PESKAMA

Pesca en kayak en el mar

  • Categorías

  • ¿Qué publicamos en…?

    Radio VHF - La emisora Marina a Fondo (2012) Autor: Luis "Carcharinus" radiovhf2_165

    La culpa fue de mi Hermano (2011) Autor: Juan "Argonauta" jg_09_q65

    Dentones de Otoño (2010) Autor: Arturo "Caballa" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    El Pescador pescado (2009) Autor: "Txitxarro" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Bailando al Alba (2008) Autor: Edu "Raspacejo" pajareraBailas_165

    Horizonte (2007) Autor: Patxi Amantegui Goliat_165

    Pulse sobre las imágenes para ver el artículo
  • Comentarios recientes

    kayadoc en Como en el Trópico
    Margarita Fernández en Que hacer en caso de: picadura…
    rafa en Test del Freedom Pesca de Perc…
    Jose en La sonda de pesca
    Alex en Turbina propulsora para k…
    juan en Pescando Bacoretas desde …
    Ruben en Radio VHF – La Emisora M…
    Francisco en La sonda de pesca
    Sir Owens en Boya rápida de fondeo para…
    peskol en Boya rápida de fondeo para…
  • Utilidades

  • Archivos

  • Registro

  • Introduzca su correo eletrónico para suscribirse a Peskama y recibir notificación de las actualizaciones y novedades del Blog.

    Únete a otros 2.660 seguidores

  • Habla con nosotros

    Peskama en Skype
  • Síguenos en Facebook

  • Síguenos en Twitter

    Peskama en Twitter
  • Noticias

    Colaboración de Walter Tanero

    hg&tanero2_165

En busca de la Lubina

Posted by Caballa en 19 diciembre, 2007

La lubina (Dicentrarchus labrax), presa codiciada por todos los pescadores, admite para su captura la mayoría de las técnicas de pesca que conocemos, haciendo habitualmente las delicias de los pescadores de spinning desde costa o embarcación. Pero si lo que buscamos son las lubinas de gran tamaño la técnica más adecuada es, sin lugar a dudas, la pesca al vivo a la deriva.

Nuestro compañero Ernesto, al que todos conocemos como Prowler14, es un experimentado pescador, y, como tal, sabe que esta técnica en el lugar adecuado puede dar grandes resultados.

Así que, un día de Diciembre tal como hoy decidió pescar junto a su hermano Ángel en el Estrecho empleando esta técnica. Bien temprano, y con el kayak ya cargado en su coche, se puso en marcha para recoger a su hermano y su prowler13 de color verde para tomar a continuación la dirección de Cádiz. Al llegar a la playa de los Alemanes, en Zahara de los Atunes, pudo comprobar que el estado del mar invitaba en esos momentos a salir a pescar. El día anterior la predicción meteorológica apuntaba un viento de Levante de Fuerza 3, y, junto con la marea, generaba una corriente sentido Cádiz.

Una vez en el agua, eran las diez de la mañana, viendo que se podía pescar a pesar de la corriente, pusieron rumbo al roquedo frente al faro del Cabo de Punta Gracia, y empezaron a pescar a fondo tratando de capturar algunos peces que pudieran utilizar como vivo.

Para ello, en una de las cañas, tenía montada una línea con cuatro anzuelos en los que puso como cebo gusana coreana (Paranereis Acrata). También llevaba tita (Sipunculus nudus), pero ésta la reservaba para tentar a fondo otro tipo de capturas. Las primeras picadas no tardaron en llegar, pero eran sargos palmeros que dado su tamaño fueron todos devueltos al agua. Había pasado una hora, y la mar que se habían encontrado al llegar empezaba a moverse debido a un fuerte mar de fondo. Sin desistir empezó a anzuelar más coreanas, y cuando justamente estaba preparando el cuarto anzuelo, una lisa de unos 18 cm. entró al primero que aún estaba en la superficie. Entonces recogió la caña de fondo y empezó a preparar una caña un tanto especial para la pesca al vivo, ya que sólo utiliza el tramo puntero de una caña de lance pendular compuesta de dos tramos de dos metros de longitud cada uno. Le gusta utilizar esta composición porque es más manejable en el kayak y además conserva la acción del puntero en el tramo que utiliza. El carrete lo había previamente tarado en casa para la línea de 0.45 que tenía en él, al final de la cual tenía montado un triple aproximadamente algo más grande que los que llevan los jigs de 130 grs.

 Enganchó a la lisa con el anzuelo triple por el lomo, justo debajo de la espina dorsal, y fue soltando hilo. Al principio la línea salía lentamente, con suavidad, pero de pronto el hilo empezó a salir a toda velocidad del carrete… Rápidamente cerró el carrete y el pez casi le arranca la caña de las manos. Al tener el carrete adecuadamente tarado el freno empezó a hacer su trabajo, a pesar de lo cual, el pez seguía sacando línea. Duró unos cinco minutos, y lo curioso es que en vez de nadar a favor de la corriente empezó a dar un rodeo alrededor del kayak haciéndolo girar a su antojo. Lo peor fue que puso rumbo hacia las rocas que rodean al Faro tirando del kayak y a contracorriente.

Ernesto no podía soltar la caña ni coger la pala, y el pez seguía tirando. Empezó a notar la pronunciada ondulación de las olas al acercarse a la orilla que en su desesperada huída el pez trataba de alcanzar, para poder rozar la línea con las rocas y conseguir liberarse. Empezó a llamar a su hermano a gritos: ¡¡Ángel!!, y, tal y como su nombre indica, apareció para engancharse al kayak de Ernesto en medio de las olas y empezar a palear para alejarlo del lugar evitando que acabara estrellado contra las rocas del Faro.

Las olas sobrepasaban ya el metro de altura, habían transcurrido 20 minutos y hasta en 5 ocasiones había acercado al pez hasta las inmediaciones del kayak, se paseaba por debajo y otra vez arrancaba sacando línea, alejándose. Cinco minutos después el pez se entregó, fue entonces cuando pudo acercarlo al kayak, boqueando, y, agarrándolo hábilmente con la mano por la boca, pudo izarlo a bordo. ¡Menuda lubina! ¡¡Era monstruosa!!

 Para evitar perderla le pasó una cuerda por la cola, la anudó y luego por las agallas. Atada de esta manera se la puso de bandolera, y de esta forma, de la que era imposible que se escapara, la tenía totalmente controlada, a la vista vamos. Con una sonrisa de oreja a oreja le dijo a su hermano que la cosa se estaba poniendo fea, a lo que el hermano le aconsejó que se atara al kayak para no perderlo. De esta forma pusieron rumbo a la playa tratando de salir por el mismo lugar donde se habían echado al agua a las diez de la mañana.

Pero no iba a ser fácil, las olas eran bastante más grandes, así que decidieron recoger todo el material, tumbar las cañas en el kayak y atarlas con gomas para evitar perderlas. Una vez el material asegurado y con la lubina de bandolera estaban en disposición de afrontar las olas. Estudiaron la periodicidad de las mismas, y en un reparo se lanzó Ernesto. Ángel se había quedado atrás para observar la maniobra.

Pero que desgracia para Ernesto porque justo en ese momento se levanta una ola de más de metro y medio y, sin tener la más mínima oportunidad de surfearla, acaba atravesado en la ola y volcando sin remedio. Abrazado a su lubina, dando vueltas debajo de la ola y ¡atado! a su kayak vivió los segundos más largos de su vida para acabar de pie, con el agua por la cintura y… aferrado a su lubina. Al retirarse la ola, la fuerza de la corriente tiraba del kayak y de repente un fuerte tirón por la espalda hizo que acabara sentado de culo, de nuevo con la cabeza por debajo del agua. Raudo y veloz pego un salto, cogió con fuerzas la cuerda y tirando como un Hércules salió hasta la orilla.

 Abrazado todavía a su lubina tirado en la playa, chorreando una mezcla de agua y arena,  observó como su hermano Ángel surfeaba la ola como si llevara alas, y llegaba a la orilla sin ningún percance. Eran las doce del mediodía, no habían perdido nada del material de pesca y tenía en sus manos una lubina de 6,150 Kg. Ya era hora de volver a casa.


(Disculpen la calidad de la fotografía pero es la única que tenemos de la captura)

Una aventura de pesca de nuestro compañero y amigo Prowler14 narrada por Caballa. 19 de Diciembre de 2007

6 comentarios to “En busca de la Lubina”

  1. Albatros said

    Ernesto “Prowler14”, magnifica lubina y más admirable el pescador ¡Enhorabuena!

    Arturo, Caballa, Comandante, REDACTOR JEFE!!, eres la releche.
    Artículos fenomenales y casi uno por día!!, ni la más prestigiosa editorial es capaz de llevar ese ritmo y esa calidad.

    Gracias a tu dedicación y esfuerzo, podemos disfrutar de estos relatos.

    Un abrazo,
    Manuel.

  2. prowler14 said

    graicias Albatros
    Caballa me as hecho revivir el periple de la captura deveras como dice mi compañero Albatros un articulo fenomenal como todos los que escribes estoy seguro que disfrutamos todos y con impaciensia de leer el siguiente
    un saludo

  3. Sir Owen's said

    Agradezco la dedicación, el tiempo y el interés que Caballa dedica a no dejar en el olvido una preciosa historia, que de haber sido así…se habría perdido en el recuerdo de Ernesto y Ángel.
    Rescatar hechos con este nivel de realismo, nos hace valorar más aún a las personas que la protagonizan,así como a quienes se convierten en redactores del suceso.
    Felicitaciones a todos ellos y gracias; Sir Owen’s.

  4. Boina j.j. said

    Gracias y enhorabuena Prowler14 y Caballa por hacernos vivir tan intensa aventura desde casa e infundarnos la esperanza de que cuando salgamos con el kayak podríamos vernos en una situacion similar.
    Un saludo.
    Boina j.j.

  5. megaexplorer said

    Como se suele decir sin sacrificio no hay recompensa y menuda recompensa, se de uno que estaria dispuesto al chapuzon por sentir la tension en la caña de un ejemplar asi.
    Aunque lo dificil es estar a la altura, al gunos tendriamos que hacer un cursillo acelerado.Te felicito Ernesto y al Comandante por llenar estos ratos de “paron” con vuestros articulos repletos de realismo e intusiasmo.
    Saludos.

  6. zuaco said

    Realmente impresionado he quedado por el fascinante relato. He llegado a imaginarme a mi mismo en la situacion, y hasta me he acongojado. Gracias Caballa y enhorabuena a los protagonistas por aquella captura, que los teneis como el caballo de espartero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: