PESKAMA

Pesca en kayak en el mar

  • Categorías

  • ¿Qué publicamos en…?

    Radio VHF - La emisora Marina a Fondo (2012) Autor: Luis "Carcharinus" radiovhf2_165

    La culpa fue de mi Hermano (2011) Autor: Juan "Argonauta" jg_09_q65

    Dentones de Otoño (2010) Autor: Arturo "Caballa" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    El Pescador pescado (2009) Autor: "Txitxarro" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Bailando al Alba (2008) Autor: Edu "Raspacejo" pajareraBailas_165

    Horizonte (2007) Autor: Patxi Amantegui Goliat_165

    Pulse sobre las imágenes para ver el artículo
  • Comentarios recientes

    kayadoc en Como en el Trópico
    Margarita Fernández en Que hacer en caso de: picadura…
    rafa en Test del Freedom Pesca de Perc…
    Jose en La sonda de pesca
    Alex en Turbina propulsora para k…
    juan en Pescando Bacoretas desde …
    Ruben en Radio VHF – La Emisora M…
    Francisco en La sonda de pesca
    Sir Owens en Boya rápida de fondeo para…
    peskol en Boya rápida de fondeo para…
  • Utilidades

  • Archivos

  • Registro

  • Introduzca su correo eletrónico para suscribirse a Peskama y recibir notificación de las actualizaciones y novedades del Blog.

    Únete a otros 2.672 seguidores

  • Habla con nosotros

    Peskama en Skype
  • Síguenos en Facebook

  • Síguenos en Twitter

    Peskama en Twitter
  • Noticias

    Colaboración de Walter Tanero

    hg&tanero2_165

Un año de Novato

Posted by Becerete en 7 enero, 2010

¡Parece mentira!, Ya ha transcurrido un año de mi bautizo en PESKAMA como articulista (Benditos Reyes Magos) con el seudónimo de Becerete. Que vivencia más bonita la de aquella Navidad del 2008, sobre todo, recordaré de por vida, la inocencia de mi hija Elena leyendo la carta en la que Baltasar le explicaba que el kayak estaba esperando en el garaje por falta de espacio.

Los padres revivimos gracias a nuestros hijos aquella ilusión de nuestra infancia. Desgraciadamente esa inocencia se ha perdido en la Navidad del 2009, algo que aun siendo lógico y natural no llegamos a acostumbrarnos porque a los padres siempre nos parece demasiado pronto.
¿Qué ha ocurrido desde entonces en mi vida como kayakero?, os voy a ser sincero, no todo han sido vivencias positivas. Cuando leemos esos estupendos artículos parece que aprendemos muchas cosas, sin duda, así es, pero amigos, ¡ojo al dato!, una cosa es leer y otra muy diferente es asimilar los conocimientos que nos ofrecen los autores en sus trabajos.

Voy a hacer algo que a lo mejor no es habitual, no voy a describiros en este segundo artículo lances de mis primeras capturas, ni poneros fotos de mis primeras víctimas, entonces os preguntaréis: ¿qué va a escribir Becerete digno de ser publicado en PESKAMA? Muy sencillo y a la vez un poco… Confesaros mis primeras novatadas vividas en soledad, no es fácil desnudarse ante los lectores con un tema tan especial.

Puedo resumir en tres las situaciones más escabrosas que me han marcado durante este mi primer año de kayakero.

Por orden de importancia

1º El viaje.- En el momento de hacer mis primeras salidas tenía el kayak lleno de pulpos, cinchas especiales y todo tipo de ataduras, pues todo un fracaso. En una de las jornadas al regresar del embalse de Alange se levantó un aire que desplazó la embarcación al correrse las cinchas. Sentí un pavor que me quedé paralizado. Tuve que parar en la autovía Mérida/ Badajoz para evitar que se desplazaran las correas hacia las ruedas o se escapara la embarcación en plena carretera con la responsabilidad personal que ello suponía, no sé cómo explicaros pero todavía, aún cuando lo recuerdo, me entra un escalofrió que me recorre el cuerpo por lo que pudo pasar y gracias a Dios no pasó.

Después de muchas pruebas este es el atado definitivo para mi vehículo.

Actualmente ya he conseguido hacer un atado casi perfecto, lo primero que he hecho es descartar las cinchas, que he cambiado por tres carracas a las que les ayudan dos puntos que impiden la movilidad de la embarcación a derecha o izquierda y hacia adelante y hacia atrás. Este cambio me ha dado una seguridad que me ha permitido ir con total tranquilidad pero con precaución a tentar lucios a ciento cincuenta kilómetros de Badajoz, por eso ya no temo ir al Rincón de la Victoria en el momento que pueda.

2º La primera pérdida.- Claro que leí en PESKAMA que todo el equipo debía ir atado y bien atado, pero como un “puñetero” novato pensé que era siempre que la actividad se realizara en el mar, donde las olas, otras embarcaciones, el aire y las corrientes pueden provocar un vuelco en cualquier momento, jajajaja, pues no señores un simple codazo al girar el cuerpo y al agua va. ¡Qué cara de imbécil se me quedó cuando en el embalse de Orellana golpeé la caña que estaba puesta al curricán en el cañero izquierdo! Ver lentamente como se sumergía mi equipo fue toda una experiencia, menos mal que era uno de esos que no te quitan el sueño, por lo que he pagado un canon razonable.

Los kayakeros portugueses tienen esta solución para evitar el hundimiento de sus caña y evitar llevarlas atadas.

3º El viento.- Aunque en Extremadura no hay mar, tenemos las masas de agua de interior más importante de Europa: Orellana, La Serena, García de Sola, Gabriel y Galán, Alqueva, etc… Me han comentado los aficionados que las visitan para practicar la pesca desde embarcación que cuando se levanta un fuerte aire muchos que se han atrevido a salir a navegar han vivido situaciones muy embarazosas.

Compruebo la noche antes por internet la climatología de la zona, observo que a primera hora de la mañana la velocidad del aire será aceptable y que el problema vendría a partir de las doce horas. Con el vicio de navegar con mi kayak recién estrenado decido ir teniendo en cuenta que debía regresar antes para evitar las fuertes rachas de aire que anunciaba el Centro Meteorológico. Cuando empecé a notar la fuerza del aire decidí volver. Ese fue mi error, esperar a sentir el viento. En ese momento estaba bastante lejos del vehículo y ello me supuso vivir una travesía complicada llena de incertidumbre donde mi destino pendía de un hilo. El esfuerzo puso a prueba mi estado físico, eso fue lo único positivo que saqué de aquella experiencia. ¡Dios, qué alegría y qué relajación cuando salí del agua! Al llegar a casa me informé y al parecer había estado luchando con un viento de 35 kilómetros/hora. ¡Una y no más Santo Tomás! Desde aquella vivencia me lo pienso muy mucho, teniendo en cuanta que por desgracia salgo solo con mi kayak, a partir de entonces prefiero en caso de inestabilidad dejar la salida para mejor ocasión.

Desde la terraza de mis padres en Isla Canela pude ver a este kayakero que por desgracia no pude contactar con él.

¡Qué bueno! Quien decía tres novatadas, se me olvidaba la cuarta, la más absurdas de todas, no sé si ha sido inconscientemente: un olvido, un proceso de autoprotección o simplemente, que el cerebro va borrando de las neuronas los momentos más ridículos de nuestras vidas.

4º La Rotura.- El verano pasado hemos estado de vacaciones en Ayamonte.
Uno de aquellos días, decidimos quedar varias familias de Badajoz en Punta del Moral. Nos separaban pocos kilómetros de nuestras residencias veraniegas y nuestras hijas, chicas de interior, tenían muchas ganas de verse para disfrutar por primera vez juntas de un día de playa. Todo perfecto, pero claro está, después de todo el día de tertulia entre sombrillas y chiringuitos empezaba a sentir la necesidad de navegar con mi kayak.

Ángel un buen amigo quiso verme en acción y se le ocurrió la forma más original para verme navegar.

Que la familia aguante la paliza de llevar todo el equipo de pesca en kayak conlleva un impuesto que no puedes evitar.

A última hora de la tarde pedí permiso al grupo para escaparme y dar unas paladas con mis cañas al curricán. La playa estaba llena de turistas, sintiéndome por un momento el centro de atención, a lo mejor dentro de un año estaré presumiendo mientras embarco en mi Caster rodeado de aquella muchedumbre. Os puedo asegurar, que mi inseguridad me impedía disfrutar de tal protagonismo, todo lo contrario.

Las moscas funcionan aunque las caballas son poco exigentes y atacan a casi todo lo que se mueve con algo de brillo, en próximas fechas os pondré como se montan alguna de estas creaciones que sirven tanto para lucios, lubinas y porque para depredadores de profundidad.

La pesca no se dio bien, pero al menos pude disfrutar de una preciosa puesta de sol en la costa portuguesa. La llegada a la playa fue espectacular, una pequeña ola me llevó directamente a la orilla como si de un experimentado kayakero se tratase, todavía hoy no sé cómo lo hice, pero lo hice. Cuando lo peor había pasado, compruebo que estoy a unos quince metros por debajo de donde se encontraban mi familia y amigos. Había utilizado la zona de seguridad reservada para embarcaciones.

Cuando paseaba paralelo a la orilla agarrando mi embarcación con el agua por la rodilla llegó una pequeña ola que me cogió desprevenido e hizo volcar el kayak, no me preocupó en un principio porque todo el equipo estaba atado y bien atado, faltaría más, pero mi sorpresa fue comprobar que una de las cañas que estaba en el cañero trasero había partido al chocar contra el fondo, nadie se percató de lo ocurrido, pero a mí se me puso una cara que hubiera sido digna de inmortalizarla. Esta ha sido la última desdicha de mi primer año como practicante de esta apasionante modalidad de pesca, no sé si han sido pocas o muchas pero son las que son y os las he descrito con la máxima sinceridad posible.

Las caballas son para los principiantes como lubinas de media talla para los veteranos, si las capturas con tus propios señuelos la ilusión es máxima.

Resumen o moraleja de este artículo: siempre que puedas, intenta en tus primeras salidas como novato ir acompañado de un veterano. Todo aquello que hayas leído no será lo mismo si compartes los conocimientos de un kayakero experimentado. Seguro que en cuanto vea el kayak en tu vehículo, tu forma de embarcar y de colocar los equipos, lanzar tus señuelos, manejar tus cañas, tendrá algún consejo sabio que te evitará cometer errores como los míos.

Es curioso cómo se siente un pescador que dominando más o menos bien su modalidad de pesca y sus escenarios en el río Guadiana he tenido la sensación de estar rompiendo el cascarón de nuevo, estamos de por vida en una continua evolución y aprendizaje. Si mi confesión sirve para que algún nuevo aficionado evite vivir alguno de estos tres, perdón cuatro momentos, habrá merecido la pena superar mi propia vergüenza.

Espero en el próximo artículo, hablaros por fin de mis primeras capturas en los embalses extremeños, además de aderezar el relato con fotos de campo, de amigos y cualquier curiosidad que me haya ocurrido durante mis jornadas de pesca, también me gustaría comentaros las primeras sensaciones que he vivido en la modalidad de pesca con mosca desde kayak, que por desgracia no son del todo positivas.

Esperando que el año 2010 os traiga esas capturas deseadas.

Pepe Alba “Becerete”, ©PESKAMA2010

25 comentarios to “Un año de Novato”

  1. elrodi said

    Muy util el articulo .. y muy bien redactado. Enhorabuena y suerte!.
    FELIZ AÑO!.

  2. champi said

    hola Pepe,lo mejor que tenemos los novatos es que todo lo que hacemos es una aventura,cada captura es como un besito a la novia cuando nenes ,no tengo intencion de perder esos momentos.enhorabuena por todo lo vivido. pd:soy de cordoba y voy a salir cuando deje de llover por Orellana,champimf@hotmail.com.un saludo

  3. Raulubi said

    Enhorabuena Becerete por tu artìculo, me ha encantado.

    Descuida que todos los que llevamos màs años que tù pescando desde el kayak, nos vemos reflejados totalmente en esas 4 “situaciones escabrosas” que comentas y en muchìsimas màs que tambièn engrosan las batallitas que nos marcan a lomos de nuestras embarcaciones, sin duda son recuerdos que van de la mano con nuestras pesqueras màs fructìferas.Recuerda que en este deporte por muchos años que lleves nunca estaràs libre de alguna situaciòn embarazosa, forma parte de su particular encanto.

    Y por supuesto a todos aquellos que empiezan ten por seguro que tu relato habrà sido de gran ayuda, sinceramente, no tienes motivos de què avergonzarte compañero.

    P.D: El kayakero al que has fotografiado soy yo durante este verano.Cuando vengas por Huelva avisa si quieres y nos conocemos.

    Saludos.

    Raulubi.

  4. ERPETY said

    Enhorabuena por el articulo amigo, yo estoy viviendo mi primer año kayakero y ya he pasado por uno de tus puntos, el de partir una caña con el fondo y se me quedo una cara de tonto que no veas, al salir volque con el consiguiente resultado jejejeje, ahora me rio pero menudo mosqueo pillé.

  5. ICB said

    Yo voy por el segundo año pero durante los primeros meses tambien sufri novatadas parecidas, rotura de la luna del coche por empeñarme en meter el kayak en el coche a la fuerza, mira que hay que ser burro, fractura de dedo de la mano al salir a lo bestia en una playa de piedras con olas, perdida de mi primera caña y en una ocasion casi salgo por culpa de un viento bestial, podria añadir algunas mas leves pero tambien cachondas como dejarme la pala y las cañas en la playa, menos mal que detras venia un compañero, perdidas de todo tipo de materiales y otras de menor importancia. Como ves no estas solo en lo de las novatadas y aun asi no cedo ni una.

    Un saludo.

  6. Daniel312 said

    Becerete, leyendo tu articulo he vuelto a vivir los primeros momentos como pescador en kayak pero como bien dice Raulubi después de algunos años remando me sigo viendo en situaciones parecidas a las relatadas, todos hemos pasado por ahí y valoro tu iniciativa de contar tus experiencias, me parece una actitud muy humilde y humana, sigue así y buena pesca compañero.

  7. Sir Owens said

    Saludos Jose y Feliz Año.
    Como ya sabrás, hay una frase que se me ha venido inmediatamente al recuerdo y creo resumen, de forma muy acertada tu artículo:
    “La persona que aprende de los errores propios es inteligente, quien lo hace de los ajenos es sabio”…
    Si te vale como apoyo moral y en descargo de tu propia conciencia, creo que sigo siendo un aprendiz torpe; aunque es cierto que, hasta ahora, no me han llegado a suceder situaciones excesivamente complicada; probablemente por mi respeto a las condiciones de mar.
    Admirar tu humildad al hacer tu análisis y tu valentía al exponérnoslo a cientos/miles de personas que aún ni conoces.
    Nos vemos en la mar; Sir Owen’s.

  8. luis maroto figueroa said

    A todos nos alegra comprobar que estas cosas no nos suceden sólo a nosotros. Yo soy novato, llevo 4 salidas y un buen revolcón al salir por la ola traidora. Y de esos peces que veo en peskama, nadita. Eso sí, un catarrazo rematado con bronquitis. Pero seguiremos, seguiremos probando.

  9. Feliz año Pepe, yo igual que tu soy novato y cuanto mas pasa el tiempo me doy cuenta que soy mas novato que antes, será por el conocimiento que se va adquiriendo, me llega a la cabeza lo de “Solo sé, que no se nada”.
    Siempre se encuentran excusas, que si el tiempo… que si era norte… que si aguas turbias… etc… etc… cada vez me doy mas cuenta que el problema es la inexperiencia.
    Enhorabuena por el artículo, muy ameno y sincero.

    Saludos,
    Mako

  10. AGC said

    Fiel reflejo de cosas que nos pasan y nos van a pasar, a los que salimos en Kayak.
    Un saludo.

  11. miguelmq1 said

    La experiencia es eso. Probar. Ensayo…. y error…. quizas sea la mejor forma de aprender, la que no se olvida nunca, la que se sufre en carne propia….

    Pero tu la has contado, y gracias a esto, muchos de lo que leamos tu articulo tambien podemos aprender gracias a estas experiencias que nos has detallado.

    Saludos, Miguel.

  12. CAÑERO said

    De las experiencias que has comentado (el viento en contra),es para mi la primera premisa de seguridad, no meterme si va a pegar viento de tierra y si me meto cuidarme mucho de salirme en cuanto siento que la brisa se pone fresca, ya que el terral es el viento que mas rápido se mete y no te da tiempo a reaccionar si te confias.

  13. Txubaskos said

    Leer este artículo me ha hecho sonreir. A medida que iba superando cada capítulo, me venían a la cabeza episodios similares que me han pasado, me pasan y me seguirán pasando. Todos los días hacemos cosas que pueden llevarnos a un desenlace, en lo mejor, cómico. Pero lo interesante de cada entrada es poder disfrutar en el momento, en la preparación y en el recuerdo.
    Y si pescas ni te digo!!!.
    Gracias Becerete por recordarnos que todos somos principiantes frente al mar.

  14. Caballa said

    Estimado Pepe:

    Cuando me dijiste que me ibas a mandar un artículo que me sorprendería no pensé en absoluto que sería sobre estos temas. Acertado como siempre, para recordarnos que por mucho que leamos la experiencia nos la da la puesta en práctica de lo que creemos saber. Una vez que “sufrimos” el hecho acabamos por subir el peldaño de una escalera que nos llevará toda la vida concluir…
    Ultimamente me repiten mucho esta frase: “La práctica hace al maestro”, y aunque me la dicen en clase de baile latino, es un consejo que podemos llevar a cualquier situación, y como no, a la pesca desde kayak.

    Pero lo que está por llegar, utilizando el simil empleado, es como el vals del lance de pesca. La ejecución del mismo resulta de una belleza plástica increíble, y ejecutado por un experto mosquero como tú, debe ser… mejor no hago comparaciones… la lástima es que la foto no la hagas tú, porque en este campo resulta que también eres todo un experto…

    La pesca con cola de rata es una asignatura pendiente en Peskama, no por no conocer la técnica, he pescado durante unos años con mi suegro en agua dulce y el lance rodado resulta muy efectivo en Riofrio donde la vegetación te impide lanzar con el típico movimiento de látigo, sino porque nunca se ha dado el caso de poder emplear esta técnica con un gran porcentaje de éxito, y para ello hay que dar con un día de verano con mucha actividad en superficie y con muy poco viento… pero os aseguro que funcionar funciona, y que capturar desde una caballa hasta una hermosa lubina con esta técnica resulta de lo más deportivo…

    Y finalmente me gustaría reiterar mis disculpas por no haber atendido a tus peticiones previas a tu quincena en Huelva, de verdad que lo siento, pero ya sabes lo liado que estoy siempre, por lo que te pido, por favor, que insistas en el futuro si no te atiendo debidamente… Y para que esto no vuelva a suceder te enviaré por correo los contactos de los colaboradores de Peskama que sean de esa zona.

    Gracias por todo, un fuerte abrazo
    Arturo “Caballa”

  15. mamgo said

    Muy bien compañero. Di que si a los novatos y a nuestras novatadas.
    Pero gracias a estos veteranos vamos mejorando poco apoco.
    un saludo

  16. luispescao said

    Amigo Pepe precioso artículo, lleno de humildad y reflexión, me siento identificado como supernovato en cada palabra. En todas las novatadas que mencionas he caido yo, el viento en Alqueva que me hizo pasar un mal rato, una caña rota contra una encina sumergida, el susto de llevar el kayak suelto en la baca del coche el día que fuimos a Piedra Aguda y la peor de todas aquella vez que me quedé anclado en los eucaliptos del azud de Badajoz. Espero este año compartir contigo las suficientes salidas a los pantanos como para quitarme la espinita de la pesca a mosca desde kayak, ya sea por indiferencia o desesperación. Bueno amigo, un abrazo y hasta dentro de un ratillo que nos vemos para indagar réculas y caminos para esta temporada que viene.

  17. Raspacejo said

    De los errores se aprende Pepe, todos y digo TODOS hemos caido con alguna novatada, más o menos peligrosa, más o menos divertida, pero es normal ya que yo siempre aprendo algo en mis salidas, el como colocar las cosas, que es necesario y que no, por donde navegar…etc. Es lo que nos toca compañero, pero estoy seguro que ya estaras hecho un buen lobo de mar y que todo te habrá servido para no repetir.
    Un saludo.
    “Raspacejo”

  18. Pepe Alba "Becerete" said

    Estimados lectores y articulistas de PESKAMA: Ha sido para mí un honor empezar el año 2010 con esta publicación, Arturo sabe que es algo más que un simple artículo, es el reconocimiento a una amistad en la distancia, a una pasión compartida, tenemos muchas cosas en común y los dos lo sabemos. Arturo olvida aquello, yo ya ni me acuerdo,todo quedó aclarado en aquella llamada del 24 de diciembre, llamada que recibí como un regalo de Navidad.

    El mejor premio que puede recibir el autor de un trabajo como el que acabo de presentaros, son vuestros comentarios, todo el esfuerzo y porque no, toda la vergüenza que he tenido que superar para escribir este artículo, queda resarcido con creces, al leer el reconocimiento de todos vosotros.

    Por eso, con permiso de los directores de PESKAMA os prometo en próximos meses escribiros ese artículo donde la pesca a mosca en embalse sea la temática principal: capturas, equipos, señuelos, escenarios, etc. Al haber un gran número de lectores no practicante de esta modalidad intentaré hacerlo ameno e ilustrado con mis fotografías de campo, para haceros más llevadera su lectura.

    Agradezco igualmente el ofrecimiento de alguno de vosotros para compartir conmigo alguna jornada de pesca, os prometo que soy un buen compañero de pesca, sobre todo porque siempre suelo ir acompañado de buenas viandas, igualmente me ofrezco para hacer de guía de pesca a quien quiera disfrutar de mis lugares preferidos del río Guadiana.

    Gracias a todos.

  19. Jorge García. said

    Hola Pepe. Estas cosas que nos cuentas son gajes del oficio y estoy seguro que habrás sido recompensado con un montón de satisfacciones que te habrá aportado la pesca en Kayak, en nuestro preciosos pantanos extremeños y en las escapadillas marinas que has hecho. Yo este año he pasado por una picadurar de pez araña y una rotura (vandálica) de una luna del coche en la orilla de un pantano (entre otros disgustos); pero todo se olvida con nuestras ganas de volver a salir. También te digo (con todo el cariño), que algunos días has salido sólo porque has querido, porque sabes que somos varios los kayakeros de agua dulce en Extremadura (aunque nos separen unos cuantos kilómetros). Un abrazo y que no decaiga tu afición. Nos vemos en la orilla…

  20. Delcondado said

    Becerete, me siento plenamente identificado con esos momentos, incluso con el de las niñas.
    Como han dicho por ahí, son cosas que nos pasan y que nos pasarán, incluso la vivencia de las buenas capturas, que todo llega.
    Un saludo y gracias por los consejos.

  21. Hola Pepe, me ha encantado tu artículo, tanto por lo original de la temática, como por la sinceridad que desprende.

    En muchas de las situaciones que describes me he visto reflejado, sobre todo en la del kayak en la baca que también a mí se me desplazó y, como pude, saqué la mano por la ventanilla para sujetarlo mientras detenía el coche en el arcén…o los dos punteros de las cañas partidas de mi compañero de pesca al pasar entre los árboles sumergidos de Navallana.

    En fin, que todos somos susceptibles de ser los protagonistas de los percances que relatas, por lo que la humildad ha de prevalecer.

    Respecto a la pesca a mosca en el mar, mi hermano Eduardo está comenzando con ella, siendo las caballas sus primeras “victimas”; la técnica consiste en cebar la zona con tripas de sardinas y una vez localizadas las caballas, pescar con pequeños streamers similares a los usados para los lucios. Parece que la cosa funciona..

    Estoy deseando ver tu entrada de pesca a mosca por aguas del Guadiana. Seguro que no tiene desperdicio.

    Saludos a todos y enhorabuena por tu artículo.
    Miguel-Peskacor

  22. Deker said

    Magnífico artículo, si más de uno publicásemos las tomas falsas…

  23. Todos acertamos en decir que de los errores se aprende, o como decían los maestros antiguamente, “la letra con sangre entra”, y en tu caso, la rotura de cañas, la pérdida de una de ellas, casi hasta pierdes el kayak en plena carretera,…ahora en la distancia y tal y como lo describes resulta hasta gracioso pero todos sabemos que son ratos muy amargos y hasta peligrosos.

    Como ya dijo Raspacejo, de estas cosas todos aprendemos.-

    Saludos y buena pesca, y cuando bajes de nuevo por Huelva a ver si coincidimos que ya sabes que el grupo de Peskama en Huelva está bien nutrido.

  24. fmmario said

    me veo reflejado en tus cuatro comentario, agrego un que medijo don carlos Arregui en mis primeros dias de kayak – lo que pesas estu tresero, la formula es un pies el trasero y luego el otro pie enseguida….
    en una de mis primeras salidas en en kayak zapatito puse los dos pies adentro y me demoré en sentarme 15 segundos, lo necesario para darme vuelta y mojarme todo decí que era verano 🙂 saludos

  25. JPESKAYAK said

    Hola. Llevo años pescando en zonas de Extremadura, embalse Orellana, Alange, etc. con buen resultado de lucios. Pero el próximo fin de semana del 29.30.31 de octubre pensaba ir a Orellana en kayak doble con mi tío, pero es concurso de pesca en barco.
    ¿Me puedes recomendar algún otro sitio con la misma cantidad y calidad de lucios que Orellana?? Porque supongo que con el concurso no se podrá pescar.
    También te agradecería que me aconsejaras las mejores zonas.
    ¿Por ejemplo Cijara?
    Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: