PESKAMA

Pesca en kayak en el mar

  • Categorías

  • ¿Qué publicamos en…?

    Radio VHF - La emisora Marina a Fondo (2012) Autor: Luis "Carcharinus" radiovhf2_165

    La culpa fue de mi Hermano (2011) Autor: Juan "Argonauta" jg_09_q65

    Dentones de Otoño (2010) Autor: Arturo "Caballa" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    El Pescador pescado (2009) Autor: "Txitxarro" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Bailando al Alba (2008) Autor: Edu "Raspacejo" pajareraBailas_165

    Horizonte (2007) Autor: Patxi Amantegui Goliat_165

    Pulse sobre las imágenes para ver el artículo
  • Comentarios recientes

    kayadoc en Como en el Trópico
    Margarita Fernández en Que hacer en caso de: picadura…
    rafa en Test del Freedom Pesca de Perc…
    Jose en La sonda de pesca
    Alex en Turbina propulsora para k…
    juan en Pescando Bacoretas desde …
    Ruben en Radio VHF – La Emisora M…
    Francisco en La sonda de pesca
    Sir Owens en Boya rápida de fondeo para…
    peskol en Boya rápida de fondeo para…
  • Utilidades

  • Archivos

  • Registro

  • Introduzca su correo eletrónico para suscribirse a Peskama y recibir notificación de las actualizaciones y novedades del Blog.

    Únete a otros 2.673 seguidores

  • Habla con nosotros

    Peskama en Skype
  • Síguenos en Facebook

  • Síguenos en Twitter

    Peskama en Twitter
  • Noticias

    Colaboración de Walter Tanero

    hg&tanero2_165

Cuestión de “marcha atrás”

Posted by Paco Ramos-Kurrican en 30 noviembre, 2009

No son pocas las personas que nos han preguntado a través de Peskama o incluso a pie de playa cuál es la mejor forma de salir del agua por una playa con la mayor seguridad evitando vuelcos y situaciones peligrosas con olas de cualquier tipo.

Pues bien, desde Peskama en Huelva y desde hace unos años tenemos por práctica hacer nuestras salidas del agua “marcha atrás”. Más de uno se sorprenderá e incluso pensará que es peligroso, pero a través de este artículo veréis lo fácil y seguro que puede llegar a ser.

Antes de empezar

La idea surge tras realizar muchas salidas surfeando las olas, con desigual resultado y la mayoría de las veces encontrándonos en situaciones muy peliagudas. Surfear una ola no es fácil, de hecho aquí en Peskama el colaborador y experto kayakero Edu Etxebarria nos dejó un minucioso artículo al respecto y muy recomendable: Embarco y desembarco en kayak desde una playa

Las ideas previas para nuestro cometido son las mismas tal cual las recogió Edu:

– Tener todos los datos posibles climatológicos de la jornada de pesca. En el Instituo Nacional de Meteorología (Tablas_de_Viento_y_Oleaje.html) se pueden conseguir incluso los valores de la altura de las olas y sus periodos (tiempo medio entre ola y ola).

– Siempre hay un momento en que la rompiente queda sin olas, tras la “serie” (grupo de olas que rompen de forma más continua y fuerte de lo normal), este fenómeno se da siempre, sean como sean las condiciones del mar.

– La observación es siempre nuestra aliada, de ahí que debamos calcular tanto a la entrada como a la salida cuándo se dan estas “series” y la forma y fuerza de las olas y cerciorarnos de la zona con la rompiente menos agresiva. Paciencia.

– Muy a tener en cuenta que la zona de desembarco esté limpia de rocas o cualquier obstáculo. 

– Si no lo vemos claro para hacer el embarco, la prudencia es clave (antes de poder entrar hay que saber cómo salir), por lo que nada de aventuras, pues el desembarco con mucha probabilidad será peor. Hay muchos días en el año para disfrutar de nuestro deporte. No son pocos las veces que por parte de Peskama en Huelva nos hemos quedado sin pesca por culpa de la rompiente a pesar de que el mar estuviese calmado.

Empezamos la maniobra

La “marcha atrás” se fundamenta en un lema que todo “lobo de mar” lleva por bandera: “al mar nunca se le da la espalda”. Además de el hecho de que nuestros kayaks son largos, los tenemos muy equipados, y la mayoría de los kayakeros no somos expertos palistas ni tenemos el tiempo suficiente para depurar las técnicas correctas.

La “marcha atrás”, no es fácil, pero no es difícil, la práctica nos hará depurar la técnica, ganar coordinación, y sobre todo perder el miedo. Pero os aseguro que termina siendo muy fácil, seguro, y apta sean cuales sean las condiciones del mar.

Colocación

Antes de disponernos a salir deberemos sopesar la altura de la ola, y sobre todo encontrar la cadencia de las olas y el periodo de tiempo que tardan en producirse las “series”. Claro está, que este proceso va directamente relacionado con las condiciones del mar, ya que en días calmos casi que no merece la pena esperar las “series” y podemos prácticamente salir entre ola y ola.

Para la “marcha atrás” nos colocaremos de espaldas a la orilla, con la proa mirando hacia el mar, y totalmente perpendicular a la playa y sobre todo perpendicular a las olas. Esto debemos hacerlo antes de entrar en la zona de ondas, esa franja justo detrás de las olas y fácilmente identificable justo cuando se empiezan a formar las olas.

Empezamos la salida

Comenzaremos a remar hacia atrás pero sin pretender en ningún momento que la ola sea quien nos impulse, y mucho menos surfearla marcha atrás. De ahí que iremos remando intentando mantenernos justo detrás de la ola.

Si hemos aprovechado un momento de calma, prácticamente sólo nos queda remar hacia atrás hasta llegar a la orilla, intentando en todo momento mantener la perpendicularidad con la playa y la dirección de las olas, realizando la maniobra lo más rápido posible para quitarnos de la zona de peligro.

Si no hemos encontrado el momento de calma, o este ha sido tan corto que nos pilla una ola procederemos de la siguiente manera. Hay que recordar que nunca surfearemos la ola en esta posición, por lo que si la ola aún está en formación empezaremos a remar hacia delante para evitar que la ola rompa en nuestra cara, y cuando haya pasado la onda rápidamente retomaremos la “marcha atrás”.

Puede llegar el momento en que nos encontremos entre dos olas, y sea a veces inevitable que nos la encontremos ya rota o que lo vaya a hacer en nuestras narices; en estos momentos tranquilidad y rápidamente empezaremos a remar hacia delante. Aquí viene la gran ventaja de la “marcha atrás” y encontramos la funcionalidad a las quillas y los agujeros autovaciables de nuestros kayaks. Si en todo momento nos hemos mantenido perpendicular a la playa y a las olas (premisa básica), nuestra proa cortará la ola sin mayor problemas, y aunque puede que nos mojemos algo en ningún caso volcaremos o nos arrastrá la ola a su merced si hemos realizado la maniobra correctamente, lo cual resta peligrosidad a los desembarcos playeros. Y tras pasar la ola vuelta a empezar reanudando la “marcha atrás”.

Una vez lleguemos a la orilla nos bajaremos siempre y cuando estemos seguros de dar pie, ojo, entendiendo dar pie cuando el agua nos llegue al menos por la cintura, más arriba de la cintura se nos complica la situación, ya que no tendremos ni agarre ni fuerza suficiente para dominar el kayak en la zona de rompiente. Nos agarremos y empujaremos el kayak hacia la orilla por la proa manteniéndolo siempre de cara al mar, de este modo si nos viene alguna ola nos aprovecharemos para que la quilla haga su cometido rompiéndola, aparte de si por causa mayor perdiéramos el agarre nuestro kayak saldría disparado hacia la orilla sin peligro de que se nos estampe en nuestro cuerpo.

  Situaciones especiales

Es común a veces encontrarnos las playas con la rompiente de “escalón”, la orilla con mucha pendiente que hace romper a las olas con fuerzas en forma de tubo. En estos casos, es casi más fuerte el empuje del agua al retroceder la ola que la propia inercia del agua al romper la ola. Aquí y una vez tenemos la “marcha atrás” dominada es más rápido y seguro empujar del kayak desde la popa haciéndolo enérgicamente quitándonos de la zona de rompiente lo más rápido posible.

En todo caso, si no hay olas a la vista, podemos proceder al agarre del kayak desde la popa para realizar el arrastre del kayak hacia la orilla de forma más rápida, pero siempre y cuando estemos seguros de que no hay olas que puedan estamparnos el kayak.

A tener en cuenta

– hay que tener todo el equipo amarrado y bien guardado antes de comenzar el desembarco

– observar bien la cadencia de las olas aprovechando los mejores momentos

ante la ausencia de olas nuestra labor es remar “marcha atrás” guardando siempre la perpendicularidad

– cuando se nos acerca una ola remaremos hacia delante con fuerza, siempre de frente (tal cual lo haríamos cuando realizamos el embarco al comenzar la jornada de pesca)

– nunca se deja de remar al enfrentarnos a una ola, la quilla cortará la ola en dos y nuestro empuje hacia adelante junto la inercia de la ola prácticamente nos dejarán en el mismo sitio, pero nunca se deja de remar

– tras pasar la ola reanudamos la “marcha atrás”

– la ola no es quién nos impulsa, sólo nuestra fuerza debe ser la encargada de llevarnos a la playa

– cuando demos pie, hay que salir rápidamente de la zona de rompiente

Aquí podéis ver una excelente grabación llevada a cabo por el amigo Edu-Raspacejo donde resume la “marcha atrás” y lo muestra desde la perspectiva real del kayakero:

Consideraciones finales

Es altamente recomendable que realicemos esta maniobra las primeras veces sin equipación alguna, intentando aprovechar un día de pocas olas o prácticamente calmo para ir perdiendo el miedo a esta nueva forma de salida, para progresivamente ir cogiendo destreza y ser capaces de realizar correctos desembarcos sin peligro alguno con olas de cualquier tipo.

Esperamos que os sea de ayuda.-

Paco Ramos, “Kurrican” y Edu , “Raspacejo”.-

©PESKAMA2009

22 comentarios to “Cuestión de “marcha atrás””

  1. pescaatot said

    A todos nos gusta surfear una ola en la salida, pero cuando llevas un par de caidas con la consecuente pérdida de material de pesca, una lesión o al menos llevarte un buen susto, es cuando uno se plantea otras posibilidades y, desde que os oí hablar de la salida del mar marcha atrás, soy de los que la practican siempre y cuando el mar no esté totalmente en calma.

    Para todos aquellos que todavía no la hayan practicado, léanse detenidamente este espectacular artículo porque se detalla perfectamente cada uno de los pasos.

    Simplemente añadir que a mí me gusta desatar el leash tal y como se ve en el vídeo de la salida de “kurrican”, para tener más movilidad en la bajada del kayak y evitar quedar atrapado entre el remo y el kayak con el consiguiente riesgo si una ola te arrastra el kayak cuando ya te has bajado.

    Una vez más, muchas gracias por este fenomenal artículo.

    Saludos.

  2. Txubaskos said

    Creo que este artículo es importante. Como sus redactores indican, cuando el nivel del palista no es elevado, debe conocer estrategias alternativas que posibiliten su seguridad, en la entrada y en la salida. Incluso cuando se es un buen palista y se dominan los canteos, apoyos y se sabe surfear, los pescadores llevamos un material que nos dificulta las maniobras más sencillas.

    Esta maniobra parece sencilla, pero hay que practicarla. La mayor ventaja de esta salida es que, al encarar la ola, se puede reaccionar superándola por la zona de salida (por donde no hay labio, o no ha roto,incluso sobre la ola rota) porque el kayak nos lo posibilita. En segundo lugar, al mirar de frente la ola reduce el riesgo de vuelco frente a la alternativa surfera. Al empopar la ola, o esperar la ola como los surfers, el cuerpo se torsiona y se apoya de una manera inestable en el kayak. Por eso, mirarla de frente nos permite afrontar la fuerza de la ola mediante los apoyos.
    Yo he de reconocer que salgo surfeando, porque tengo la costumbre de recoger mi exiguo material y encastillarlo lo mejor posible dentro de los tambuchos. De esa manera puedo jugar con las olas un rato más. Pero después de largas horas en la mar, lo que menos agrada es perder material, y mucho menos tener un accidente al desembarcar. La primera norma que nos han dado los autores (gracias a ambos por esta importante aportación), es que no se sale si no se sabe con cierta seguridad cómo se va a entrar.

    Por último una anécdota: La primera vez que salí con Txitxarro, la barra de Oriñón estaba muy grande. Decidí enseñarle en la ría lo básico. Tras dos horas de “cursillo”, salimos a la playa y la ola estaba justo encima. Metro y medio de ola rompiente es bastante para un principiante, así que le insté para salir a la arena sin afrontar la ola entrante. Como buen mamarigueño, optó por salir por donde le apretaban los brajes, vamos por lo difícil. En un momento escucho un aullido, y, pensando en lo peor, me vuelvo rápido hacia donde le había visto por última vez (escasos metros de mi popa). Mi sorpresa fue mayúscula cuando veo mi prowler nueva sobre una ola de metro y medio, y encima avanzando de popa y con los brazos en alto enarbolando la pala a Txitxarro gritando como un niño: “josu, que voy de culo”. La ola lo depositó como un niño en la cuna, sobre la ola. Luego me costó convencerle de que lo del surf era otra cosa.

    Gracias Paco y Edu por el artículo. La seguridad es siempre lo primero en el mar.

    Un saludo.

  3. Caballa said

    Desde hace algún tiempo muchos de nuestros lectores demandaban un artículo en el que se explicase con toda claridad la técnica de salida a la playa marcha atrás. En cuanto se lo comenté a Paco Ramos “Kurricán”, éste no se lo pensó dos veces y me prometió un artículo en cuanto sus quehaceres universitarios se lo permitiesen.

    Con la inestimable ayuda de Edu “Raspacejo”, nos ofrecen un artículo en el que con mucho mimo nos dan todos los detalles necesarios para poder acometer este tipo de salida en la próxima jornada de pesca en la que las condiciones nos lo permitan.

    Eso sí, hace ya algún tiempo, cuando hablábamos de surfear la ola con Edu, tal y como han referenciado Kurricán y Raspacejo, destacábamos la importancia de evaluar en primer lugar el estado del mar, y tener muy claro si era posible meterse antes de plantearse la salida.

    Al igual que Josu “Txubaskos”, soy de los que prefiere salir surfeando la ola, pero para ello, cuando el estado del mar no nos permite pescar, pero sí surfear, practico sin cesar para ganar experiencia y seguridad en una maniobra en la que nunca estamos libres de acabar bajo el agua.

    Mi consejo en este caso es que todos aquellos que querráis practicar este tipo de salida lo hagáis sin material en el kayak, y a ser posible con un casco, para evitar en la medida de lo posible que el kayak nos golpee en la cabeza, no poneros delante de olas de más de un metro en vuestros comienzos y en una zona donde la profundidad no nos cubra. En todas las prácticas iniciales estar siempre acompañado y vigilado desde la playa, y ya sabéis la práctica hace al maestro.

    Muchas gracias a los autores por su tiempo, dedicación y fantástico trabajo.

    Un abrazo
    Arturo “Caballa”

  4. Pedrolorca said

    Gracias por alumbrarnos el camino a seguir, la de veces que he volcado y perdido material no barato precisamente por salir de cara…. y la verdad es que sentido comun, si entramos de cara a la ola, y salimos dandosela, exito, lo d la cadencia de olas es asi, como lo contais, sin paciencia….revolcon seguro…

    Saludos

    Pedrolorca

  5. ancor1975 said

    Hola gente de peskama, soy nuevo en esto de los kayaks, les escribo desde el paradisiaco Cancun, México, y quiero comentarles que todos sus articulos son geniales y ayudan demasiado a los principiantes y a a uno que otro que ya llevan tiempo en este deporte, estos consejos son superpracticos y nos ayudan a disfrutar mucho mas de nuestro deporte y pasion, muchas gracias por estos articulos, me dare a la tarea de practicar la salida en reversa, pues me parecio muy segura, nuevamente gracias, saludos y en hora buena, buena pesca!!!

  6. MITSHU said

    Excelente artículo, solo decir por mi corta experiencia que debemos tener cuidado con la corriente lateral, que en playas como Zahara te pueden alejar bastante de tu sitio de desembarco, pudiendo ser peligroso si hay bañistas en los alrededores, por lo que pienso que tampoco hay que perder de vista la playa.

    Enhorabuena a todos por la gran labor que realizais en pro de este deporte.

    Saludos.

  7. Deker said

    Muchísimas gracias Paco , lastima no haberlo leído unos mesecillos antes, parte del grupo tuvo la ocasión de ver como funciona el tema de la ola que rompe y vuelve, en ese caso mi Moken clavó la proa en la arena y me escupió por delante con el consiguiente susto y posterior cachondeo de Owen, Arañaman y algunos más y aunque es una forma de salir del Kayak bastante rápida y espectacular no se la recomiendo a nadie.
    Excelente artículo……..Deker

  8. Mani said

    Hola buen articulo ya llevaba tiempo esperándolo.
    Desde que estuve en la quedada de marzo 09 practico esta salida, aquel día había muchas olas y fuimos varios los que volcamos; otros salieron bien de cara y otros lo hicieron marcha atrás y salieron mejor.

    Desde entonces cuando hay olas y no se pesca, practico la salida marcha atrás.

  9. Alfred0 said

    Mi enhorabuena a Kurricán y a Raspacejo por este fenomenal documento.

    Yo, la verdad, aún no he pacticado la salida en marcha atrás porque sigo a rajatabla el primer consejo que citáis en el artículo : “antes de entrar, hay que analizar y valorar las complicaciones de la salida”, sobre todo cuando voy sólo. Y si no lo veo claro, me voy a otro sitio más abrigado o lo dejo para otro día.

    Pero recuerdo alguna ocasión de esas en que te coje la ola más grande de la serie y te lleva en volandas hacia la orilla. Con algo de pericia y mucha suerte, llegas a la orilla sin volcar y sin perder nada, pero el riesgo es enorme.

    En cambio, utlizando el método que habéis descrito con todo lujo de detalles, el desembarco resulta mucho más seguro y controlado. Lo encuentro especialmente indicado para esos días en que nos encontramos la playa abarrotada de bañistas, surfear una ola aunque sea pequeña cara a ellos no es lo más recomentable.

    Gracias por vuestro buen trabajo. Me han entrado ganas de ir a practicar cuanto antes.

  10. Gracias Paco y Edu por este magnífico artículo y a Arturo “Caballa por atender nuestras peticiones.

    Veo que éramos muchos los que demandamos una exposición sobre este tema. Sobretodo os agradecemos las fotos y videos que nos muestran de forma muy gràfica la maniobra. Sin ir más lejos, hace dos semanas, tuve una entrada y salida un poco arriesgada, y eso que presto mucha atención a la seguridad. En la entrada me abordaron dos olas, tras haber estado 20 minutos estudiando las series, el mar a veces es imprevisible. De regreso, la previsión metereológica anunciaba bueno, pero no fue así, me monté surfeando en dos olas sucesivas y bastante grandes, pude controlar el kayak pero la verdad es que impresiona y el riesgo es muy grande.

    Por cierto, Edu, ya nos dirás como se titula la canción de tú video, muy adecuada con el acordeón, muy marinero, me ha gustado.

    Empezaré a practicar la marcha atrás, para los mal pensados, solo la practicaré en kayak, que el título se las trae con los dobles sentidos.

    Ancor, me trae buenos recuerdos tu país, estuve hace 9 años en Tulum, ya sabes, boda, luna de miel. Allí cogí mi primer kayak con mi esposa, en una excursión organizada y descubrí el snorkel, y que todavía practico. Increible la fauna marina que teneis cerca de la segunda barrera coralina del mundo. Un placer descubrir tu tierra y tu gente y encantado de tenerte con nosotros.

    Un saludo, hermanos de kayak.

    Ricard “Acuario”

  11. eloymj said

    Maravilloso artículo y muy a tener en cuenta.
    En mi caso he practicado algunos desembarcos variados: en croqueta, en catapulta y con el kayak por montera y aunque me lo tomo a broma reconozco que la probable pérdida de material y sobre todo el peligro físico que puede suponer tanto un golpe con el fondo como, y muy probable, el golpeo del kayak sobre tu cabeza, debe hacernos tener recursos como éste para evitar que un magnífico día se pueda convertir en algo desagradable e íncluso trágico.
    No os creais que es exagerado, algún kayakista ha fallecido desgraciadamente por quedar inconsciente al golpearle el kayak en la cabeza con el consiguiente ahogamiento.
    Como experiencia os diré que una vez que me pilló una buena ola que puso mi kayak casi en vertical y me hizo salir disparado tuve la acertada precaución de quedarme bajo el agua protegiéndome la cabeza con los brazos e inmediatamente noté como el kayak pasaba rozándome. Aún me pregunto como hubiese sido el chichón si llegó a incorporarme un poco antes.
    Aunque la fortuna ayuda a los audaces procuremos no ser temerarios.
    Os reitero las gracias por el artículo.
    Salud y buena mar.

  12. robalo said

    Este sitio consigue sorprenderme cada día más.
    Después de leer este maravilloso trabajo, estoy deseando por primera vez que el mar esté movidito.
    Tras algunas vergonzosas salidas con revolcón y una caña rota, podré mirar al mar y controlar sus embestidas.
    Muchas gracias.

    Buena pesca.

  13. CHACARRON_5 said

    Enhorabuena Paco y Edu por el artículo. Había oído hablar de esto pero no tenía ni idea de cómo se hacía. No tengo duda de que salir así es mejor que hacerlo de espaldas al mar, por lo que habrá que ir practicando.

    En mi corta experiencia siempre he salido de espaldas al mar y digo esto porque principalmente he salido desde la playa los meses de julio y agosto, y desde una playa con bañistas y dando la coincidencia de que en los días donde la mar estaba mala, los chavalines se agarran a las cuerdas del canal de navegación. Con lo cual por ahí no se puede ni salir por el gran peligro que supone ya que en las condiciones que comento es difícil manejar el kayak y en cualquier momento una ola puede echar el kayak en lo alto de alguna persona. Días en lo que hay que encontrar un hueco entre la gente y esperar el momento para salir rapidito.

    En fin me ha gustado mucho el artículo y creo que a muchos nos servirá de gran ayuda.

    Un saludo.

  14. miguelmq1 said

    Estupendo articulo.

    Yo tambien soy de los que salen del agua a las bravas, y con bastantes vuelcos en mi haber…

    Pero cuando te vi hacer esto en Malaga, al poco tiempo lo probé, con exito.

    Es un recurso mas, muy interesante, a tener en cuenta.

    Saludos, Miguel.

  15. Mojarra said

    Mi enhorabuena a los amigos Kurrican y Raspacejo (que son consabidos expertos en la materia).
    A mi, principalmente me gusta (como al amigo Caballa) salir surfeando, pues he practicado con un ocean duo y la verdad es que te diviertes bastante. Pero mi experiencia en este mundo del kayak, es evitar malos ratos con pérdidas de material y la mejor manera es con la marcha atrás.
    Desde luego con compañeros como Paco, aquí en Huelva no dejamos de aprender a superar los escollos que nos encontramos diáreamente en este deporte.
    Recibid un fuerte abrazo, los dos.
    Angel Luis.

  16. Wasabi said

    Paco,Edu

    Muchas gracias por vuestro tiempo y por iluminarnos
    Yo, personalmente y a diferencia de la mayoría de los compañeros, jamás había escuchado hablar de la marcha atrás, y me ha sorprendido bastante.
    Yo suelo salir surfeando, pero cuando lo haces sin equipo de pesca, la diferencia es notable, pues estás más tranquilo, estás jugando, y por lo tanto las probabilidades de exito son mayores, pero cuando vas con todo el equipo a cuesta , tu estado de seguridad, ect, no es el mismo, vas pendiente del vuelco y la consiguiente posible perdida de parte del equipo.
    Por lo tanto, empezaré a practicar lo antes posible
    Gracias de nuevo, Carlos

  17. Raulubi said

    Enhorabuena a estos dos fenòmenos por tan acertado artìculo.
    En la primera ocasiòn en que tuve la suerte de compartir jornada con Superkurricán ( al menos para mì siempre serà asì),ya conocì de su mano esta forma particular de salir del agua y tengo que decir que me convenciò totalmente.Desde entonces nada màs que las olas empiezan a ser respetables,no lo dudo y me preparo para la marcha atràs.

    Os tengo que decir que ya son muchas las jornadas que he salido de esta forma con bastante oleaje aquì en el Atlàntico y casi todas las veces con sensaciòn de seguridad. Digo casi todas porque en la ùltima, al medir mal la altura de una ola en la que ya me encontraba encima, en vez de palear fuertemente hacia adelante para salvarla,ùnicamente creì que con clavar la pala serìa suficiente para enderezar el el kayak y està claro que medì mal (¿ a que sì Juanjo y Angel? je,je ,buen remojòn me di).

    A pesar de todo , lo mantengo, para mì tambièn es la forma màs segura de desembarcar con mala mar .

    P.d: Ya tengo ganas de volver a repetir con vosotros fieras.

    Saludos

  18. escorpioKayak said

    mi mas sincera enhora buena al grupo peskama y gracias por ayudarnos con vuestras
    experiencias a todos los novatos que empezamos en esto del kayak,por supuesto
    que todo se aprende con la practica pero con vuestras vivencias nos haceis afrontar
    todos los improvistos de otra forma,GRACIAS.

  19. Tito said

    Muchisimas gracias a todos por enseñarnos esta “maniobra”, nunca la he probado, pero os aseguro que despues de lo leido, el próximo día que tenga que salir con olas, me acordaré de este artículo y lo pondré en práctica.
    Muy bien explicado e ilustrado.
    Un saludo.

  20. El_patera said

    Gracias Paco “kurrican”, además de, por mucha otra ciencia tuya que he leído y de la que me aprovechado (sólo me faltan los peces, dicen que soy de greenpeace), por esta detrallada descripción.

    Ayer me estrené con ella, y hoy, aunque no lo reconozcan, en la quedada cántabra, alguno se ha quedado impresionado de la jugada (me ha salido nickelada)

    Me parece mucho más segura, mas relajada de salida.

    Gracias de nuevo

  21. sartorekayak said

    hace un año yo pescaba en un kayak cerrado que era muy inestable asi que le fabrique unos flotadores para que sea estable entonces la unica forma de salir bien era marcha atras en ese momento me decias cangrejo jaajj pero de esa forma nunca me caia,

  22. ni picada said

    desde que os descubri estoy encantado tanto por el trato personal como por todo lo que aportais
    el proximo dia voy practicarlo . por esta parte de asturias lo que sobran la mayoria de los dias son olas
    un saludo a todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: