PESKAMA

Pesca en kayak en el mar

  • Categorías

  • ¿Qué publicamos en…?

    Radio VHF - La emisora Marina a Fondo (2012) Autor: Luis "Carcharinus" radiovhf2_165

    La culpa fue de mi Hermano (2011) Autor: Juan "Argonauta" jg_09_q65

    Dentones de Otoño (2010) Autor: Arturo "Caballa" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    El Pescador pescado (2009) Autor: "Txitxarro" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Bailando al Alba (2008) Autor: Edu "Raspacejo" pajareraBailas_165

    Horizonte (2007) Autor: Patxi Amantegui Goliat_165

    Pulse sobre las imágenes para ver el artículo
  • Comentarios recientes

    kayadoc en Como en el Trópico
    Margarita Fernández en Que hacer en caso de: picadura…
    rafa en Test del Freedom Pesca de Perc…
    Jose en La sonda de pesca
    Alex en Turbina propulsora para k…
    juan en Pescando Bacoretas desde …
    Ruben en Radio VHF – La Emisora M…
    Francisco en La sonda de pesca
    Sir Owens en Boya rápida de fondeo para…
    peskol en Boya rápida de fondeo para…
  • Utilidades

  • Archivos

  • Registro

  • Introduzca su correo eletrónico para suscribirse a Peskama y recibir notificación de las actualizaciones y novedades del Blog.

    Únete a otros 2.665 seguidores

  • Habla con nosotros

    Peskama en Skype
  • Síguenos en Facebook

  • Síguenos en Twitter

    Peskama en Twitter
  • Noticias

    Colaboración de Walter Tanero

    hg&tanero2_165

Navegando con delfines

Posted by EnriqueGPS en 20 febrero, 2009

Delfines_intro1
Son tantas las veces que hemos salido todos a la mar y tantas las vivencias que hemos tenido, que no se puede decir que un día es igual a otro. Siempre con las mismas condiciones meteorológicas, en la misma marca, con el mismo cebo, ocurren cosas distintas de una vez a otra.

Han sido varias las ocasiones en las que al salir con el kayak he avistado grupos de delfines pero desde la distancia. Siempre que eso ha ocurrido he remado hacia ellos para intentar aproximarme lo máximo posible y aprovechar algún cambio de rumbo de ellos y poder verlos desde más cerca ya que coincidiréis conmigo en que son animales apasionantes. Siempre intento acercarme por si se repitiese la suerte que tuvimos hace algo más de un año durante un día de pesca un amigo y yo en su embarcación (justo antes de hacerme kayakero).

Ese día comenzamos a pescar a curricán (que es lo que hacíamos habitualmente) esperando obtener buenas capturas (caballas, bacoretas, bonitos, etc…). La mañana no estaba dando los frutos que esperábamos cuando en una de las pasadas que dábamos a la zona divisamos a lo lejos un grupo muy numeroso de delfines. En otras ocasiones ya nos había pasado, los peces al saber de la presencia de los delfines se pierden literalmente del mapa, imagino que para no ser devorados.

En esos momentos dimos la mañana casi por perdida y decidimos aproximarnos a los delfines como habíamos hecho en otras ocasiones para intentar verlos de cerca, lo cual nunca había sucedido ya que al oír el motor se sumergían y se alejaban de la embarcación.

Ese día no sabemos por qué fue distinto… al acercarnos vimos como lejos de sumergirse y alejarse se aproximaban poco a poco a la embarcación y comenzaban a saltar y a dejarse ver de manera más que desenfadada, incluso yo diría que de manera provocadora a medida que íbamos reduciendo la velocidad de la embarcación.

delfines1

Yo iba a los mandos del motor y fue mi compañero Pepe quien desde la proa iba viendo y grabando como se iba fraguando el espectáculo que íbamos a presenciar. Navegábamos a unos 5 nudos en aguas de Torrox a Nerja a milla y media de la costa. Los delfines se fueron literalmente “amontonando” en las aguas de proa, babor y estribor, pegados prácticamente al casco de la embarcación. Mi compañero y yo no podíamos creer lo que nos estaba pasando. Ambos llevábamos las lágrimas más que saltadas de la emoción de ir acompañados de una vaina de delfines de entre 30 a 40 miembros, viéndolos y oyéndolos saltar y resoplar junto a nosotros.

delfines2

Tras navegar varios minutos como os he contado, nos turnamos los puestos, mi compañero se puso al mando de la embarcación y fui yo quien se colocó en la proa. Sujeté bien mis pies a la embarcación con medio cuerpo al aire con los brazos extendidos hacia delante. A mi gesto los delfines respondieron con delicados saltos justo debajo de mí haciendo que su aleta dorsal tocase mis manos. Yo permanecí durante varios minutos perplejo y totalmente emocionado disfrutando con cada poro de mi piel del maravilloso momento que los delfines nos estaban regalando.

delfines3

La experiencia duró aproximadamente unos 20 minutos durante los cuales los delfines no se separaban de nosotros, y a nuestros cambios de rumbo ellos nos respondían siguiéndonos al instante sin separarse del casco del barco. Poco a poco fuimos aminorando la velocidad y extenuados de tanto desborde emocional decidimos poner rumbo al varadero mientras ellos seguían su rumbo muy despacio.

delfines4

Esta experiencia hace que cada día que salgo con el kayak piense que el colmo de los colmos sería repetirla pero sin motor, sin olor a gasolina, solo oír el remo en al agua y los saltos y resoplidos de los delfines junto al kayak. Aquella experiencia fue posiblemente irrepetible, pero repetirla desde el kayak sería el “summum”. No logramos entender porque ese día ocurrió lo que ocurrió, pero algo hizo que ellos se sintiesen a gusto con nosotros. Algo hizo que ese día no se sumergieran como siempre hacían y jugasen un rato con nosotros. Gracias a eso siempre llevaremos en nuestro recuerdo esa experiencia rebosante de emociones, tan bonita y tan gratificante como lo fue navegar y jugar con todos aquellos delfines.

Saludos a tod@s.

Enrique –GPS-, Febrero 2009

17 comentarios to “Navegando con delfines”

  1. Fco.Ramos-Kurrican said

    Sin duda esa experiencia es de lo más gratificante, para todos las personas que viven el mar como todos los que por aquí andamos, el hecho de toparnos con un delfín es como toparnos con un espíritu del mar, un ser misterioso y a la vez cercano.
    Por mi parte esa experiencia era algo que junto con mi novia deseábamos hace mucho, y el año pasado precisamente embarcamos en Tarifa en un barco especializado en avistamiento de delfines. Quizás se pierde ese punto aventurero y auténtico que tú nos comentas, pero sin duda fue una experiencia inolvidable. Sin duda, encontrárnoslo cara a cara a ras de agua en el kayak sería lo más para cualquier kayakero, y que a buen seguro todos hemos simulado y deseado en nuestra mente.

    Por cierto, el hecho de que se coloquen en proa en la ola que el barco levanta no es por casualidad, estos animales son más listos de lo que pensamos. En esa posición el barco con la ola que levanta arrastra el agua hacia adelante, lo cual hace que si el delfín se coloca en esa ola necesitará mucho menos esfuerzo para desplazarse, para que luego digan que el hombre es el único animal inteligente.

    Saludos.-

  2. Caballa said

    Muchas gracias Enrique -GPS- por este fresco y emocionante artículo.

    En este caso el avistamiento se produjo en barco, y aclararte que se trata de uno de los delfines más bonitos que podemos ver, a saber, el Delfín común (Delphinus delphis), claramente identificable por su patrón de color, flanco anterior amarillento y el posterior gris en forma de reloj de arena. Su tamaño puede alcanzar los 2,4m para un peso total de 110kg, y no te extrañes que la pesca desaparezca ya que se alimentan fundamentalmente de peces y cefalópodos.

    Muchos habéis soñado con un avistamiento desde el kayak, y en mi caso esto ha ocurrido en 5 ocasiones, una de ellas fue durante la primera travesía Rincón de la Victoria-Guadalmar, en la que una vaina de delfines mulares nos acompañó durante la primera parte de la travesía, pasando en varias ocasiones por debajo de nuestros kayaks, un hecho inolvidable.

    Aquellos que quieran vivir una experiencia de este tipo sólo tienen que estar atentos en la época estival en la zona comprendida entre la Cala del Moral (Arroyo Totalán) y la piscifactoría del Palo (Bahía de Málaga). Navegando en torno a los 50 metros de profundidad no es raro encontrarse con ellos por la mañana, temprano.
    O bien cerca del Faro de Calaburras, en el que además de avistar una vaina de delfines mulares, también tuve la increíble ocasión de avistar a dos rorcuales comunes (madre y cría) en Julio de 2008.

    Un saludo
    Arturo “Caballa”

  3. Txubaskos said

    Hola a todos. El encuentro con delfines es raro, es cierto, pero menos de lo que parece. A veces ellos pueden estar junto a nosotros y no enterarnos. Puede parecer increíble, pero a mí me pasó haciendo surf. Al salir del agua, después de varias horas de olas decentes, un amigo me dijo: “Jo tio, lo has tenido que pasar de c… con los delfines”. Yo lo tomé como coña, pero al darme la vuelta vi, sorprendido, que efectivamente había un grupo de calderones (globicéfalos) saltando las olas, justo en el pico donde yo había estado antes.
    Después de eso, he tenido un par de encuentros, pero el que más me impresionó fue en febrero de hace dos años. La mar estaba plato del todo. EL kayak al avanzar abría el agua con ese sonido tan especial. Como el paso de las hojas de un libro nuevo. Miraba tras la ballena (una roca grande) y de repente vi una aleta. Una aleta solitaria, grande y que se dirigía directamente a mí. En principio no pude distinguir el tipo de aleta que era, de nervioso que me puse. Marqué rumbo y avancé, en la intención de provocarle la retirada, pero !quia!, el que al final pico pala, dobló canteo y viró ofreciendo la panza de la prijón, fui yo. Inicialmente pensé en un escualo, porque la aleta no ondeaba, pero en un momento elevó el lomo y pude ver que era un cetaceo. La aleta grande, se me hizo amistosa, y cambié el rumbo dirigiéndome a su encuentro. Sorprendentemente, el animal se dejo llegar, se puso a mi lado y ¡carajo!, que dicen los mejicanos; se estiró cuan largo era al lado de la amura de mi kayak. Tan largo y de sobra. Mi prijón tiene 3,30 y el calderón, ya identificado como tal, lo superaba. Sacó una de sus aletas pectorales inclinado de lado. Y caí en la tentación de tocarle. Por supuesto no me dejó. En un abrir y cerrar de ojos, sin esfuerzo, había entrado y se había largado de mi bote unos veinte metro. Me miró en la distancia, y decidió que ese bicho raro encima de algo rojo no merecía mayor atención. Con un gesto majestuoso, por lo tranquilo, casi ralentizado, me dejó ver todo su cuerpo entrando hidrodinamicamente en el mar. La siguiente sopló lejos, si sopló, y ya no lo vi más.
    Ahora espero encontrarme con delfines más sociables, mientras tanto… seguimos sin pescar.
    Un saludo.

  4. arañaman said

    YO he visto alguna vez un grupo de delfines, y la verdad es que impresionan. Ahora bien, si me pasa como a Josu, me voy que echo chispas. Le tengo mucho respeto al mar y a sus criaturas aún mas. Creo que no reaccionaría, es como cuando eres pequeño y te da miedo sacar los brazos de la cama… Pues yo haría lo mismo en el kayak, jejeje. Me fundo con el plastico.

  5. Sir Owens said

    Precioso report Enrique.
    Imagino que cuando salimos a pescar y te ves rodeado de una naturaleza absoluta y en plenitud…lo de menos es pescar !
    Días como el que Enrique ha destacado y los que Txubascos comenta y algunos otros compañeros han disfrutado…deben ser pa tirar la caña y quedarte admirando a tu alrededor, naturaleza, vida, tranquilidad…que se ponga la mar buena que me lanzo….ya!!
    Gracias Enrique por no ponernos los dientes largos con capturas enormes y traernos algo de relax en ese inmenso mar plano y azul celeste…
    Nos vemos en la mar; Sir Owen’s

  6. eloy said

    Yo ando con la duda de si reencarnarme en golondrina o en delfín.
    Precioso el video porque transmite la emoción del encuentro con esos seres que transmiten paz e inteligencia.
    La primera vez que me encontré con ellos fue con Caballa y Albatros en la travesía a que hace referencia y, sin motivo ni razón, me dió por lanzarles grititos guturales, el caso es que parece que hacían caso porque pasaron varias veces por debajo y estuvieron un ratito a mi lado.
    La verdad es que algúna causa habrá para que despierten en nosotros esa simpatía.

  7. miguelmq1 said

    Hola a todos.

    Debe ser maravilloso, nunca lo he vivido, pero esos momentos, imagino, de maximo nerviosismo al localizar una aleta, en movimiento… conforme indica Txubaskos, sin saber si es un delfin, o quizas un tiburon…

    Gracias por compartir tu relato.

    Saludos, Miguel.

  8. Enrique -GPS- said

    No sabeis lo estupendo que es comprobar que muchos de vosotros habeis sentido lo mismo en las mismas condiciones. La verdad es que algo debe de haber entre ellos y nosotros para despertar lo que despiertan. Y como dice El Amigo Owen, sin duda dan ganas de tirar la caña y casi casi pegarse un baño con ellos.

    Algo habrá, ¿no? digo yo..

  9. pacokayak said

    tengo una esperiencia parecida verano del 2007 en mezquitilla iba con mi hijo en un kayak doble , la verdad que es impresionante cuando los tienes al lado.

  10. zuaco said

    En una ocasion, hace bastantes años un delfin se acerco a nuestra neumatica y llegamos a bañarnos con él, tocandolo y buceando a su lado. Unos cuantos que iban en hidropedales, que nos vieron tambien se echaron al agua y aquello fue un festin: como ocho o diez personas bañandonos con el delfin y tocandolo. Se supone que se habia separado de la manada y aprovecharia para “pasar un rato” junto a los humanos. El resto de las veces que tropecé con delfines siempre se mantuvieron algo alejados.

    Lo vuestro, con tantos nadando y saltando alrededor, tuvo que ser una pasada.

  11. carlos novatocar said

    Hola Enrique

    Cosa más bonita has dejado ahí, para deleite de todos, emotivo y fascinante.
    Yo aún no he tenido la suerte de vivir esa experiencia, en kayak; si en barcos más o menos grandes; y sé que si algún día me ocurre, me impresionará y “acojonará”, pero logicamente valdrá la pena.
    Gracias, Carlos.

  12. edu-pescador1950 said

    Hola muy buenas , Si Señor precioso reportaje con nuentros amigos los delfines , yo he tenido esa suerte en varias ocasiones y la verdad es que no tiene explicacion hay que vivirlo , se te ponen los pelos de punta y con lagrimas en los ojos , vaya cosa bonita.Viva la Naturaleza y entre todos tenemos que cuidar La Mar.
    Saludos a tod@s.

  13. Becerete said

    Enrique:Os aseguro que al ser un pescador de interior si en algún momento se me acercan los delfines no pensaré si se va la pesca y me fastidian el día, intentaré disfrutar de ese bello animal mientras pueda, está claro que lo digo desde mi situación de novel y que entiendo perfectamente que el que esté acostumbrado a verles nadar le será algo incómodo su presencia.
    Seguramente los delfines sintieron vuestra emoción, son animales muy inteligentes y si no había nadie por la zona y vosotros estabais transmitiendo esa pasión y cariño hacia ellos, os dedicaron unos minutos para vuestro disfrute, a mi me ha pasado con nutrias y curiosamente siempre que suelo estar solo.
    ¿Podríais haber clavado un delfín al ir haciendo curricán?
    Desde mí más sana envidia un saludo.

  14. Raspacejo said

    Que alegría que entra por el cuerpo cuando se ven estos animales tan cerca. Mi primera experiencia fué hace un par de meses, también en un barco y fué alucinante. Muchas gracias por compartirlo con nosotros, estas son sensaciones que nunca se olvidan.
    Un saludo.

  15. EnriqueGPS said

    Que estupendo el volver a comprobar que hay compañeros que han vivido esa experiencia. Yo no sabía lo que era hasta que la viví tan de cerca. Posiblemente fuera esa la causa, el que estos animales tan inteligentes sintieron nuestra emoción y cariño y quiseron mostrarnos también su afecto. Lo cierto es que nutrias, delfines y otros seres resultan ser mucho más inteligentes que lo de nos pensamos. Quizás, a veces los no inteligentes (metámosnos todos) seamos nosotros, que como bien dice Edu-Pescador deberiamos cuidar más nuestro medio, la Naturaleza, porque no hay que olvidar que nuestro medio no son nuestros pisos o casas o urbanizaciones, sino la Naturaleza.

    Respecto a lo que me comentas, Becerete, imagino que es posible clavar a un delfin haciendo curricán, pero las veces que los hemos visto siempre hemos recogido, porque aparte de evitar clavarlos, no tiene sentido seguir pescando con ellos a menos de 1 o 2 millas (o quizá más) ya que imagino que los demás peces al oir su sonido característico saben que como no se escondan tienen los minutos contados. Son verdaderos cazadores. En más de una ocasión los hemos visto a lo lejos cercando bancos de peces y es impresionante el “hervidero” en el que se convierte un trozo de agua durante la cacería.

    Muchas gracias por vuestros comentarios.

    Saludos a todos.

    Enrique-GPS-

  16. AGC said

    En mi tercera salida, junto a la piscifactoria entre Aguadulce y Almería, aparecieron unos delfines mulares, enormes, comencé a golpear la banda del Kayak y acudieron a ver que era aquello, había más de 15 y tras unos circulos y vueltas, resoplidos,…, yo con una sonrisa de oreja a oreja, fuí viendo como se adentraban entre las jaulas para luego marcharse, se acabó la pesca, bajo el kayak pasaban bancos de pequeños peces despavoridos por la visita que habian tenido. No lo olvidaré nunca.

  17. pedro said

    EnriqueGPS, comentas lo siguiente:

    “Esta experiencia hace que cada día que salgo con el kayak piense que el colmo de los colmos sería repetirla pero sin motor, sin olor a gasolina, solo oír el remo en al agua y los saltos y resoplidos de los delfines junto al kayak.”

    Nosotros hemos tenido esa suerte. Hace unos dias, en Almuñecar, y la experiencia duró 2 horas. Siento que el video sea de tan mala calidad porque lo grabé con el móvil, pero… …merece la pena verlo:

    Desde entonces no dejo de revivirlo una y otra vez, y ahora mientras escribo una vez mas se me pone un nudo en el pecho y casi me sale una lagrima.
    Entiendo perfectamente los sentimientos que describes en el articulo.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: