PESKAMA

Pesca en kayak en el mar

  • Categorías

  • ¿Qué publicamos en…?

    Radio VHF - La emisora Marina a Fondo (2012) Autor: Luis "Carcharinus" radiovhf2_165

    La culpa fue de mi Hermano (2011) Autor: Juan "Argonauta" jg_09_q65

    Dentones de Otoño (2010) Autor: Arturo "Caballa" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    El Pescador pescado (2009) Autor: "Txitxarro" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Bailando al Alba (2008) Autor: Edu "Raspacejo" pajareraBailas_165

    Horizonte (2007) Autor: Patxi Amantegui Goliat_165

    Pulse sobre las imágenes para ver el artículo
  • Comentarios recientes

    kayadoc on Como en el Trópico
    Margarita Fernández on Que hacer en caso de: picadura…
    rafa on Test del Freedom Pesca de Perc…
    Jose on La sonda de pesca
    Alex on Turbina propulsora para k…
    juan on Pescando Bacoretas desde …
    Ruben on Radio VHF – La Emisora M…
    Francisco on La sonda de pesca
    Sir Owens on Boya rápida de fondeo para…
    peskol on Boya rápida de fondeo para…
  • Utilidades

  • Archivos

  • Registro

  • Introduzca su correo eletrónico para suscribirse a Peskama y recibir notificación de las actualizaciones y novedades del Blog.

    Únete a otros 2.657 seguidores

  • Habla con nosotros

    Peskama en Skype
  • Síguenos en Facebook

  • Síguenos en Twitter

    Peskama en Twitter
  • Noticias

    Colaboración de Walter Tanero

    hg&tanero2_165

Pero ¿dónde están los peces?

Posted by Caballa en 22 abril, 2008

Es curioso observar como en ciertos pesqueros la teoría que rodea la presencia de peces en función de la climatología, amén de otros factores tales como las corrientes, las mareas, las fases sol-lunares, las migraciones, etc., se cumple de forma sistemática hasta convertirse en una regla no escrita a tener muy en cuenta para conseguir buenos resultados en nuestras aventuras de pesca.
@C.Urdiales

La nula actividad en las marcas donde habitualmente suele estar el pescado me ha llevado a reflexionar sobre los factores que influyen sobre la pesca en nuestra Costa.

En primer lugar habría que definir el entorno en el que practicamos la pesca recreativa desde kayak y lo más significativo del mismo es el rango de profundidad en el que pescamos, a saber, desde los 10m hasta los 50m.

Los días previos a una salida de pesca la primera consulta que hacemos es leer atentamente la predicción Meteorológica y tener muy en cuenta el posible viento que nos vamos a encontrar, siendo éste un condicionante fundamental del estado del mar para una cómoda navegabilidad. Pero lo que muchos de nosotros no sabemos es que también será un condicionante del resultado de nuestra pesca en función de la dirección y de la fuerza con la que se manifiesta.

Los factores que habitualmente consideramos suelen ser las Fases sol-lunares que a su vez definen tanto las mareas como las corrientes generadas por éstas, tal y como nuestro amigo y colaborador Jesús García-Lafuente nos explicó en su artículo “Entre Mareas y Corrientes”, que si bien en caladeros como el de Cádiz y el Estrecho de Gibraltar tiene gran importancia, su incidencia en la Costa de Málaga es muchísimo menor. A estos condicionantes habría que añadir las posibles corrientes que nos podemos encontrar, desde las producidas por las mareas, la corriente de deriva litoral, determinada a mayor escala por las corrientes oceánicas que en nuestra costa tiende a dirigirse al Estrecho, hasta la corriente de deriva producida directamente por la acción del viento. También habría que sumar las migraciones de determinadas especies a lo largo del año así como el tan comentado cambio climático.

 Tal y como hemos indicado anteriormente es el viento el que en gran medida va a determinar en ciertas ocasiones la actividad en nuestras marcas.

@C.Urdiales

En la costa de Málaga es muy habitual confundir el viento de Levante con el Sureste, siendo precisamente éste último claramente diferenciable del primero porque al incidir frontalmente contra la costa de Málaga amplifica el efecto del mar de fondo generando las grandes olas que hacen las delicias de los surferos. El viento de Levante es por tanto el que domina no sólo en las playas malacitanas, conducido por la topografía de nuestra costa, sino también en el Estrecho de Gibraltar donde en ocasiones durante los meses de Invierno se producen temporales de Fuerza 10 en la escala Beaufort superando los 50 nudos (aprox. 100 km/h) provocando la interrupción del tráfico marítimo. Los días previos a los temporales que este viento provoca en nuestra litoral podemos observar en nuestras salidas de pesca que el pescado ha desaparecido, esto mismo le sucede a los pescadores profesionales en sus caladeros habituales y también en otros lugares de pesca de nuestra península con otros vientos tales como el gregal (Noreste) en la costa catalana y levantina, y el mistral (Noroeste) y el poniente (Oeste) en el cantábrico.

 La razón de estos vientos predominantes se basa en el hecho de que los desplazamientos de los sistemas atmosféricos en estas latitudes (30º a 60º) son hacia la derecha, en el mismo sentido de la rotación de la tierra, de tal forma que los anticiclones situados en Invierno en el Noroeste de la península provocan en su barrido en el Norte los vientos de Levante en las costas mediterráneas que recorriendo todo el litoral alcanza la costa de Málaga y el Estrecho de Gibraltar. El sentido de la circulación en general de los vientos en estas latitudes viene definido por los cinturones de viento principales en cada uno de los hemisferios del planeta, y como podemos observar, al estar situados sobre la latitud 36º nuestros fenómenos climáticos están definidos por la influencia del anticiclón de las Azores generado por el viento de chorro subtropical de aire caliente y seco entre la célula de Hadley y la célula de Ferrel.

El desplazamiento y variación del radio de acción de este anticiclón está directamente relacionado con la variación estacional de la radiación solar sobre el hemisferio Norte (invierno y verano) y que determinarán de forma general el clima predominante en nuestra península.

Sin embargo en una zona concreta como es la provincia de Málaga o el Estrecho de Gibraltar la situación climática está también muy condicionada por los fenómenos atmosféricos más locales, y en general predominarán las altas presiones sobre el mar de Alborán generando viento de Levante en el Estrecho. En ocasiones, durante el verano, este viento se puede ver reforzado por la acción de una baja térmica provocada por el calentamiento de la masa de aire situada sobre el desierto africano.

Para comprender en mayor medida los ciclos hidrodinámicos provocados por estos fenómenos atmosféricos hay que añadirles la influencia de las corrientes presentes en la zona y que a su vez están relacionadas con las grandes corrientes oceánicas existentes.

Hablar de las corrientes presentes en alta mar no es el objeto de este artículo, pero existe un fenómeno producido por las corrientes limítrofes orientales, en conjunción con los vientos persistentes a lo largo del litoral y el efecto de la espiral de Ekman, conocido como afloramiento que resulta fundamental para comprender los ciclos hidrodinámicos y biológicos a nivel de la plataforma continental, y a menor escala en la zona costera. Con toda probabilidad las corrientes oceánicas más conocidas son las limítrofes occidentales porque se generan en latitudes bajas y transportan calor a zonas situadas en latitudes altas siendo una de ellas la corriente del Golfo. Sin embargo las corrientes tales como la de Canarias y California en el hemisferio Norte y la de Perú (o Humboldt) y la de Benguela (frente a Namibia) en el Hemisferio Sur, junto con los factores citados anteriormente, generan afloramientos en sus respectivas costas que enriquecen sus aguas y por consiguiente sus caladeros de pesca. Lugares en los que los fenómenos atmosféricos erráticamente cíclicos como el Niño en Perú son sinónimo de desastre económico en la flota pesquera ya que el calentamiento de sus aguas hace que los cardúmenes de peces se desplacen hacia el sur. 

La razón por la que se produce este suceso, el afloramiento, es porque el viento que sopla paralelamente a la costa produce un desplazamiento de las aguas superficiales en un ángulo determinado por el transporte de Ekman (en el hemisferio Norte el desplazamiento será hacia la derecha de la dirección del viento, tal y como ocurre con la corriente de Canarias y la corriente de California). El viento empuja el agua superficial de la costa hacia el mar de forma que el agua profunda, fría y rica en nutrientes, sube ocupando su lugar aportando los elementos químicos (nitritos, nitratos y fosfatos) que son necesarios para la síntesis de materia orgánica utilizados por el fitoplancton mediante la fotosíntesis e introducidos en el ciclo biológico.

Un ejemplo de este fenómeno se da en la costa Noroeste de la península durante la estación estival, hecho que podemos observar mediante una imagen termográfica en la que vemos que el agua más fría está pegada a la costa.

Si tenemos en cuenta la alta variabilidad espacial y temporal de las corrientes costeras en aguas someras debida principalmente a las mareas, el viento y los gradientes horizontales de densidad, y a esto añadimos la particularidad batimétrica y topográfica del Estrecho de Gibraltar y del Mar de Alborán, el estudio hidrodinámico y biológico de esta zona resulta complicado.

La entrada de agua atlántica en el mar de Alborán se produce por la diferencia de nivel del mar entre los sectores occidental y oriental del Estrecho de Gibraltar. Este flujo de agua atlántica entrante está formado por una masa de Agua Superficial Atlántica y una masa de Agua Central Atlántica que se mezclan en parte en el Estrecho siendo éste el motor de toda la dinámica del mar de Alborán. De forma general y estacional podemos observar la formación de dos remolinos anticiclónicos que coinciden con la división de la cuenca de Alborán en una zona occidental constituida por una subcuenca con profundidades cercanas a los 1500 metros y en una zona oriental formada a su vez por otra subcuenca con profundidades de 2000 metros. La isla de Alborán, situada al Norte del Cabo Tres Forcas, constituye la manifestación en superficie del umbral que separa a estas dos zonas. Esta situación genera a su vez una celda ciclónica que afecta a la costa de Málaga hasta la punta de Calaburras donde gira y vuelve hacia el Estrecho recorriendo todo el litoral, y que concentra en su interior aguas frías y ricas en nutrientes fruto del afloramiento en el que podremos encontrar concentraciones máximas de huevos y larvas de una especie pelágica costera como el boquerón.

Teniendo en cuenta la batimetría de la costa de Málaga, en la que la plataforma continental se extiende hasta aprox. los 100 metros de profundidad, en la representación de un corte realizado en la zona de influencia de la celda ciclónica citada vemos como el afloramiento debido a ésta se produce entre una zona próxima al talud y los 45 metros de profundidad. Ahora bien si las condiciones atmosféricas locales sostienen un viento de poniente durante al menos 48 horas se iniciará un ciclo hidrodinámico debido al transporte de Ekman que moverá las aguas superficiales próximas a la playa hacia el mar desplazando ligeramente la celda ciclónica. Este hecho hará que las aguas frías y turbias del fondo, ricas en nutrientes, suba a la superficie creando un fenómeno de afloramiento local que desencadena un ciclo biológico con el crecimiento del fitoplancton y del zooplancton.

Pero ¿dónde están los peces?

En realidad el pescado no ha desaparecido, y tampoco vale pensar que no quiere comer -debido a sus requerimientos energéticos diarios un pez debe alimentarse aunque algunas especies en determinadas épocas del año entran en un ciclo letárgico- sino que simplemente se ha desplazado allí donde los nutrientes afloran por la acción de las corrientes generadas por el temporal. De esta forma los pescadores profesionales obtienen muy buenas capturas sobre fondos de cascajo, fango y arena con sus redes de arrastre o bien con sus trasmallos calados cerca de las rocas esperando la salida de los peces de las mismas. Acerquémonos durante estos días a cualquier lonja de un puerto pesquero y podremos comprobarlo. Para nosotros estos días de temporal la posibilidad de salir a pescar se reduce a escasos momentos a primera hora del día, y en la mayoría de los casos confirmaremos que el pescado sigue sin comer.

Ahora bien, muy distinta será la actividad que encontraremos en nuestras marcas los días posteriores al temporal, ya que el pescado que ha estado desplazado de sus comederos, vagando sobre fondos de cascajos, hará gala de una voracidad increíble intentando recuperar el tiempo perdido.

@C.Urdiales

Pero la influencia de los vientos y las mareas va más allá del simple hecho de que el pescado se desplace durante los días de temporal. Porque si bien la presión pesquera influye en la calidad y productividad de los caladeros, las condiciones oceanográficas e hidrodinámicas influyen mucho más. Y esto se debe a que, como hemos podido ver, determinados vientos y mareas producen afloramiento de las aguas profundas a la superficie y aumentan la productividad de fitoplancton y zooplancton en los lugares de reproducción dando lugar a la presencia de más alimentos para el crecimiento de las larvas, que a los 2 o 3 años van a ser las que lleguen a los caladeros, siempre y cuando no sean presas de artes de pesca ilegales.

@C.Urdiales

Estas condiciones oceanográficas producidas por el viento y las mareas son las que el Centro de Investigación y Formación Pesquera y Acuícola (Cifpa) El Toruño compara y relaciona con las zonas y épocas de puesta de las especies más significativas del Golfo de Cádiz. El ámbito de este proyecto, puesto en marcha en el año 2001 y que acabará a largo de este año, se ha ampliado hasta Tarifa, y se está realizando con la colaboración del IEO (Instituto Español de Oceanografía) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas en el que intentan hallar una correlación entre las condiciones oceanográficas, la productividad primaria, los aumentos de temperaturas y de salinidad, los afloramientos, los vientos, la meteorología y la hidrodinámica general, las zonas ricas en nitritos, silicatos y nitratos con las posibilidades de supervivencia de las larvas que tras un periodo de crecimiento llegarán a las pesquerías.

Un saludo y buena pesca.
Caballa, Abril de 2008

16 comentarios to “Pero ¿dónde están los peces?”

  1. Sir Owens said

    Estimado compañero Caballa: Tu capacidad para ir más allá de los límites habituales en un blog de pesca, quedan de manifiesto en este artículo…lo de post, debe ser otra cosa !
    Como nuestros amigos y kayakeros te dirían: “…Pero niño, tú a dónde piensas llegar? “; te lo decía en ocasiones anteriores y creo debo escribirlo para dejar claro, que puede ser que algunos/as estudiantes o futuros biólogos marinos, acudan a tí para que les presentes a tus “musas” y les documentes de cómo llegar a hablar con tanta propiedad siendo un neófito en estos desafios que te avalan.
    Chapó una vez más por tus capacidades de lector, pescador, buen compañero y kayakista consolidado.
    Un saludo y estamos en la mar; Sir Owen’s.

  2. Kurrican said

    Excelente artículo Arturo, además sabiendo de primera mano que toda la información ha sido contrastada y estudiada a fondo, creo que has reunido una cantidad tal de información súmamente valiosa para cualquier pescador que aspire a ser algo más. Sin duda, una información con un interés de primer orden. Enhorabuena.

    Saludos.-

  3. AguaRas said

    Simplemente … magnífico

  4. curten said

    Muy bien trabajado , es de agradecer por todos , estas magnificas explicaciones .
    Un saludo

  5. Albatros said

    Arturo “Caballa”, que suerte la mía, cuando un día de espesa niebla, perdido entre foros de kayak y navegando sin rumbo fijo me topé con “Kayakeros Rincón de la Victoria” y luego paleando me encontré nuevamente en la mar contigo… ¡Qué suerte!😀

    Esta afición mía podría haber muerto en el intento o al poco tiempo, sino llega ser gracias a personas altruista como tú, que se preocupan en unir y difundir el conocimiento de la Pesca en Kayak, haciendo de esta actividad algo grande para el disfrute de todos.

    Con relación a comentar algo sobre tu artículo, me vas a disculpar que no lo haga, pues lo que expones, y al nivel que lo presentas, no soy yo quien tenga el conocimiento ni enjuiciamiento para ello, eso sí, con este artículo me vuelves a sorprender gratamente por tu gran capacidad, dedicación y contribución en fomentar el deporte de la pesca en kayak, a algo más que mojar el señuelo.

    Gracias por difundir tan estupendo artículo.

    Manuel “Albatros”

  6. Hola compañeros soy Alvaro, el otro dia el amigo kurrican me informo sobre este fantastico articulo que os habeis currado jejeje.

    Me ha gustado muchisimo, GRACIAS.

    saludos

  7. Uranoscopus said

    ¡Eres la Ostia Caballa!

    En mis tiempos de estudiante estudié el tema de afloramientos, por cierto en la asignatura que mas me gusto de la carrera.

    Actualmente debido a mi trayectoria profesional tenía el tema bastante olvidado. Pues bien, tengo que decirte que no solo has refrescado mi memoria sino que también me has aportado un conocimiento mas actualizado, cosa que te agradezco.

    Un saludo

  8. zuaco said

    Cuando no encontramos explicación a ciertas cuestiones (como p.e. la del título de este magnífico artículo), tendemos a decir que no la hay, que “simplemente no quieren comer, o han desaparecido”. Entonces aparece una exposición tan detallada y fundamentada que nos hace sonrojar por ser en ocasiones tan deterministas. Sí la hay, y Caballa nos ha abierto una ventana más para aportar clarividencia sobre un tema que atañe a todo pescador. Artículos como este hacen que la mística se convierta en ciencia. Mi más sincera enhorabuena.

  9. apeska said

    Magnifico Arturo.

    Queda pendiente ese estudio.

    Un abrazo.

    Kameta.

  10. kabezon said

    Bueno que decir que no hayan dicho ya?

    Como siempre superándose dia a dia,y enseñándonos que nunca nos acostaremos sin aprender algo nuevo.

    UN SALUDO A TODOS.

  11. cipacu said

    Estupendo artículo Caballa. Tú sigue de esa guisa y al final los pescadores en kayak seremos los más ilustrados de todos los que practicamos el apasionante hobbie de la pesca.

    Un saludo y a la espera de otro buen artículo.

  12. pacokayak said

    muy bueno.
    pero mas que un comentario parece la tesis de un estudiante de biologia

  13. Boina j.j. said

    Arturo, gracias por tu dedicación y esfuerzo a la difusión de conocimientos que nos ayudan a comprender el mar y su vida.
    Con ello aprendemos a respetarlo y a quererlo.

    Un abrazo.

  14. Antonio said

    Pero entonces, ¿salimos con levante o poniente?, no me ha quedado claro.

  15. Xuso said

    Arturo, en cada artículo que escribes me sorprendes mas, eres como un libro abierto.

  16. belgar01 said

    GRACIAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: