PESKAMA

Pesca en kayak en el mar

  • Categorías

  • ¿Qué publicamos en…?

    Radio VHF - La emisora Marina a Fondo (2012) Autor: Luis "Carcharinus" radiovhf2_165

    La culpa fue de mi Hermano (2011) Autor: Juan "Argonauta" jg_09_q65

    Dentones de Otoño (2010) Autor: Arturo "Caballa" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    El Pescador pescado (2009) Autor: "Txitxarro" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Bailando al Alba (2008) Autor: Edu "Raspacejo" pajareraBailas_165

    Horizonte (2007) Autor: Patxi Amantegui Goliat_165

    Pulse sobre las imágenes para ver el artículo
  • Comentarios recientes

    kayadoc en Como en el Trópico
    Margarita Fernández en Que hacer en caso de: picadura…
    rafa en Test del Freedom Pesca de Perc…
    Jose en La sonda de pesca
    Alex en Turbina propulsora para k…
    juan en Pescando Bacoretas desde …
    Ruben en Radio VHF – La Emisora M…
    Francisco en La sonda de pesca
    Sir Owens en Boya rápida de fondeo para…
    peskol en Boya rápida de fondeo para…
  • Utilidades

  • Archivos

  • Registro

  • Introduzca su correo eletrónico para suscribirse a Peskama y recibir notificación de las actualizaciones y novedades del Blog.

    Únete a otros 2.665 seguidores

  • Habla con nosotros

    Peskama en Skype
  • Síguenos en Facebook

  • Síguenos en Twitter

    Peskama en Twitter
  • Noticias

    Colaboración de Walter Tanero

    hg&tanero2_165

Sueño de hijo, pasión de padre

Posted by Carlos 'Samurai' en 30 marzo, 2011

Aún recuerdo las noches oscuras y húmedas en la playa, contemplando de fondo las estrellas brillantes. De cerca, las punteras de las cañas se movían al compás de las olas mientras yo, con la pura impaciencia de un niño, le decía a mi padre que se agitaban demasiado y que, quizás, había un pez enganchado. Me mentía a mí mismo, necesitaba ver cómo aquellas punteras de fibra se doblaban tintineando ritmos alegres.

Ir a pescar se convertía en un festival de rituales. Todo tenía un orden que me atraía: había que montar las cañas, los carretes, los aparejos, los anzuelos… Me fascinaba la técnica minuciosa de pasar la aguja sin que la lombriz catalana, tan delgada como de costumbre, se partiese en dos. También recuerdo el farol de gas, la mesa de camping, la sal que se aferraba a todo el material de pesca, deteriorándolo, las sillas plegables, los pantalones arremangados para caminar sobre la arena y, cómo no, el cubo que llenaba con toda la ilusión del mundo, esperando que así el pescado del mar estuviese preparado para entrar en el agua contenida. No siempre pescábamos, pero ahora me doy cuenta de que me daba igual: lo había pasado bien.

Más tarde empecé a pescar con la caña que me regaló mi tío el día de mi nacimiento. Anduve años pescando, sacándole todo su provecho y creciendo junto a ella: cambié el nerviosismo desmesurado del niño por la perseverancia. Dicen que la paciencia es amarga, pero sus frutos son muy dulces.

A mi padre ya le rondaba por la cabeza desde hacía tiempo la idea de comprarse un kayak, pero no fue hasta hace un par de años, en unas vacaciones de Agosto en Calabardina (Murcia), cuando se decidió. Pudimos disfrutarlo durante aquellas vacaciones: lo llevábamos siempre a la playa, salíamos al amanecer para pescar todos los días, paseábamos para llegar a rincones más alejados de lo común… En definitiva: nos hicimos a él y él a nosotros. Después de aquello seguimos saliendo por la Costa Brava (Gerona), que es nuestra zona habitual.

Las experiencias que estábamos viviendo no debían ser olvidadas, así que sentí la necesidad de crear algo que recopilase toda la información de nuestros paseos y todo lo que se relacionaba con ese mundo. Es por eso que creé el blog Samurai Kayak. Siempre he pensado que es bonito que personas desconocidas se junten por un objetivo común, poder compartir aquello que a todos les apasiona. Respecto a la pesca en el kayak, no habíamos tenido mucha suerte hasta entonces. No fue hasta agosto del pasado año, en el Delta del Ebro, cuando conseguimos capturar piezas de buen porte. No os podéis imaginar lo que disfruté este verano con el carrete Segarra, herencia de mi padre.


Por mi experiencia, os puedo asegurar que es muy gratificante compartir la afición de la pesca con tu padre. Poder compartir paladas a compás, navegar en una mar movida, romper la superficie plateada del agua y avanzar siempre hacia adelante… Y para culminar todo lo anterior, que podamos oír cantar nuestros carretes. Palear en un kayak doble con mi padre se convierte en la combinación de sentimientos a favor de un objetivo común: disfrutar de la pesca, disfrutar del kayak, disfrutar de la naturaleza, disfrutar de la vida.

En cuanto al presente, a veces se hace extraño contar a gente de mi edad que salgo a pescar en kayak, y que lo hago con mi padre. Muchos se quedan sorprendidos. De hecho, no es algo habitual salir a pescar en kayak con tu padre, y es por eso que os pido desde aquí que no os olvidéis de vuestros hijos. Regaladles cañas, carretes, montadlos en kayak y ya veréis cómo disfrutan haciéndolo y cómo lo haréis vosotros. Sé que todos estaréis pensando en vuestro pequeño niño pero… ¿os habéis parado a pensar una cosa? ¡Montad también a vuestra NIÑA! ¡No os olvidéis de ella! Seguro que os lo agradecerán en un futuro como hoy lo hago yo desde aquí.

Sólo es un consejo de un joven apasionado por el kayak, que pesca con su padre y que, cuando lo cuenta a sus amigos, todos se quedan extrañados por la idea, más por la envidia sana que por otra cosa. Y es que, en definitiva, no sé muy bien cuando empezó mi afición por esto, pero sé que nunca logrará extinguirse.

Un abrazo a todos. Nos vemos en la Mar.
Carlos “Samurai” (samuraikayak.wordpress.com)

 

Hasta aquí el texto de Carlos “Samurai”, pero…

¿Qué sería del sueño de un hijo hecho realidad sin la pasión de un padre?

(Arturo “Caballa”)

 

Texto de José María, padre de Carlos “Samurai”…

Aún recuerdo el primer pez que cogí, fue a los seis años de edad. Un hilo de pesca y una aguja de costura retorcida a modo de anzuelo que le pedí a mi madre se convirtieron en mi primer aparejo. Con un poco de pan y aquel aparejo rudimentario pesqué un pez de colorines que devolví al agua. Aún recuerdo la sensación que experimenté, activó algo que sigo experimentando en mi interior.

Con veinticuatro años, mi novia, hoy en día mi mujer, sabiendo de mi afición, me regaló una caña de bambú con la puntera de fibra junto a un carrete Segarra, comprados en un pequeño almacén a un señor que construía las cañas artesanalmente. No os podéis imaginar lo que esa caña me ha hecho disfrutar.

Mi cuñado Diego Parra se convirtió en compañero de pesca y empecé a engancharme poco a poco a este mundo.

Con el tiempo empecé a conocer a otros aficionados, pude ir haciendo amigos y aprendiendo de todos ellos.

Tengo dos hijos, Javier y Carlos, y el padrino de ambos es mi cuñado Diego. Al nacer, mi cuñado, en vez de regalarles un osito o cualquier otro peluche, les trajo una caña de pesca con su carrete. En lugar del anzuelo, colgado del sedal, se encontraba un chupete con un pequeño lazo. Muchas enfermeras y médicos pasaban por la habitación porque no se creían que junto a la cuna hubiera tal regalo. Lo cierto es que, aunque las cosas hay que aprenderlas lo antes posible, lo que más les gustó a los niños fue el chupete. Tardaron unos años en aprender para qué servía aquello, pero cuando lo hicieron se les despertó el gusanillo que un pescador lleva dentro.

Cuando mis hijos tenían unos nueve y doce años, aprovechando unas vacaciones en Asturias, decidimos alquilar unas canoas y hacer el descenso del río Sella: mi mujer con Carlos y yo con Javier. Fue la primera experiencia que tuve con este tipo de embarcaciones y como no teníamos ni idea de cómo manejarlas, volcamos. Fue muy divertido, lo pasamos genial y si tenéis la posibilidad de hacerlo con vuestra familia no lo dudéis, ya que lo recordareis toda la vida.

Mi Kayak es doble: el Ocean Cuatro Pesca de la casa Rotomod y creo que no sólo se debe pensar en el kayak como transporte para ir de pesca, eso es algo secundario. Lo mejor es aprovechar cualquier ocasión para salir a pasear con él en familia, con vuestros amigos y personas queridas y veréis, en alguno de ellos, al descubrir este nuevo mundo, el brillo de sus ojos resplandecientes, llenos de alegría.

Casi siempre me acompaña Carlos que aparte de un buen pescador, es un buen hijo. Es un verdadero orgullo para mí compartirlo con él: poder navegar y disfrutar los momentos en que la adrenalina fluye por todo nuestro cuerpo al sentir cantar nuestro carrete, poder contemplar esos amaneceres y puestas de sol… Compartir esto con un hijo es algo que me gustaría que todos vosotros pudierais sentir. Esos momentos son los que dan fuerza para seguir afrontando esta vida, en este mundo cada vez más competitivo. Para mí fue un pececillo de colores, y sólo ahora empiezo a entender el favor que me hizo al morder el trocito de pan…

Quiero dar las gracias a mi mujer por estar a mi lado todos estos años, aguantar todas mis tonterías y apoyarme en momentos difíciles; a mis hijos Carlos y Javier decirles que espero que la vida les depare momentos tan felices como yo los he tenido; y a vosotros, kayakistas, un abrazo. Nos vemos en la Mar.

José María “Samurai” (samuraikayak.wordpress.com)

©PESKAMA2011

51 comentarios to “Sueño de hijo, pasión de padre”

  1. Bonito artículo, da gusto ver como os llevais padre e hijo. Hace tiempo que sigo vuestro blog, y lo primero que me llamó la atención fue esas salidas en Equipo. Yo estaría toda la jornada mosqueado con mi padre paleando detrás mía, pensando que en cualquier momento me puede caer un collejón.

    Este verano intentaré seguir vuestro consejo y a ver si soy capaz de subir a la niña y al nano a bordo.

    Un saludo desde Valencia.

  2. carkak said

    Felicidades por el articulo, por vuestra pasion a la pesca y por el envidiable equipo que formais. Enhorabuena. Saludos desde Tarragona

  3. barlovento said

    Yo soy padre de una niña de 2 añitos y medio y la verdad es que tengo mucha ilusión en llevarmela pronto en mi kayak. Será un momento muy esperado por mí para inculcarle el amor por la naturaleza y poder compartir esos momentos tan gratificantes.
    Enhorabuena por tu artículo.
    Saludos de Barlovento

  4. Joaquín said

    Tengo un niño de 7 años y una niña de 2, y el año pasado subimos una vez el mayor, mamá y yo en un kayak; desde entonces no dejo de echaros un ojo de vez en cuando, ilusionado por poder algún día imitaros; este artículo me ha llegado al alma… gracias A ver si este verano hay manera de repetir alquilando una o dos veces más, y luego… quién sabe!

  5. Carcharinus said

    Que maravilla, mi primera experiencia (de pesca claro), fué con 6 años que mi padre me llevo a pescar y me divertí sacando raspallones con un hilo, anzuelo y lombriz, ni siquiera caña, recuerdo haberlo visto sacar un Mero de unos 3 kg, y eso me marcó, ya los dias de vacaciones, era yo quien a las 7 de la mañana lo despertaba para ir a pescar.

    Lástima que eso duró poco porque murió cuando yo tenía 10 años y es uno de los grandes recuerdos que tengo de el.

    Tengo una niña de 12 años y un niño de 5, que en cuanto pueda intentaré que me acompañen a pescar, pero solo si ellos quieren que las imposiciones se suelen volver en contra.

    Gracias por el relato, me ha traido muy buenos recuerdos.

  6. Soykuko said

    Gracias por tan emotivo relato, me ha traido muy buenos recuerdos de cuando mi padre me llevo a pescar siendo yo un niño, por primera vez.
    Tengo una niña de once años y ya la he iniciado en el mundo del kayak, navegando en uno doble que alquilamos de vez en cuando.
    Creo que va siendo hora de que pruebe tambien el gusanillo de la pesca.
    Gracias nuevamente.
    P.D.- tambien conservo como reliquia dos carretes sagarra.

  7. pescaatot said

    Da gusto leer estos artículos tan entrañables.
    Veo muy interesante lo del kayak doble para los inicios en la pesca en kayak de nuestros hijos para así, aparte de ganar en seguridad, adquirir in situ todos los conocimientos del padre, aunque conforme vayan aprendiendo, creo que no debe ser tan sencillo ponerse de acuerdo en qué dirección remar, qué señuelos utilizar, qué cañas, qué modalidad… Por esa razón, es realmente admirable que sigais pescando juntos.

    A mi hijo de 3 le estoy guardando mi pequeño Bic Bilbao amarillo pero él me dice que su kayak es el rojo, el de 4 metros, jeje.

    Enhorabuena y a seguir pescando en la mejor compañía.

    Saludos.

  8. elbahia said

    Muy buen artículo, es verdad lo que comentais a mí me da invidia sana que más quisiera yo que a mi padre le gustara la pesca pero no pierdo la esperanza de que pueda enganchar a mi hija con 14 años a ver si pilla algún pescadito y seguro que se enganchará si la gusta tendré que comprarle un kayak.
    A seguir difrustando.

  9. mojarra de jerez said

    He leído el artículo y me ha recordado a mí y a mi padre pescando desde chiquitín, llevo pescando con él desde que tenía 4 años pero siempre desde tierra tanto con boya como en playa a fondo. Lo del kayak creo que ya no lo haré con él debido a que mi padre físicamente está endeblito y muy gordo pero seguramente yo lo haga con mis hijos.
    Gracias por recordarme mi infancia amigote,un saludo y dale caña al viejo.

  10. er-cenachero said

    Enhorabuena por el artículo, que razón tienes Carlos y qué bonito sería palear junto a nuestro padre, ahora tengo una duda,¿quién de los dos, padre e hijo, disfrutará más en esos ratos de pesca?
    PD: Creo que esa pregunta no la podrá contestar nadie ya que los que somos padres sabemos bien a lo que me refiero.
    Felicidades a los dos y que tengais muchas mas salidas juntos.

  11. Sir Owens said

    Saludos y gracias por ayudarnos a vivir también en el recuerdo.
    Por traernos momentos y sensaciones que hemos sentido, que permanecen en nuestra experiencia…
    Hace ya 3 años…quien lo diría…nos asomamos con un artículo dedicado también a nuestros hijos y a disfrutar de ellos, del mar, del kayak, de la pesca, del día, de la naturaleza, de todo aquello con lo que nuestros sentidos se pudieran recrear…https://peskama.wordpress.com/2007/12/12/pescata-de-peces-ballesta-en-lagos-malaga/
    Te agradezco Carlos, que a tí y a tu padre, hoy, también hayáis sentido la necesidad de expresar algo tan entrañable como esta conexión padre e hijo; suscribo en todo lo que afirmáis.
    Y no puedo olvidar, que tan sólo hace unos meses, el padre de uno de nuestros compañeros fallecía…y éste siempre guarda un especial recuerdo de esos momentos de pesca, en la mar, con su padre al lado…son conexiones que permanecen, complicidad en el sentimiento !! (a nuestro amigo Bokerón)…y desde aquí mi admiración y respeto.

    Me ha encantado que uses el mejor de los deseos kayakeros…Vernos en la mar.

    Nos vemos en la mar; Sir Owen’s.

  12. jose escorpora said

    Me habeis refrescado la memoria y he vuelto a recordar mi niñez junto a mi padre, pescando truchas en el rio tajo. Aficcion que a dia de hoy no dejo de compartir con mis tres hijos de 2, 5,y 6 años. Cada fin de semana vienen a buscarme a la playa cuando regreso de mi jornada de pesca en kayak, con la intencion de si la mar lo permite poder montarles sus cañitas y llevarlos con el kayak a unas rocas que hay frente la playa. Ojala esto que ahora solo es un juego mas para ellos les llegue a enganchar y pueda compartir en el futuro jornadas como las que estais disfrutando vosotros, que sin duda no se acaban cuando finaliza el dia sino que se quedan en nuestro recuerdo para siempre.
    Un saludo samurais y felicidades.

  13. CT_aficionado said

    Me siento totalmente identificado. Yo tambien salgo con mi padre en un kayak doble, emprendimos la aventura en el mundo del kayak juntos.

    Espero que lo disfruteis igual o mas que hasta ahora, un saludo

    Félix

  14. El del puerto said

    Hola José Maria y Carlos, quiero contarles que me emocionó mucho el relato de su afición por la pesca pero mas aún el vínculo que mantienen padre e hijo.
    Tengo cuatro hijos, tres varones y una niña, a cuales dedico todo mi tiempo libre y demás esta decir que compartimos la afición por la pesca con Ivo de 15 años, y lo hacemos desde hace casi 10, con el comparto los mas gratos momentos a la espera de nuestra mejor captura creo que nada es mas bello que el compartir todo tipo de aficiones con un hijo digo todo tipo de aficiones por que tambien otro de mis hijos kevin de 17 años es aficionado al motocross donde yo como padre y mecánico, formo parte de su quipo y soy su super heroe, mas allá de que me he pegado mis buenos golpes saltando en circuitos y pasando tardes inolvidables.
    Con esto quiero que sepan que me siento identificado totalmente con ustedes e invito a todo aquel que disponga de un solo minuto de tiempo para reflexionar y dedicarselo a los hijos y a la familia, ahí sabrán lo que es la felicidad de compartir momentos que no se pueden explicar con palabras.

    Un saludo cordial dede Porto Cristo – Mallorca.

  15. champi said

    se man sartao las lagrimas,su canallas y puedo ponerme en el pellejo de los dos.felicidades

  16. CHACARRON_5 said

    Enhorabuena a los dos por tan emotivo articulo, y en especial a Carlos. Tienes una forma de escribir que cala hondo.
    Buenas capturas también, esas hacen sonar el carrete.

    Un saludo

  17. POLILLON said

    Yo también me inicié en la pesca junto a mi padre y aun la practico con el, es mas, con quien mas me gusta practicarla es junto a el. A día de hoy y por motivos de trabajo me encuentro lejos de el, pero continuamente estamos haciendo planes para comprarnos un barquito cuando por fin llegue el día en el que mi empresa me traslade a Málaga (mi ciudad natal). Mi padre el cual sale una foto de el en un articulo de caballa en este mismo blog https://peskama.wordpress.com/2010/12/02/samas-de-agosto/#more-9215 es ya abuelo y el primer regalo que su nieto (mi hijo) recibió por parte de el fue también una caña de pescar.

    Me he sentido muy identificado leyendo este articulo y ha sido realmente emocionante hacerlo. A día de hoy espero que a mi hijo le guste la pesca tanto como a mi para que nos una mas todavia y para poder pasar el mayor tiempo posible junto a el.

    Saludos desde Vizcaya

  18. Me habeis puesto los pelos de punta, de verdad. Me ha encantado leeros, tanto por el contenido de vuestros párrafos, como por la buena literatura.
    Estoy de acuerdo en que a los niños y niñas (como dirían los políticos…) se les inculquen las aficiones desde bien pequeñitos. Pero quizás no haya que ser excesivamente atosigantes. Podemos llegar a obtener el resultado contrario al esperado si los agobiamos demasiado.
    En mi opinión, los niños son mucho más listos de lo que pensamos, y realmente están siempre observando a sus padres, tíos o hermanos mayores, ya que son su verdadera referencia, y si ésta es buena, lo sabrán valorar.

    Saludos y enhorabuena a ambos.

  19. Tritón said

    Enhorabuena a ambos por este bonito artículo.

    Muy buen equipo tanto en el mar como fuera de él, reflejado además en vuestro espléndido blog.
    Os deseo que sigáis disfrutando de la pesca así de bien, y si es con buenas capturas pues mejor.

    Un saludo y ¡Buena proa!

    Carlos “Tritón”

  20. Txubaskos said

    Gracias a los dos.

    Si ya Peskama es un vínculo que nos une, vuestro artículo ha dado una vuelta más a la tuerca de nuestra amistad. No encuentro nada más importante que el orgullo del padre por la actividad de su hijo, y la del hijo por la figura de su padre. No sé qué puede haber mejor que compartir la intimidad del silencio de la pesca con alguien tan importante como tu padre o tu hijo (o tu madre y tu hija, sea el caso). Es cierto que el artículo es emotivo, pero además me supongo que sería una sorpresa para ambos, puesto que uno y otro escribieron cada uno por su lado, y arturo hizo de kayak, uniéndolos en sus palabras, como si fueran las paladas que juntos dan cada día de salida.

    Ver a tu padre a tu lado. Disfrutar de su sola presencia es una dicha que solo unos privilegiados pueden tener. Disfrutar con el éxito de un hijo, no hay mejor forma de vivir cada momento. Uno aprende, el otro también. Uno enseña, el otro se deja enseñar. Pero ambos ¿Quién hace qué? disfrutan de su presencia.

    La mar, un kayak y dos generaciones unidas. Peskama como testigo.

    Es cierto que somos algo más que un blog. Y es que cada día, cada artículo, cada intervención, nos aproximan más.

    Gracias, y disfrutad.

  21. Me ha alegrado mucho leer vuestro relato. Desde que os conocí me habéis dado envidia sana, ya que para mí hubiera querido la relación tan estrecha que tenéis padre e hijo en cuanto a afición. A mi padre no podría montarlo en un kayak ni atado de pies y manos, jeje.
    Deciros que es un honor conoceros y haber compartido unas paladas con vosotros.
    Un abrazo muy grande a los dos que os lo merecéis.

  22. Aleva said

    Enhorabuena a Carlos y Jose María, por estos bonitos y emotivos relatos que a todos nos hacen tener que contener nuestras emociones, magnificadas estas llegado el caso de estar uno en el ecuador, ser hijo y padre a la vez.
    Mirando hacia arriba, en mi caso, a mi padre no le gustaba la pesca, y uno tiró de afición uno sólo, pero… mirando para abajo, ay Dios!!!… QUE ME SALGA PESCADOR!!!
    Seguro que más de uno tiene este mismo pensamiento, y querrá disfrutar como lo hacen nuestros compañeros, el tiempo lo dirá (como dice otros compañeros, si le gusta bien, y si no pues iremos a sus gustos).
    Esto ya no es valorar una afición, son sentimientos…esencias de la vida…

    QUE SIGAIS DISFRUTÁNDOLO POR MUCHO TIEMPO COMPAÑEROS!! Y, por supuesto, NOS VEMOS EN LA MAR! GRACIAS POR COMPARTIRLO!

  23. Bokeron said

    Escribo estas líneas con lágrimas en mis ojos, no es broma. Un cúmulo de recuerdos se me han agolpado y han traido a flote un montón de emociones que guardo en mi corazón. Gracias a Sir Owen’s por ese recuerdo…Cuando por desgracia falleció mi padre con el que he vivido tantas jornadas de pesca lo compartí con los compañeros de Peskama más allegados porque sentía que debía hacerle un pequeño homenaje a un COMPAÑERO que se iba.
    A los dos protagonistas de este bello relato deciros que aprovechéis cada minuto vivido porque es ÚNICO tanto si hay peces como si no. Os envidio, ojalá no tuviese que tirar de recuerdos y pudiera vivir aunque solo fuese un día más de pesca con mi padre.
    Un muy fuerte abrazo y gracias por describir de forma tan emocionada vuestras vivencias.
    Un saludo.

  24. nautilus 11 said

    Yo también crecí pescando junto a mi padre, por desgracia ya no lo tengo a mi lado, pero sigo por su culpa con ese veneno enganchado a mis venas de la pesca; ahora como vosotros también en kayak. Buen artículo me ha gustado mucho…
    Un saludo

  25. Amigos Samurais,

    Una vez más, me habéis sorprendido muy gratamente con vuestro relato. Carlos, amigo, increíble la capacidad de descripción y análisis de la vida, con la juventud que calzas. Nos has dado toda una lección de buen observador y nos demuestras que sabes apreciar los valores de la vida, de la familia, de la naturaleza. Has calado en los sentimientos de todos y nos has hecho reflexionar, seguro, y has expresado con todo tipo de detalles lo que sentimos muchos y no sabemos a veces transmitir.

    Mi buen amigo José, te felicito por que has conseguido inculcar a tus hijos unos valores, que hoy en día están en vías de extinción, a través de la pesca y de la pesca en kayak, ultimamente. Además, has compartido con todos nosotros tus inicios llenos de nostalgia y que también nos han traido muy buenos recuerdos.

    Desde que os conocí, me cautivó vuestra historia, sobretodo, como comentan los compañeros, por la envidia sana que nos despertáis, poder compartir nuestra gran pasión con nuestros hijos, efectivamente, es el sueño de un hijo y la pasión de un padre y viceversa también. Pero por encima de todo, la admiración mutua que os profesais, eso es impagable.

    Deciros desde aquí, que sois unos excelentes pescadores pero aún sois mejores personas y eso hace grande esta afición.

    Mi más sincera enhorabuena a los dos por este gran artículo, tan emotivo y original, y agradecer que lo hayais compartido con todos nosotros.

    Gracias por brindarme vuestra amistad y espero compartir pronto la mar con vosotros.

    Un abrazo amigos Samurais

    Ricard “Acuario”

  26. Gracias Carlos y Jose María por el relato.De alguna forma yo he llegado también a la pesca gracias a mi padre y eso que el no ha sido pescador sino cazador.Desde los cuatro o cinco años empecé a acompañarlo en sus salidas al campo, por lo que desde muy temprano fue calando en mi la afición al Aire libre y de esta a la pesca.

    Tenemos que inculcar a nuestros hijos buenos hábitos y aficiones,como la pesca,pero sin atosigarlos;luego si nos salen futboleros ¡que le vamos a hacer!

    Un saludo.

  27. zuaco said

    Mi padre ha sido monitor de submarinismo, practicó taekwondo,tenis y atletismo, se sacó el curso de piloto de avionetas y ha sido el juez de canaricultura con más años de dedicación hasta que se retiró hace poco. Con casi 77 añitos se levanta a diario a las seis de la mañana y corre unos cinco kilómetros por el paseo marítimo. Por la tarde dos horas de gimnasio y una de sauna… uf! imposible seguirle… aunque durante mi época de soltero hemos compartido varias de las aficiones, la pesca se nos ha resistido. Es cierto que esa unión tiene una magia difícil de explicar, y vosotros lo habéis hecho de forma preciosa y emocionante.

    Enhorabuena y gracias por este ratito de buenos recuerdos.

  28. Juanfra said

    Veo que a la mayoría de los que compartimos la afición de la pesca nos ha venido por la influencia de nuestro padre, parece que la pesca cala hondo desde muy jóvenes y la llevamos para siempre con nosotros, aunque haya etapas en la que duerme siempre vuelve a resurgir para hacernos disfrutar y sentirnos parte de la naturaleza.
    Lo vuestro es grande, debe ser muy gratificante compartir esos momentos que nos describes, juntos padre e hijo, más aún por la diferencia de gustos entre diferentes generaciones.
    Gracias por este bonito relato que me ha llevado a la memoria momentos lejanos en el tiempo, yo también pescaba carpas con pan y una aguja de costura. Os deseo que sigáis pescando juntos durante muchos años.

    Saludos,

    Juanfra

  29. Iñigo said

    Que preciosidad de artículo. Gracias a Samurai por escribirlo. Me ha dado una envidia del recopón bendito.
    Yo ya tengo preparado el Freedom doble con los cañeros con la ilusión de compartirlo con mi hijo de 14 años y mi hija de de 12 años. La afición a la pesca ya la tienen. A ver si hay suerte.

  30. Pingu said

    Felicidades por el artículo a ambos!

    Con vuestras palabras llenas de sentimiento, sinceridad y sobre todo pasión por aquello que compartís padre e hijo, habéis conseguido que una chica que nunca ha estado en contacto con esta vocación tan peculiar y singular tenga la sensación de felicidad y satisfacción que vosotros experimentáis con cada vivencia con la mar.
    Gracias por deleitarnos con tan especiales momentos y compartirlos con todos nosotros.

    Un abrazo desde Barcelona.

    Nos vemos pronto…

  31. ROMAR said

    envidia sana compañeros ,
    yo tengo un crio con tres años y ojalá sea como tú, los vellos de punta, ¡qué bonito! si señor chapo compañeros.

    Tu padre tiene que estar muy orgulloso y tú más. No cambies que vas por buen camino. y que ninguna novia te separe de tu afición ja ja ja,.
    saludos `ROMAR

  32. Javi. said

    Por mi parte deciros que debe ser increible pescar en grupo Padre-Hijo, enhorabuena por ese equipo que formais.
    Mi padre me metio el gusanillo de la pesca, pero el ya lo dejó y yo sigo dandole caña todos los findes para que me lleve a pescar, por suerte, aunque a el no le gusta me sigue llevando a la playa semana tras semana.

    Aún recuerdo con mis apenas 5 añitos asustar a mi hermana con los pulpos que mi padre cogía.

    Un Saludo.

  33. Caballa said

    Vuestras palabras y experiencias pesqueras desde la más tierna infancia nos han traído recuerdos que a muchos nos han emocionado de una forma tal que resulta complicado expresarlo con palabras. En mi caso, siempre recuerdo a mi padre junto a su caña de surfcasting de bambú y su cesta de mimbre en el que guardaba los que para mí entonces eran enormes peces. El año pasado cambió su vida drásticamente después de sufrir un infarto durante una angioplastia coronaria para precisamente solventar un grave problema en sus arterias. Afortunadamente hoy se encuentra bien, muy bien diría yo y mi último regalo fue un nuevo equipo de surfcasting que espero estrene muy pronto con las primeras doradas de la primavera. Pero él sigue insistiendo que quiere subirse a un kayak conmigo…

    Mis primeros recuerdos empiezan con el primer día de pesca, llegamos muy temprano a la playa y con tan solo 4 años estuve todo el día con una caña de mano de bambú esperando la picada de algún pececillo… ya estabamos cultivando la paciencia del pescador…

    Carlos, ha sido una grata sorpresa la madurez de tus palabras, más aún sabiendo que dentro de poco cumplirás tan solo 20 años. A través de las palabras de Jose Maria, tu padre, sabemos todos lo orgulloso que está de tener a su lado compartiendo mucho más que unas paladas a un buen hijo.

    Desde Peskama quiero daros las gracias por todas estas cosas que he citado y por otras muchas que se quedan en el tintero. Un placer y una suerte contar con vuestra experiencia que demuestra una vez más que la pesca desde kayak es mucho más que la simple captura de un pez.

    Un abrazo
    Arturo “Caballa”

  34. CAÑERO said

    Muy bonito.

  35. Raspacejo said

    Como vosotros, yo tengo la suerte de poder compartir también de vez en cuando jornadas con mi padre, que fue el que me inculcó esto de la pesca, y también desde pequeñito pude disfrutar con él y mi abuelo de aquellas hermosas mañanas de pesca con la corchuela. Ahora ya, por cuestiones físicas, mi padre pesca en su barco y yo desde mi kayak, pero estoy seguro que a mi padre le encantaría compartir jornada desde mi “plástico”.
    Muchas gracias por vuestro relato, me habéis hecho recordar muy buenos momentos.
    Un saludo a todos.
    “Raspacejo”

  36. Estos relatos nos evocan a todos muy gratos recuerdos de nuestros comienzos, siempre de la mano de nuestros padres o algún familiar cercano que nos metiera el venenillo desde pequeños.

    En tu caso el poder seguir disfrutando durante toda tu vida pesquera de la mejor compañía que una persona puede tener es un lujo. Os deseo todo lo mejor a los dos, y que las capturas no cesen para vosotros, os merecéis grandes peces.

    Saludos.-

  37. esquimal said

    Corren tiempos difíciles para la juventud atraidas como polillas a la luz por paraisos artificiales mientras oscuras mentes les preparan un futuro de semiexclavitud y mutua depredación.
    Es este artículo un soplo de aire fresco.
    Honrarás a tu padre y a tu madre no es sólo un mandamiento cristiano si no una máxima consustancial a la especie humana.
    De vez en cuando es necesario sacudir conciencias cuando la brújula de la vida parece que se ha desnortado.
    Gracias por este emotivo y ejemplar artículo y enhorabuena a ambos.

  38. fernando toledano said

    MI querido amigo leido tu articulo solo puedo decirte que llega adentro y mas cuando compartes deportes y aficiones gracias y nos veremos NANDO.

  39. JoseM 'Samurai' said

    Si este artículo ha conseguido que los recuerdos personales, que de alguna manera todos compartimos, os hayan hecho revivir vuestras propias experiencias y sentimientos hacia un padre, hijo o un buen amigo, me alegro por todos vosotros, pues habéis tenido la inmensa suerte de vivirlos.

    Yo nunca me hubiera imaginado lo feliz que me sentiría al leer el articulo escrito por mi hijo Carlos, y por vuestras respuestas llenas de sinceridad que os prometo han hecho que las lágrimas inundaran mis ojos. No me avergüenza decirlo, eran de felicidad y, la verdad, es muy difícil expresar en estas líneas vuestra simpatía. Espero poder, de alguna manera, agradeceros a todos: ojala pudiera estrecharos mi mano y compartir con todos vosotros esos momentos mágicos.

    A Arturo ‘Caballa’: darle las GRACIAS por el impresionante trabajo que esta realizando. Muchas gracias por ser como eres. PESKAMA es la ventana donde todos nos sentimos unidos por este, más que deporte, mundo del KAYAK, el MAR, la NATURALEZA.

    A Ricard ‘Acuario’: sin tu insistencia este articulo no se habría publicado, tu amistad es el mejor regalo que te puede hacer en la vida un AMIGO, gracias.

    ‘Bokeron’: por desgracia la vida nos quita a nuestros seres más queridos, sé lo que te digo pues por desgracia he perdido a familiares muy directos, pero estoy seguro que cuando sales con el kayak tu padre te acompaña siempre. Hazle disfrutar, de esa manera nunca morirá. Los míos siempre están cerca y es por eso que mi kayak a veces pesa tanto.

    Agradeceros a todos vuestra amistad y tanto si salís en kayak, como si lo haréis en un futuro, mirad a vuestro lado pues Samurai kayak, Carlos y José Maria os acompañan, surcando palada tras palada el camino de nuestras propias vidas.

    UN ABRAZO A TODOS Y TAMBIÉN A ELLAS.

    NOS VEMOS EN LA MAR

  40. gabriel martin said

    Entrañable articulo, siempre es un placer leer y compartir las experiencias de los compañeros, y más si cabe cuando son compartidas por un padre y un hij@.
    Un saludo.

  41. kiko said

    Bueno samurai; has conseguido emocionarme una vez más.
    Ya te lo conté, por telefono y en tu blog, que es sensacional esa paz interior que se respira cuando estás sobre tu kayak con tu hijo, hablo por experiencia y disfrutas de esos momentos y solo con ver la cara de emocion de tu hijo cuando saca su pez… eso no tiene precio. Yo recuerdo aún su primer pez, èl lo pesco con solo 8 añitos, en mi kayak, fue su orgullo durante mucho tiempo para sus amigos y estuvo contando la anecdota durante no se cuanto tiempo, tal y como te digo, intentemos que nuestros lazos padre e hijo sigan por estos derroteros y creemos a los hombres de bien del mañana, a seguir disfrutando, un saludo desde la guardia de bomberos…

    kiko

  42. chancleto said

    Impresionantes como siempre Samurais, me quito el sombrero

    Yo soy otro de los que se llena de envidia sana al ver a un padre y un hijo compartir un interes comun con tanto entusiasmo.

    Espero que sigais asi, y siendo tan buen gente.

    P.D.: A ver si nos volvemos a ver en alguna salida, que no hemos coincidido desde el delta

  43. jorge said

    Felicidades, por hacernos revivir momentos ya pasados. Pues como todos tuvimos, un padre y una madre, que nos enseñaron y cuidaron, para hacer de nosotros, lo que hoy somos.
    Yo tambien soy un afortunado, desde muy pequeño mi padre me llevo al campo, a disfrutar de la naturaleza, caza, pesca, coger esparragos, pasear, ver, saber y entender ese mundillo. Recuerdo cuando me decia ese pajaro es tal especie, y yo pensaba como puede saber que es tal o cual, yo pensaba lo dificil que resultaba saberlo, hoy gracias a él aprendi. O como podia ver, saber o intuir donde estaban los peces esperando que lanzara una cucharilla, para ver como los clavaba con su caña. Por eso, por una vida compartida de muchisimos años, mas de cuarenta en mi caso, y ahora a su vez, con nuestros hijos/as, vemos los sacrificios, mejor dicho los esfuerzos que nuestros padres hicieron para que en el sueño de un padre se viera nacer la aficion de un hijo.
    Una vez más, gracias por refrescarnos la memoria, con nuestras vivencias de jornadas, con nuestro mejor amigo, compañero y maestro.
    Un beso muy fuerte para mi padre.

  44. james said

    Sin palabras, precioso artículo, ojala algun dia cuando tenga un hijo pueda compartir las mismas experiencias que compartis vosotros.Un saludo.

  45. alejandro fernandez lozano said

    muy bueno el articulo y las fotos nos vemos

  46. roni said

    tengo un hijo de 7 años y casi siempre que puedo lo llevo con migo y la verdad que teneis razon es un sentimiento maravilloso el estar junto a el y ver como saca un pez y lo disfruta,me ace sentir orgulloso de ver como le atrae esta gran pasion “la pesca desde kayak” saludos y felicidades por tan bonito post

  47. Nunca pensé en escribir esto, ni que las expectativas soñadas por unos pocos se superaran con creces. Y eso, es sólo gracias a la colaboración de todos nosotros. La colaboración de sentir lo que es la pesca en kayak, lo que es el mar, lo que es la naturaleza, lo que son las personas… Quizás es en estos momentos de reflexión cuando uno se da cuenta de que el esfuerzo merece la pena. Y es el esfuerzo diario de todos el que nos da las recompensas, multiplicándolas exponencialmente.

    El ruido nos tapa los oídos continuamente, pero algunos nos damos cuenta de ello y nos paramos a escuchar. Es por eso que os doy las gracias a todos, por pararos un momento y pensar en vosotros mismos, en la vida, en el placer que produce sentir la brisa del mar acariciando vuestros rostros, la luz cálida del sol al amanecer que se entremete por las pupilas de los ojos brillantes… Y el mundo seguirá girando y girando, al igual que nuestras vidas. Pero es sólo escuchándolo cuando realmente uno se siente bien consigo mismo y con lo que le rodea. Es sólo gracias a unos oídos atentos que este artículo ha podido ser tan bien recibido, y es por lo mismo que este mundo crece y crece cada día más. Un mundo unido a unas voces y unos oídos que son los que lo producen y reproducen.

    Gracias por saber hablar, pero sobretodo, y lo más importante, por saber escuchar.

    Un abrazo a tod@s.

    Carlos ‘samuraikayak’

  48. Wasabi said

    Hola Carlos Y Jose María

    Qué bueno es este artículo; los hay muy técnicos y otros que narran experiencias personales y estos últimos quizás no nos ayuden a conseguir mejores peskeras, pero si a enriquecernos humanamente.
    Este es quizás el artículo que más me haya removido por dentro, lleno de sensaciones y emociones que, tristemente todos los padres e hijos no tienen la posibilidad de vivir del modo que lo hacéis ustedes.
    Todo el mundo no tiene la oportunidad o la clarividencia de darle la importancia que se merecen las cosas, y pienso que “lo claváis”
    Enhorabuena por cuidar lo importante y por recordárnoslo a los demás
    seguid disfrutando como enanos y Carlos, cuídalo mucho que es el único que tienes
    Saludos sinceros
    Carlos “Wasabi”

  49. joaquín said

    Hola Carlos,

    Te felicito por el articulo, nosotros también somos padre e hijo enamorados del mar y de la pesca, y es por ello que el artículo nos ha tocado la fibra. Habitualmente salimos a pescar en barca en la zona del Delta del Ebro y casi unicamente en la modalidad de spinning, y lo cierto es que en verano disfrutamos como enanos. Pero, desde que este verano vimos un vídeo de pesca en kayak, no hemos podido resistirnos a la tentación de probar esta modalidad.
    El Kayak ya lo tenemos, y si el tiempo lo permite lo estrenaremos este sábado. A propósito también es un ocean quatro pesca.

    Nada más, que sepas que no eres el único chico que alguna vez miran como un bicho raro, mi hijo Guillem (de 14 años) ys le llama kayakmen en el cole.

    Felicidades de nuevo,

    Joaquín “tranqui”

  50. belgar01 said

    Soy padre de diez hijos, 6 hombres y 4 mujeres, a todos los he montado en kayak y desde bien pequeños los he llevado a pescar y hemos pasado noches enteras en los acantilados.

    Tengo 57 años y me has hecho retroceder hasta mi infancia. Estoy escribiendo esto y estoy emocionado.

    Se juegan a cara o cruz para ver a quien le toca salir con el kayak,

    Muy bueno el relato – Gracias de corazón – Enhorabuena a los dos.

  51. esbirro said

    buaa, gallina de piel, Hola Carlos, José María soy Jordi el Esbirro, muy bonito impresionante, ya sabeis que yo tengo uno de dos plazas como vosotros, solo pienso en el peque que se haga un poco más grande para montarlo y disfrutar de padre a hijo, es una experiencia que nunca se podrá borrar de la mente el poder estar juntos en una afición como la pesca.

    Me he acordado de mi niñez con mi hermano no parabamos de ir a pescar, todos jugaban a pelota y yo mi hermano venga a tirar gusanos al mar.

    Eso segarras tan deseados, el pasa gusanos y el pasa sardinas, todo la caja de pesca etc.

    Espero veros dentro de poco

    Soys genailes ya lo he podido comprobar en directo un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: