todos ellos el más conocido es el que llamamos cabeza roja. Pues precisamente aquí nace la historia de un señuelo que por desgracia no vereís pero al que yo si tuve la suerte de poder observar de cerca.

Estando en una ocasión Boina.j.j pescando al chambel frente al precioso Faro de Calaburras, observó con atención una gaviota que nadaba por debajo de la quilla de su kayak. Su estado no era muy bueno ya que presentaba un señuelo enganchado en su pico y también en su pata. Con gran habilidad y destreza fue capaz de sujetar al ave e izarla a bordo. Con la paciencia y mimo propio de un cirujano pudo desanzuelar a la pobre gaviota que después de soltarla emprendió de nuevo el vuelo para reunirse con un grupo que estaba posado a unos metros del kayak. Contento por haber contribuido a la feliz liberación de la pobre gaviota ahora era dueño como por arte de magia de un hermoso señuelo Rapala Magnum RH flotante. Lo que nuestro amigo y compañero Boina no sabía es que este señuelo tiene el récord mundial de captura de grandes peces y que puede ser utilizado tanto en superficie como a curricán con una profundidad de natación que oscila entre 1.2 y 3.3 metros.

Pues este mismo señuelo fué el que Boina.j.j puso al inicio de la jornada de pesca para pescar a curricán mientras paleabamos rumbo a una marca que Albatros había conseguido días atrás, y precisamente frente al Faro de Calaburras. Tan sólo llevabamos 15 minutos paleando cuando el carrete de su caña empezó a cantar… No puede ser, si es la primera vez que coloca este señuelo en la línea y ¡zaasss! menuda picada. Con el mismo mimo y paciencia fue cobrando poco a poco la línea y al cabo de un rato una preciosa lubina, prendida del famoso señuelo de cabeza roja, estaba junto al kayak. Una vez a bordo, todos pudimos contemplar la bonita captura que Boina.j.j acababa de realizar con un señuelo que el mismo mar le había regalado.


Boina.j.j y su lubina, detrás, en la caña, está el señuelo de esta historia

Al caer la tarde y habiendo agotado todo el cebo que traía para la jornada de pesca, Boina.j.j puso de nuevo el señuelo de cabeza roja en una de sus cañas de curricán y siguiendo el rumbo de regreso a la playa se acercó demasiado a las rocas que están situadas junto a la orilla, con tan mala fortuna que el señuelo, que tuvo la suerte de conseguir gracias a una gaviota, está de nuevo en el fondo del mar.

Así que si algún pescador ve de nuevo a una gaviota con un señuelo de cabeza roja en su pico, o bien un buceador o pescasub encuentra un señuelo de cabeza roja sujeto a una roca frente al Faro de Calaburras, yo desde aquí le pediría que por favor se lo devolviera a nuestro amigo y compañero Boina.j.j porque desde ahora ya forma parte de su historia.

Caballa, 7 de Diciembre de 2007

10 comentarios to “Historia de una Rapala”

  1. Albatros said

    Arturo, una narración magistral dignas de una Pluma de Oro Kayakera.

  2. capialamar said

    Bonita historia, bien documentada y con su punto romántico
    felicitaciones al pescador y al comentarista.

  3. Sir Owens said

    Arturo es puro lirismo lo tuyo.
    Ese toque entre mágico y romántico, se respira también en las novelas de Harry Potter…casi, casi te iba a proponer un final más enigmático…alguien encuentra el señuelo y lo utiliza con la misma suerte que Boina j.j. bien podría ser un amuleto que sólo concede éxito a aquellos pescadores que son considerados y correctos con sus capturas…
    Enhorabuena a Boina por su captura y a Caballa por el estupendo relato.
    Saludos Sir Owen’s.

  4. Boina.j.j said

    Arturo,enhorabuena por tu magistral artículo y muchisimas gracias por inmortalizarme como parte de él. lo he leido junto a mi mujer y cuando me he vuelto la he visto emocionada.
    No solo eres un fenomeno en el mar.

  5. Kurrican said

    Estupenda narración Arturo, y vaya historia la de Boina, más aún a sabiendas de lo brava que pueden llegar a ser las gaviotas en una situación extrema. Aunque por mano divina quizás tuvo su recompensa por haber salvado la vida del animal en forma de una bonita lubina. Saludos.

  6. zuaco said

    Caballa me has impactado con el relato. Simplemente precioso.

    Gracias.

  7. zuaco said

    Por cierto, Boina, hasta ver la foto de este articulo no sabia que eras tu. Llevo leyendo algunos mensajes tuyos y creia que no te conocia. Mira por donde… enhorabuena por la captura. Observo en la foto que ya vas mas abrigado, claro, despues de la mojadita del pantalan habras tomado precauciones, je je 😉

    Saludos

  8. Alfred0 said

    Fantastico relato. Quien siembra, recoge. Es la moraleja de la vida. Quiza algun dia os sobrevuele en una jornada de pesca una agradecida gaviota que acabe posandose en la proa de Boina j.j. y de pie a que Caballa escriba la segunda parte de esta bonita historia. Por cierto, que hay que echarle bemoles para desanzuelar a una gaviota subiendola al kayak.

    Enhorabuena por buestra pagina y saludos desde valencia

  9. eloymj said

    Precioso relato.
    Mira quien era el de la boina… que yo no caía…
    ¡Ah, pillín!Que ya te conozco…
    Y digo yo que si para hacer rápalas habrá que tomar mucho vino y mucho chocolate para guardar los corchos y el papel de plata…

  10. Uranoscopus said

    Me descubro ante esta narración!!

    Saludos Caballa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: