PESKAMA

Pesca en kayak en el mar

  • Categorías

  • ¿Qué publicamos en…?

    Radio VHF - La emisora Marina a Fondo (2012) Autor: Luis "Carcharinus" radiovhf2_165

    La culpa fue de mi Hermano (2011) Autor: Juan "Argonauta" jg_09_q65

    Dentones de Otoño (2010) Autor: Arturo "Caballa" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    El Pescador pescado (2009) Autor: "Txitxarro" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Bailando al Alba (2008) Autor: Edu "Raspacejo" pajareraBailas_165

    Horizonte (2007) Autor: Patxi Amantegui Goliat_165

    Pulse sobre las imágenes para ver el artículo
  • Comentarios recientes

    kayadoc on Como en el Trópico
    Margarita Fernández on Que hacer en caso de: picadura…
    rafa on Test del Freedom Pesca de Perc…
    Jose on La sonda de pesca
    Alex on Turbina propulsora para k…
    juan on Pescando Bacoretas desde …
    Ruben on Radio VHF – La Emisora M…
    Francisco on La sonda de pesca
    Sir Owens on Boya rápida de fondeo para…
    peskol on Boya rápida de fondeo para…
  • Utilidades

  • Archivos

  • Registro

  • Introduzca su correo eletrónico para suscribirse a Peskama y recibir notificación de las actualizaciones y novedades del Blog.

    Únete a otros 2.657 seguidores

  • Habla con nosotros

    Peskama en Skype
  • Síguenos en Facebook

  • Síguenos en Twitter

    Peskama en Twitter
  • Noticias

    Colaboración de Walter Tanero

    hg&tanero2_165

Lubinas a Curricán desde Kayak

Posted by Caballa en 30 noviembre, 2012

Hemos tenido la suerte de ser testigos en directo de la evolución de la pesca desde Kayak en nuestro país, y hemos podido observar que especies tan difíciles de capturar como el dentón, la sama, la dorada, la chova, el palometón, el mero, el abadejo y la corvina, han empezado a formar parte de los éxitos de pescadores recreativos que han optado por este tipo de embarcación, y han dado buena muestra de ello tanto en Peskama como en otros blogs de pesca en kayak. Pero estaréis de acuerdo conmigo que estas especies que acabo de citar se dan en lugares muy concretos y con técnicas locales muy depuradas que estos pescadores con su buen hacer son capaces de subir a bordo conociendo como nadie tanto la especie como la zona en los que poder pescarlos.

Ahora bien, tenemos la suerte de poder tentar a un pez al que a lo largo de estos últimos años le han acompañado toda una serie de contradicciones acerca de su comportamiento y formas de pescar, del que he podido recopilar mucha información a partir de mis propias vivencias y la de otros pescadores llegando a la conclusión de que los procedimientos empleados para desarrollar técnicas locales son perfectamente válidos en otros lugares, otras costas e incluso fuera de nuestras fronteras.

Podemos creer que la técnica es sencilla, largamos nuestra línea, le ponemos nuestro mejor señuelo y a palear, pero tal y como nos ha demostrado la experiencia, la pesca de la lubina (Dicentrarchus labrax), sea cual fuere su técnica, requiere de una especialización precisa partiendo de la preparación del material y conociendo de forma exacta cuales son los lugares en los que la loba del mar va a cazar, así podremos presentar el engaño despertando sus sentidos y manteniendo en alerta los nuestros para registrar todos estos elementos que a la postre enriquecerán no sólo nuestro bagaje como pescadores recreativos sino el conocimiento de una especie muy presente en todos nuestros mares.

Ciertamente, tal y como dijo el prolífico autor Emilio Fernández Román, “El placer de pescar va más lejos de cualquier técnica, pero sin técnica no se consigue pescar gran cosa“, y por ello voy a tratar de aportar todos los conocimientos que he adquirido desde el primer día que tuve la ocasión de tener al otro lado de la línea a la “Reina de la Espuma“, hace ya muchos años, pero en esta ocasión a curricán y desde kayak… suban a bordo.

Intro…

Nuestras primeras incursiones en el mar a bordo de nuestra embarcación están sistemáticamente asociadas al ineludible paseo de la muestra mientras recorremos las aguas de la playa en la que estamos veraneando. Claro que de esta forma será muy difícil conseguir alguna captura de esta especie y más aún repetir, dado el caso. Para que nuestro esfuerzo físico paleando durante horas no sea en vano será conveniente reunir la información necesaria sobre el lugar, el momento y el equipo adecuado para aprovechar al máximo nuestras posibilidades de captura. Gracias a los momentos vividos con grandes especialistas de este tipo de pesca, en aguas muy diferentes dado el grado de estacionalidad de esta especie, tal vez no resulte aventurado tratar de compartir mis propias experiencias en relación a su pesca y muy particularmente a la práctica desde kayak.

Recopilando información…

Se han escrito muchísimas páginas sobre la lubina (Dicentrarchus labrax) y su pesca, dedicando la mayoría de ellas a las claves de cada una de las técnicas relacionadas con los equipos, los señuelos y las líneas a utilizar. Sin embargo debemos aprender a interpretar lo que la propia naturaleza nos enseña, saber leer una playa, determinar el lugar de la doble rompiente, la zona más caliente de una desembocadura, la ubicación de una poza en la ría, conocer el roquedal emergente en función de la marea, y estos son solo algunos ejemplos.

Hermosa lubina capturada en Invierno

Muchos de estos datos saldrán también de largas conversaciones con otros apasionados de la pesca de la lubina que nos ilustrarán sobre su zona de pesca y los factores que hacen que en cada una de sus jornadas vuelvan a casa con alguna captura. Resulta muy útil e interesante anotar las características de las lubinas que subimos a bordo, destacando su peso, su longitud, su sexo, el contenido de su estómago y las condiciones en las que se ha producido la picada para, con el tiempo, aprovechar al máximo nuestras salidas al mar a la vez que conocer mejor a este magnífico pez.

Desde el kayak…

La gran ventaja de pescar desde este tipo de embarcación es que amén del sigilo en su desplazamiento podremos mover nuestros señuelos en aguas muy someras en las que no tendremos opción con botes de mayor calado, de forma que podemos hablar de un curricán de superficie que sólo se puede llevar a cabo con un kayak. Una vez localizado el punto caliente podremos hacer varias pasadas sin asustar al banco de peces.

El Horizon130 de Pelican del Autor

Para estas jornadas de pesca utilizo un autovaciable, en concreto el modelo Horizon 130 de Pelican, que ha distribuido Omei en España, porque el particular diseño en V de su casco me permite una rápida y cómoda navegación paleando largas distancias en un solo día. Si bien la mayoría de los kayaks tienen cañeros empotrados situados tras el asiento, he instalado unos accesorios de Scotty que permiten la colocación de las dos cañas que utilizo por delante de mi posición y de esta forma poder controlar los punteros que me indicarán en todo momento la correcta natación de mis señuelos, reaccionar rápidamente tras la picada y vigilar los posibles enganches con las algas u otros objetos que por desgracia nos encontraremos en el agua.

Otros modelos de kayaks, de los que tenemos buenas muestras en nuestro Banco de Pruebas, con excelentes condiciones marineras nos permitirán practicar esta técnica de pesca en óptimas condiciones, como por ejemplo el Triumph13 de Perception Kayaks, los modelos Tarpon140 y Tarpon160 de Wilderness Systems, o bien el Prowler 4.3, Prowler Elite 4.5Trident 13 o su hermano mayor el Trident 15 de Ocean Kayak. Hay muchos más, pero cito estos últimos por ser los más conocidos por la mayoría de nuestros lectores.

Dónde y cuándo buscarlas…

Determinar exactamente en qué lugar y en qué momento vamos a encontrar las lubinas resulta realmente complicado, pero existen movimientos estacionales condicionados por la temperatura del agua y la disponibilidad de alimento que nos permitirán establecer el mejor periodo para pescarlas en una zona concreta.

Pescando a bordo del antiguo Caster11.5

De forma generalizada se puede establecer dos períodos, a saber; en los meses de primavera, verano y otoño podremos encontrarla en aguas poco profundas y calientes en la que buscará aguas revueltas y muy oxigenadas, y durante los meses de invierno buscarán la estabilidad térmica de las aguas profundas, en las que seguirán alimentándose siempre y cuando la temperatura esté por encima de los 8 grados centígrados, algo improbable en el Mediterráneo pero que sí puede ocurrir en zonas atlánticas y cantábrica.

Lubinas que no han podido resistirse al MaxRap de Rapala

Uno de los periodos en los que podremos conseguir grandes ejemplares cerca de la orilla es justo después de la puesta, que en el Mediterráneo tiene lugar durante los meses de Invierno, ya que tienen que reponer fuerzas y la ausencia de peces pastos en aguas profundas los lleva a perseguir los alevines en aguas muy someras. Dado que son peces eurohalinos, es decir, que pueden soportar grandes diferencias de salinidad comprendidas entre el 0,5% y el 40%, son capaces de remontar rías hasta llegar a aguas casi dulces y será durante esos momentos tan precisos que permanecerán un par de semanas junto a sus desembocaduras. Un ejemplo que confirma lo dicho es el hecho de las numerosas lubinas que se pescan cada año en el río Guadalquivir a su paso por Sevilla, en plena Torre del Oro o en la orilla del mismísimo barrio de Triana.

Pescando a curricán cerca de la desembocadura del Guadalhorce (Málaga)

En el Mediterráneo las variaciones de temperatura no son muy grandes, salvo en las inmediaciones del Estrecho, y por tanto podremos encontrar la lubina en aguas someras durante todo el año. Pero en verano las actividades estivales la alejarán de sus zonas de caza que sólo visitarán o bien a primera hora de la mañana o a la caída de la tarde, siendo mucho más activas durante la noche en la que no podremos pescarlas porque la navegación en kayak solo está permitida desde el orto hasta el ocaso dando paso al spinning desde costa.

El espigón de Huelva

Para mí los mejores meses de pesca de la lubina a curricán desde kayak son abril y noviembre, el primero porque aumenta la temperatura y empiezan a aparecer numerosos organismos, cangrejos, camarones y quisquillas cerca de las zonas rocosas, pequeños peces, sin olvidar a las pulgas de mar que durante la bajamar poblarán las algas que queden al descubierto, que le sirven de sustento mientras el tiempo sigue siendo algo inestable con cielo cubierto y mar movido, y el segundo porque se produce el reagrupamiento de la lubina para el período de reproducción en torno a sectores rocosos, pasillos con fondos de arena, playas de fuerte pendiente, espigones, playas de guijarros, diques y defensas portuarias, zonas de algas y fondos de arena entre rocas, cazando cuanto se les ponga por delante perdiendo parte de su desconfianza por la habitual agitación de las aguas en este periodo.

Pescando a curricán desde el kayak podemos prospectar sistemáticamente todas las zonas que hemos descrito que pueden ser querenciosas para la lubina, pero no olvidemos que tendremos que conocer y comprender cuales son sus puestos de caza preferidos cumpliendo una de las máximas del reino animal, si existe un lugar en el que hay abundante alimento y además resulta fácil conseguirlo ahí estará la lubina, ya solo se trata de pasear la muestra adecuada en el momento oportuno.

Factores que determinan las condiciones de pesca

Si bien resulta de suma importancia saber dónde localizarlas no lo es menos conocer los factores que determinarán las condiciones de su pesca. De esta forma tenemos que conocer la influencia del viento y de las precipitaciones en la claridad de las aguas, su temperatura a lo largo del año, los coeficientes de marea más propicios junto con las tablas sol-lunares, las horas de la marea, las corrientes y la profundidad de nuestra zona de pesca. Además de toda esta información, tendremos que estar pendientes de la presión atmosférica, procurando salir a pescar cuando sea alta lo que nos dará un tiempo estable y más favorable para pescar.

Bonita mañana de pesca para tentar a las lubinas a curricán

Se ha comprobado que variaciones bruscas de la presión atmosférica influyen negativamente en el comportamiento de las lubinas, algo que también ocurre con otras especies depredadoras.  En cuanto a las mareas si bien en la zona Cantábrica o Atlántica es muy significativa por su magnitud, en el Mediterráneo también han de tenerse en cuenta porque sí que influirán en las corrientes que pueden producirse en algunas zonas. Por esta razón resulta fundamental la toma de datos, a la que nos hemos referido anteriormente, que a la larga será una información muy valiosa para tener éxito en nuestro propósito de captura, y que en algunos casos como el mío sirve además para establecer una base de datos ictiológica que me ayudará a establecer una fórmula matemática de crecimiento, pero de esto ya hablaremos en otro momento.

Una preciosa lubina hembra de la que guardo todos sus datos

Particularidades del curricán desde kayak…

Señuelos

En cuanto a los minnows, dado que la acción del señuelo se producirá por tracción de la línea al palear tendremos que utilizar aquellos que tengan un marcado “wobbling”, definido como el coleteo del señuelo en una recogida lineal, así como un efecto de “rolling”, que equivale al movimiento alrededor del eje longitudinal en una recogida lineal mostrando al depredador los flancos del señuelo, características que se verán reflejadas en la continua vibración del puntero de la caña. En función de la posición de los contrapesos que determinará el centro de masas, el babero en forma de uña, el diseño del propio señuelo y la velocidad de navegación tendremos unos movimientos más o menos acusados.

Movimientos fundamentales del señuelo de curricán para Kayak

Tendremos pues que fijarnos bien si el señuelo que tanto nos ha gustado en el catálogo on-line o bien en la tienda, tiene la acción apropiada para pescar a curricán desde kayak, para lo que nos vendrá muy bien dedicar un tiempo a probarlos dejándolos nadar junto a nuestra posición y, de esta forma, descartar aquellos que si bien para pescar a spinning son muy recomendables no servirán para desencadenar el ataque de la lubina desde nuestra embarcación. Mi recomendación es que todos los minnows sean del tipo “floating” y si acaso algún “suspending”, así, cuando dejemos de palear para atender a una de las cañas, el señuelo no caerá hasta el fondo enganchándose y provocando su pérdida. No suelo utilizar señuelos de más de 12cm salvo en caso muy excepcionales, medida que coincide con la mayoría de los peces que he encontrado en el estómago de las lubinas que he capturado.

XRap de Rapala (suspending)

En aguas tan someras como a las que podemos acceder con nuestra embarcación resulta muy conveniente el uso de vinilos. Para ello tendremos que ayudarnos con bombetas que deben necesariamente ser flotantes para mantener el vinilo en la superficie del agua. Existe una gran cantidad de modelos entre los que elegir, pero aquellos que más se parezcan al lanzón, a las pequeñas lisas o las crías de boquerones serán los que más éxitos nos proporcionen.

Señuelo fabricado artesanalmente por Paco “Kurricán” llamado plumi-pepón

Señuelos con vibración, la lubina es sensible al sonido y a las vibraciones siendo capaz de detectar sonidos hasta distancias de 15 metros, por lo que si sumamos a las características que hemos mencionado la de producir vibraciones gracias al desplazamiento en el interior del cuerpo del señuelo conseguiremos aún en aguas con poca visibilidad que se acerquen al lugar de donde procede esta perturbación.

Una lubina que no ha resistido la acción del Jubarino de Molix

Cañas

Existen en el mercado un amplio abanico de marcas y modelos cuyas características cumplen con creces los requerimientos de este tipo de pesca sin necesidad de realizar un desembolso excesivo. Su acción parabólica o semiparabólica junto con una sensibilidad adecuada de su puntero debe permitirnos seguir la correcta evolución de los señuelos en el agua. Por otro lado, en el momento de la picada y debido a la brusquedad con que esta se da en acción de curricán debido a la contraposición de fuerzas cuando el pez pica frente a la inercia del movimiento del kayak en sentido contrario, una caña sensible hará las veces de amortiguador de la picada para no rasgar la sensible boca de la lubina a la vez que mantendrá perfectamente la tensión de la caña mientras soltamos la pala y sacamos el conjunto del cañero.

Lubina capturada con una caña de Lamiglas de 15lb

Buscaremos pues cañas de acciones comprendidas entre 5 y 20 libras, con un blank de dos tramos y una longitud mínima de 1,8m, en caso de utilizar minnows, y máxima de 2,4m si vamos a tentarlas con vinilos y bombeta. Ejemplos como la Intrepid Boat de Shakespeare distribuidas por Grauvell, la Sea Master de Linea Effe o la Beast Master de Shimano son perfectamente válidos como han demostrado con sus capturas en diferentes aguas de nuestro país en manos de nuestros colaboradores, sin olvidar el amplio abanico de otros fabricantes como Maria, Renzo, Sakura, Hart, Tenryu, XZoga, Major Craft y Lamiglas.

Punteros Híbridos

Amén de la sensibilidad mencionada, no debemos obviar la potencia de la caña, capaz de soportar y aguantar las embestidas de la lubina y que nos permita una recogida sin sobresaltos y que nos haga disfrutar al máximo de la lucha. Aquí, en un punto y aparte podemos situar las cañas con punteros de fibra de vidrio mezclado con distintos materiales sintéticos, conocidos también por cañas/punteros “híbridos”, y conocido entre los pescadores fondeados por “barba o pelo de ballena”. La elasticidad, curvatura y resistencia que alcanza este material es increíble, siendo prácticamente imposible su rotura. En caso de producirse una curvatura extrema simplemente se doblan pero no rompen.

Hay en el mercado cañas de este material de diferentes durezas, además de que existe la opción de comprar el puntero tal cual, existen muchas tiendas de pesca que comercializan los punteros sueltos, es decir tramos (blank) desnudos, a los cuales luego sólo tendremos que adaptar el enchufe para que se acople al tramo intermedio de nuestra caña, y adecentarlo con las anillas correspondientes, por lo que no tendremos que comprar una caña nueva para pescar lubinas a curricán pudiendo aprovechar el equipo que ya tengamos en casa. Eso sí, al anillar estos tramos debemos ser extremadamente cuidadosos con el reparto de anillas, respetando al máximo la curvatura del puntero y teniendo muy presente el “nervio” o “espina” del tramo, es decir la curvatura natural del puntero. Así mismo, entre estos punteros híbridos hay un amplio abanico de durezas, para lo cual será la intuición y el tacto del pescador el que le llevará a seleccionar el más adecuado, teniendo en cuenta siempre la premisa para lo que vamos a usarla, por lo que a sabiendas de ser punteros flexibles de por sí buscaremos aquellos que sean algo más duritos de lo normal, es decir, no vamos a practicar pesca fondeada, sino curricán..

Carretes

La pesca de la lubina a curricán no requiere carretes muy potentes pero sí de buena calidad por ser desde kayak. En la mayoría de los casos nos valdría un equivalente Shimano 4000 a 6000 al que conviene hacerle un exhaustivo mantenimiento para poder utilizarlo durante varias temporadas y que podríamos utilizar perfectamente para otras técnicas como el spinning o la pesca fondeada. En la actualidad estoy utilizando el Shimano Saragosa 6000, un carrete de gama media potente y versátil que también utilizo para jigging ligero y para la pesca fondeada.

Caña, carrete y señuelo listo para la acción

No siempre he utilizado carretes de media o alta gama, al principio estuve pescando con carretes de baja gama pero el problema que tenía con estos carretes todos los conocemos, porque la exigencia de la pesca en kayak, al estar tan cerca y por tanto en constante contacto con el agua salada, es máxima y a pesar de un permanente y exhaustivo mantenimiento difícilmente aguantaban una temporada completa de pesca. Si nos damos una vuelta por la red o por las tiendas de nuestra localidad la oferta resulta muy extensa, y tenemos buenas opciones con marcas como Shimano, Daiwa, Pen, Grauvell, Quantum, Abu garcia, Tubertini, Sasame, Awa-Shima, Okuma, Silstar, Mitchell y algunos más que no recuerdo, pero lo más importante es tener alguna referencia de algún compañero que lo haya probado y al que le haya durado lo suficiente para compensar el gasto que vamos a realizar. La gama es muy amplia, y dentro de un mismo fabricante hay distintas calidades, recordad el ejemplo del Daiwa Capricorn 4500J, por lo que el nombre no siempre es sinónimo de garantía y sí la propia experiencia o la de otros compañeros como por ejemplo todos los colaboradores de Peskama a los que podéis pedir opinión a través de nuestra Consultoría en la sección “Técnicas y Equipos de Pesca”.

La línea

Decidir entre un trenzado y un monofilamento para montar nuestras líneas ha sido y sigue siendo motivo de discusión entre los distintos pescadores de lubina desde kayak. Bien es cierto que la tecnología ha mejorado tanto uno como otro, ganando cada vez más adeptos el trenzado ya que permite usar líneas muy resistentes con grosores muy pequeños. Si estudiamos con detenimiento la boca de la lubina veremos que para ejemplares jóvenes es bastante delicada con lo que una línea trenzada sin apenas elasticidad provocará muchos desgarros en el momento de la picada, una situación que mejora si usamos monofilamento pero que implica un correcto afilado de los anzuelos para contrarrestar la pérdida de eficacia de la clavada por la propia elasticidad de la línea que para veinte metros será de un 20%.

Trenzados de 0.19mm de Fireline y Power Pro

En mi caso y dada la zona en la que busco la lubina, desde Almería hasta Algeciras, suelo montar una línea trenzada de 0.18mm de diámetro y un bajo de al menos 10 metros de monofilamento fluorocarbonado de 0.25mm anudados directamente entre sí mediante el Albright modificado para los minnows. Pero habrá que seguir las recomendaciones que pescadores de otros lugares, como por ejemplo Huelva o Sancti Petri, y utilizar líneas de monofilamento para tener éxito con otras posibles capturas de peces que abundan en sus aguas como por ejemplo la baila, el jurel o la oblada.

Baila capturada en aguas onubenses con pulpito tuneado

¿Cuántas muestras?

Particularmente me gusta montar en cada caña una sola muestra, de esta forma no vamos a interferir en el nado del señuelo, pero como en ocasiones nos encontraremos con la baila (Dicentrarchus punctatus) podemos añadir en la misma línea en la que hemos puesto el minnow un vinilo un metro por delante, un par de plumitas o bien uno o dos pulpitos a los que le pondremos en su cabeza un pequeño trozo de foam que le proporcionará algo de flotabilidad manteniéndolos por encima de la línea evitando enredos y perturbaciones, de forma que parezca que la muestra está persiguiéndolos provocando el ataque del depredador.

Pulpitos de vinilo artesanales fabricados por Paco Ramos “Kurricán”

También resultan extremadamente efectivas plumitas artesanales como las que nuestro buen amigo Paco Ramos “Kurricán” nos muestra en la siguiente fotografía. Es muy posible que consigamos dobletes o tripletes con este montaje ya que la baila suele estar en grupo y nunca está de más una buena baila que en el mejor de los casos alcanzará los 2 o 3kg.

Plumillas artesanales fabricadas por Paco Ramos “Kurricán”

Y por último uno de los secretos que el Equipo Onuba desveló durante el taller que dieron en la Quedada Peskama2011, la incorporación de un pepón o angulón (véase el artículo de Paco Kurricán “Pescando con Plumillas y Pepones“) presentado al final de la muestra, es decir, atado a la anilla del último anzuelo triple del señuelo mediante un nailon con una longitud máxima de 1,5m, que si bien puede variar la forma de nadar de la muestra bien merece la pena probarlo a tenor de las capturas que han conseguido con este montaje.

El secreto del curricán del Equipo Onuba

Los señuelos y su presentación

De nada sirve tener el mejor de los señuelos si la presentación del mismo no es la adecuada. Por esta razón, prefiero exponer algunas consideraciones personales en lugar de una larga lista de señuelos apropiados para la lubina, que si bien pueden funcionar perfectamente en algunos emplazamientos no lo harán en otros separados por tan solo unos kilómetros.

Suelo anudar directamente el señuelo al bajo. No soy partidario del uso de las grapas, que si bien nos facilita el cambio de muestra provoca que el nado para el que el señuelo ha sido diseñado, equilibrado y testeado sea diferente, de forma que el pez lo notará y no entrará al engaño. Si sumamos a esto el hecho de que la lubina al sentirse atrapada moverá enérgicamente su cabeza hacia los lados es muy posible que la grapa, si no es de buena calidad, se abra perdiendo no solo la captura sino también el señuelo.

Siempre utilizo un grosor para el bajo acorde al tamaño del señuelo. Dada la claridad de las aguas en el Mediterráneo junto con la desconfianza propia de esta especie tenemos que pescar fino y tener tarado adecuadamente el freno del carrete para evitar la rotura de la línea. He llegado a utilizar como bajo un 0,18 para señuelos de 5 cm hasta un 0.25 para señuelos de 12 cm., y sí he perdido algunas piezas, pero la diferencia en la cantidad de picadas es lo suficientemente importante como para tomar este riesgo. La calidad de los hilos será pues fundamental y no olvidemos que ésta mejora día a día.

Un buen surtido de excelentes hilos especialmente para esta modalidad

Debemos evitar todos aquellos nudos que queden apretados contra el aro de enganche del señuelo, como por ejemplo el “Clinch knot”, porque al soltar nuestra muestra el nudo quedará atrapado en cualquier posición y afectará al nado de la misma. Aconsejo pues utilizar nudos como el Rapala que todos conocemos, que deja nadar libremente nuestra muestra, sin olvidar en ningún caso humectar con saliva el nudo antes de su apriete para evitar el calentamiento del hilo.

El nudo Rapala es el apropiado para anudar la muestra a nuestro bajo

La diferencia entre conseguir la captura o no se produce en el momento de la clavada. Hay que tener en cuenta que pescando a curricán el propio tirón de la lubina al prender el señuelo apretando su mandíbula en él será el que provoque la clavada, sin olvidar asegurarla al coger la caña. Teniendo en cuenta que ningún anzuelo nuevo está todo lo afilado que podría al sacarlo de la caja, lo ideal para que lo esté es disponer de una pequeña piedra de afilar comprobándolo posteriormente con el test de la uña, sobre la que la punta del anzuelo resbalará en el caso de no estarlo.

El autor pescando en las rías de Huelva

Sabemos que la inclinación, la forma y la longitud del babero del señuelo determinarán su forma de nado y la profundidad que podrá alcanzar. Dado que estamos hablando de curricán en aguas muy someras, utilizaremos muestras de superficie, con baberos pequeños y situados de forma casi perpendicular al eje de tracción.

Crystal Minnow de Yo-zuri (Floating/sinking)

Sin embargo conviene tener algún señuelo de profundidad, ya que la longitud de su babero nos aportará una ventaja frente a los señuelos de superficie plomados aquellos días en los que, por sus condiciones meteorológicas así como por la temperatura del agua, las lubinas estén en el fondo, a unos 4 o 5 metros. A estas profundidades habrá obstáculos sumergidos que no veremos, ya sea en la desembocadura de los ríos en los que el aumento de caudal del mismo ha podido arrastrar un montón de cosas, como por ejemplo, troncos, o bien en zonas rocosas. En estos casos el babero, al presentarse por delante del primer triple, tocará el obstáculo evitando el enganche. Un buen pescador de curricán, vigilando constantemente las vibraciones del puntero de su caña sabrá cuando ha chocado con algo, reduciendo la velocidad de su paleo permitiendo al señuelo subir por encima del obstáculo y sortearlo, con el premio de que muchas veces se producirá la picada al otro lado de éste, donde las lubinas estarán apostadas al abrigo de la corriente. En fondos de arena gruesa, si calculamos bien la distancia a la que largamos nuestra muestra y la velocidad de paleo, conseguiremos bajar la muestra lo suficiente para que de vez en cuando golpee el fondo con el babero levantando parte del sedimento momento en el que reduciremos la velocidad de paleo para levantar la muestra, pero esa nube de arena será una indudable atracción para la lubina.

Deep Crystal Minnow de Yo-zuri

En algunas aguas nos podemos encontrar con un lecho de algas y será entonces el único momento en el que tendrá sentido plomar un señuelo de superficie. Para ello tendremos que utilizar un pequeño quita vueltas triple que ubicaremos a una distancia mínima de un metro de la muestra, y del que colgará la plomada de derivación. Con este montaje conseguiremos que nuestro señuelo nade unos 20 o 30 cm. por encima de las algas, y en caso de enganche perderemos únicamente la plomada de derivación montada sobre una línea con un diámetro y resistencia siempre inferior a la línea madre y al bajo.

Plomada de Derivación que se utiliza en momentos muy puntuales

En caso de utilizar vinilos, deben montarse con una gameta larga de unos dos metros y usaremos un quita vueltas junto con una bolita de silicona blanda para amortiguar el impacto de la bombeta flotante sobre el nudo de la línea.

Y por último una regla general para el uso de los colores y no volvernos locos con la selección de los señuelos, sabiendo que a estas cotas batimétricas la lubina, como buen depredador, responderá la mayoría de las veces a estímulos visuales. En tiempo soleado, aguas claras y por la mañana, señuelos de colores claros, como el azul, el verde o plata. A la caída de la tarde, señuelos con la espalda oscura, negra o marrón y flancos dorados o anaranjados.

El Original de Rapala (Floating)

Mi relación laboral con el mundo de la óptica me ha dado la posibilidad de tener acceso a estudios llevados a cabo por diferentes oftalmólogos en los que cuentan que ciertos colores, notablemente el azul, parecían más brillantes por la mañana mientras que los naranjas parecen más vivos por la tarde-noche. Así como que los plateados reflejan mucho más los colores próximos al azul en el espectro de colores mientras que los dorados reflejan mucho más los anaranjados. Por tanto mejor colores plateados por la mañana y anaranjados por la tarde-noche.

En aguas profundas, por debajo de los 4 o 5 metros, todos los colores quedan absorbidos, ya que a partir de esta profundidad todo acaba siendo azul, por lo que , aun estando el agua muy clara, el color que durará más en función de la profundidad será el azul o el verde.

En aguas sucias, tomadas por la aportación de aguas fluviales, tendremos que utilizar colores oscuros contrariamente a lo que podríamos pensar ya que son los que mejor se ven en estas condiciones. En la actualidad tenemos la suerte de disponer de colores fluo, de los que destacaremos el color chartreuse, lomo amarillo y lado blanco fluo.

Gracias a la tecnología podemos disponer de imitaciones realmente magníficas por lo que conocer qué tipo de pez es el que nuestra lubina está comiendo en una época determinada en un lugar de pesca determinado, algo que sabremos si comprobamos el contenido del estómago de nuestras capturas al proceder al limpiado de las mismas, resultará fundamental para acertar con la muestra. Pero curiosamente existe un señuelo que siempre ha dado buenos resultados y que en nada se parece a un pez pasto de nuestras aguas, estamos hablando del “cabeza roja” del siempre tenemos un ejemplar en nuestra caja de señuelos.

En una ocasión un pescador gaditano me comentó que la rapala que imita al alevín de la trucha daba en ocasiones buenos resultados, lo que no sabía es que en numerosas desembocaduras de ríos trucheros y salmoneros del Cantábrico, en la época del descenso de las crías que vienen a alimentarse donde más comida pueden encontrar, tenemos la oportunidad de capturar hermosas lubinas con estas muestras, lo que confirma la importancia de conocer exactamente qué comen y cuando.

Todo esto no es una regla escrita, pero es un buen punto de partida.

Agradecimientos

Por último me gustaría agradecer la colaboración de dos grandes maestros de la pesca de la lubina a curricán desde kayak, Raúl LagleraRaulubi” y Paco RamosKurricán” que han dado muestras de sus conocimientos de la pesca de la lubina y de la técnica de curricán en artículos como “Tras la lubina al curricán en los bajos de arena”, “Curricán: Lubinas y Bailas, particularidades de su pesca”, “Nociones Básicas de Curricán” y “Nociones avanzadas de curricán I”, colaboradores que han atendido en todo momento mis correos electrónicos y mis llamadas en las que tuvimos intensas y animadas charlas en las que no siempre estábamos de acuerdo, lo que evidencia a las claras que cada zona de pesca requiere de un conocimiento muy especial para conseguir capturar una buena lubina.

Rául Laglera “Raulubi”

Paco Ramos “Kurricán”

Conclusiones

Pescar lubinas a curricán desde kayak nos dará la oportunidad de conseguir buenas y numerosas capturas a la vez que disfrutaremos de un espectáculo sin igual, los mejores amaneceres y puestas de sol desde el mar y un puntero vibrando a la espera de una picada. Con el frío o las actividades recreativas estivales se marcharán a cotas más profundas y será el momento de tentarlas a jigging ligero, pero esto ya es otra historia.

El autor con una lubina capturada en aguas de Málaga

Arturo “Caballa”, ©PESKAMA2012

54 comentarios to “Lubinas a Curricán desde Kayak”

  1. Parra said

    Muy buen artículo! Sin duda me ha animado a probar suerte la pesca desde kayak de esta especie, cosa que no había probado, únicamente a spinning desde costa.

    Enhorabuena por el artículo, un saludo.

  2. zimper said

    Esto es un tratato en toda regla.

    A pesar de que el frío te frena para coger el kayak, leyendo este artículo, me han entrado ganas de cogerlo inmediatamente.

    Gracias por el completísmo artículo.

  3. Champion said

    Excelente!!! Ahora solo falta poner en practica tus consejos, lo malo es que hoy termina noviembre…. Jejejeeeee
    Un abrazo.
    Carlos “Champion”

  4. Danidorada said

    Felicidades Arturo, quizás sea el artículo más completo que he leído sobre la pesca de lubinas.

  5. Buen articulo¡¡¡ sin duda una leccion de maestro aplicada a la pesca,todo un placer leer este tipo de articulos.
    un saludo ; Balague

  6. Sir Owens said

    Nos pones con la motivación por las nubes…poder leer y disfrutar de las experiencias de kayakeros experimentados en diferentes modalidades hacen que nos planteemos practicar de modo más concienzudo el curri tradicional a una pesca específica de curricán.
    Tus/vuestros consejos y asesoramiento nos hacen ver que las formas de desafiar a esta especie tan esquiva, no es la adecuada.
    Ser estrictos con nuestro equipo y selectivo en el color y tipo de señuelos, probablemente nos acerque a esa captura deseada en estas fechas.

    Te/os agradecemos, una vez más, el conocimiento y la experiencia aquí vertidas, para nuestro beneficio personal.

    Un abrazo compañeros…y mil gracias por “alimentar” nuestro deseo de que nosotros también somos capaces de conseguirlo.

    Nos vemos en la mar; Sir Owen’s.

  7. mikelsan said

    Estupendo, hace poco que os leo y cada dia me sorprendéis mas, cabe añadir que para alguien como yo, que se va a iniciar ahora en este mundillo(recogeré mi kayak esta semana, un toméis Freedon) es de gran ayuda todo lo que publicais, gracias por compartir vuestra experiencia

  8. jesualdo said

    Artículo muy bien logrado, no te has dejado nada,
    no sè de donde sacas tanta información y tiempo
    saludos JESUALDO

  9. Arturo me sorprendente gratamente este pedazo de articulo con tanta información sobre la pesca de este manjar “la lubina”al currican desde kayak, Espero poner en practica todos vuestros consejos a ver si este invierno me animo a ir tras ellas , un Abrazo al equipo Peskama por tremendo artículo que tendremos que ir repasando cuando tengamos pensado ir a por esta especie. Gracias¡¡.

  10. Manuele said

    Buen articulo compañero y muy completo, doy veracidad a lo dicho sobre la salinidad de estos peces, aquí uno que pillo un lubina de 4 kg en el rio guadalquivir al paso por Sevilla cerca de la torre del oro con cangrejo de rio ¡¡¡¡

    Un Saludo

  11. A ver Arturo, esto es un tratado?, un doctorado?, Pues creo que debería engrosar cualquier manual, libro o publicación que haga mención a la pesca de esta especie, nunca he visto tanto detalle de la pesca específica de un pez. Creo que no se puede escribir más y mejor, así que Enhorabuena por este pedazo de publicación.

    Un abrazo.

  12. sebas said

    muy buenas fotos y muy interesante..!! saludos

  13. Makrela said

    Sin límites, así es mi amigo Arturo. Espero releerlo tranquilamente y desmenuzarlo en condiciones. Posiblemente el domingo ponga en práctica algunas de estas técnicas. Por cierto a los de Huelva, lo mismo, sois ilimitados (incluso sacastéis corvinas de más de 30 kilos…)

    Salud.

  14. juani said

    de 10 arturo muy buen articulo como siempre despejas muchas dudas sobre esta tecnica un saludo para tod@
    buena peska

    juani (caiman)

  15. medregal said

    Buen articulo Arturo, yo tengo la revista pesca y barcos con un articulo tuyo sobre esta pesca.
    Un saludo David.

  16. Pescaatot said

    Arturo, he tenido el gusto de leerme de principio a fin, poco a poco, este tutorial. He descubierto muchas cosas que desconocía y ahora mismo voy a ir preparándome para esas jornadas en las que no hay posibilidad de meterse más para adentro.
    Cuantas veces he paseado mis señuelos por encima de roquedales a unas profundidades de 3 a 8 metros, y he conseguido poquísimas capturas de lubinas y la más grande rondaría el kilogramo de peso. Seguro que más de una vez estarán por allí pero no logramos engañarlas a curricán. Intentaré poner en práctica alguno de tus consejos.
    Muchas gracias. Un abrazo.

  17. Xuso said

    Magnifico y extenso articulo, gracias maestro.

  18. miguel angel gomez marquez said

    Muchas gracias por apreder algo mas de este pez

  19. Txubaskos said

    Extenso e intenso artículo.
    Lo he disfrutado desde el principio al final. Desde la presentación hasta los agradecimientos. Aprendo mucho de él, y creo que me va a ayudar a corregir muchos errores que hacen que la pesca de la lubina sea una pesca divina, porque solo pican cuando Dios quiere.
    Sin bromas, este artículo te ha costado mucho tiempo redactarlo, pero mucho más tiempo llegar a tener el conocimiento que te diferencia, a tí y a los dos colaboradores tan envidiados por quien ahora escribe. No por los resultados, si por los conocimientos.

    Enhorabuena Arturo por el artículo. Enhorabuena Peskama por estos pedazos de personas.

    Gracias.

    Un abrazo.

  20. champi said

    Mejor te va a costar trabajo. pedazo d articulo

  21. miguelmq1 said

    Impresionante artículo Arturo. Se nota el extenso trabajo que habrás realizado de preparación, junto a tu experiencia; y has conseguido que lo leamos con avidez.

    Y como siempre, con todo el contenido de tus artículos, con una gran cantidad de enseñanzas que nos pueden venir muy bien, y magnificamente ilustrado.

    Ahora, como dice Marcos, a ponerlo en practica…

    Saludos, Miguel.

  22. Bokeron said

    Que pedazo de artículo Arturo!! seguro que muchos de nosotros lo tendremos en cuenta, casi como lectura de cabecera y será repasado en todos sus puntos antes de decidir acometer una aventura como la que es intentar la pesca de una lubina. Clap, clap, clap, clap (aplausos)…

  23. Raspacejo said

    Pues esto me recuerda a la primera vez que vi la película “los bicivoladores”. Tal y como terminó cogí mi bicicleta para ir a tope a aprender los trucos vistos. El problema es que el tiempo no está acompañando y sólo me queda la oportunidad de quedarme en casa preparando montajes para ir probando.
    Arturo….creas “adicción”…..
    Saludos.
    “Raspacejo”

  24. Uxama said

    Muchas gracias por compartir el fruto de tu experiencia y sabiduría con los que estamos empezando .

  25. Enhorabuena Arturo!!!, nos estas mal acostumbrando. Y el listón va cada vez está mas alto.

    Con artículos como éste, se demuestra una vez más, la enorme experiencia con la que cuentan todos los colaboradores de PESKAMA, la cuál podría ser perfectamente una revista online con ánimo de lucro y que por suerte, no lo es.
    Con ésto no quiero dar pie para no comprar revistas especializadas en este sector; sino todo lo contrario, dar un toque de atención a los editores de estas revistas, para que los “PERIODISTAS DE PESCA”, se pongan las pilas y saquen punta a sus lápices para escribir artículos que merezcan realmente la pena de leer.
    Estamos un poco cansados de leer artículos en los que prima más las marcas de materiales de pesca, que la depuración de las diferentes técnicas de pesca.
    Para mí PESKAMA, es la revista que me gusta leer semanalmente.
    Gracias por no cobrar, pero que si hubiera que hacerlo, sería el dinero mejor empleado de la semana. “EL MARCA” de la pesca en kayak.

    Saludos.

    Angel Luis, Mojarra.

  26. pescador1950 said

    Hola Arturo , que pedazo de articulo tio , que alegria de escribir de esa forma y por supuesto con tantos conocimientos , enhorabuena por el mismo .
    Un Abrazo

  27. arturo si despues de leer tu articulo,no somos capaces de pescar una lubina,mas nos vale dedicarnos a otra cosa que no sea la pesca
    excelente articulo,muy interesante y didactico
    da gusto pasearse por esta pagina,aprendiendo y disfrutando con tanto conocimiento sobre cualquier tipo de pesca.
    un saludo a todos.

  28. Yuntajs said

    Personalmente me gusta ver todo lo relacionado con la pesca, fotos de grandes capturas, relatos de las mismas que me ponen los dientes largos y los pelos de punta, pero sin duda lo que mas ADMIRACION me produce de un pescador es cuando un experimentado y grandísimo pescador comparte y enseña su técnica.
    Por eso quiero darte las gracias una vez mas por compartir con todos nosotros tus conocimientos de pesca en tan instructivos artículos como el que acabas que presentarnos.
    Un abrazo.

  29. el bahia said

    Arturo como te dije me he quedado sin palabras pedazo de artículo, creo que mejor imposible

    pd: gracias por compartir con nosotros tu sabiduria

  30. Juanrra said

    Hola Arturo.
    Muy buen trabajo, explicado de cine, solo falta poder probarlo, yo con este Cantábrico con muy malas pulgas lo tengo difícil, aunque tengo un Triumph13, una gozada de kayak, con olas de 2 a 4 metros, lo tengo complicado.
    Bueno espero poder probarlo y ya te contaré.
    Un Fortísimo Abrazo desde el Cantábrico.

  31. TANERO said

    Bueno esto no es un artículo más sobre nuestras lobas, es una TESIS DOCTORAL prácticamente, está claro que estás en la Universidad de las lobas, me encantó y llevaré a cabo algunas de las cosas que mencionas. Un abrazo ” DOCTOR”…

  32. Adulfo said

    >Arturo me ha encantado tu artículo, se nota las millas que habrás remado.

    >>Tengo una pregunta sobre “El secreto del curricán del Equipo Onuba”, ¿con que señuelo lo has usado?, aquí en Huelva en zona de playa no funciona, normalmente la picada esta en la otra caña, quizas sea una técnica para la ría o que la ejecutamos mal.

    >Un abrazo y a ver si nos vemos en el agua.

  33. Muy buen articulo!!!
    Ahora qiuiero agradecer que aparte de el curro y tiempo que tiene el hacer un articulo de esas dimensiones, AGRADEZCO sobretodo el compartir con todos los lectores de PESKAMA la sabiduria de su autor.
    GRACIAS ARTURO POR COMPARTIR Y GRACIAS PESKAMA POR ENSEÑARNOS

  34. Jmmf said

    Para gente novata como yo esos articulos son de gran ayuda.
    Gracias, continuad así.

  35. Jose said

    Un artículo a la altura de este gran espacio. Sin duda has recopilado una información muy valiosa, que te ha servido para poder escribir esta obra.
    Me quedo con algunos truquillos, pues estoy convencido de que funcionarán muy bien por aquí.

    Saludos y enhorabuena por el artículo.

  36. Cañero said

    Muy bueno Arturo, además muy oportuno ya que por lo menos por mi zona, este mes de diciembre es el mas propicio en buenas capturas, de hecho yo ando ahora liado con ellas al vivo.

  37. Raulubi said

    Caballero pedazo de artículo te acabas de marcar, no te has dejado atrás nada de nada.

    Me fascina la cantidad de información que aportas y lo fácil que resulta su lectura aunque a esta altura de la película no me sorprende pues los que te conocemos sabemos de lo que eres capaz.

    Adulfo te aseguro que en los arenales de Huelva el montaje funciona, la clave está en encontrar el equilibrio entre la muestra y el angulón de cola para que el conjunto tenga “naturalidad” y tanto un señuelo como otro tengan una buena acción.

    Por cierto, el hacer mención a Paco y a mí en los agradecimientos no es más que un detalle más que habla de tu categoría en todos los sentidos.

    Un abrazo.

    Raulubi.

  38. ET Nica said

    Excelente artículo. Abrazos desde Nicaragua y muy agradecido por todas las experiencias compartidas..

  39. Caballa said

    Bueno, bueno! Quiero agradecer a todos y cada uno vuestros comentarios, de verdad que parte de estos son los responsables de que día a día intentemos compartir lo poco que sabemos y lo mucho que aprendemos a través de la palabra escrita, una forma de comunicarnos que se pisotea a base de mensajes, sms, o wathsApp, pero que bien empleada acaba siendo un gustazo para todo lector que se acerque a ella sin recelos, solo por el placer de la lectura…
    Pero si además en ella encontramos la información que buscamos, o en algunos casos descubrimos la que no conocíamos, resulta que cumplimos que una función, la del aprendizaje, independientemente del camino que hemos seguido.

    En este caso, a través de la pesca desde kayak he descubierto un mundo infinito por estudiar, el mar, su flora y su fauna, he experimentado la pesca en todas sus modalidades, aplicando cuantas técnicas he aprendido y utilizando cuantos trucos, secretos y señuelos han pasado por mis manos, y todo ello desde una embarcación que hace que cada día de pesca sea una auténtica aventura, una comunión de paz con el mundo que nos rodea, perdidos en medio de la mar, y por último he tenido la suerte de conocer personas con las que he compartido momentos de verdadera intimidad en los que se ha puesto en la mesa no sólo el arte de su pesca sino también sus sentimientos, su forma de vivir la pesca y lo que ésta le ha dado, aportando valores y razones que nos han dado y nos seguirán dando lecciones sobre cómo afrontar los sufridos retos que continuamente la vida nos pone por delante y de los que buena muestra hemos tenido y tendremos en Peskama.

    Muchos os preguntaréis, “pero bueno ¿Qué le pasa al Caballa?“…

    Dejémoslo ahí…

    En cuanto a este artículo quiero deciros que sí es cierto que la base del mismo, tal y como apunto nuestro novel Medregal, se publicó hace más de un año en la Revista Pesca&Barco, en la que por falta de espacio quedaron muchas cosas en el tintero, y creo que no hay mejor lugar que Peskama para compartir con todos vosotros lo poco que he aprendido sobre esta técnica, curricán desde kayak, una técnica que además es la primera que de forma natural se practica desde esta embarcación. Sin embargo sí que es cierto que he dedicado muchas horas a estudiar la Lubina, no en vano, desde muy pequeño la he perseguido con mi cañita de spinning, mis bombetas y mis pequeños raglous con el agua hasta la cintura, saltando de roca en roca hasta conseguir el mejor lance. Y bueno, aunque quedan muchas más cosas que contar sobre esta especie, y que tendré la oportunidad de compartir con todos vosotros desarrollando la sección “Conozcamos a …” en la que intentamos aportar algo de conocimiento sobre los peces, he querido dejar en este artículo algo que para mí resulta fundamental en la pesca… Muchas veces nos obstinamos en saber con qué señuelo pesca ese tío, que no veas las lubinas que saca, etc. pero no nos quedamos con lo más importante y que ha marcado la finalidad de este artículo, la presentación de la muestra. Estoy seguro, no me cabe ninguna duda, que todos tenemos en nuestro cajón un montón de señuelos abandonados, algunos incluso sin haber tocado nunca el agua, y que en el momento adecuado y en lugar oportuno será capaz de provocar la mejor de las picadas de un pez tan receloso y desconfiado como la lubina. Lean el artículo una y otra vez, y leed entre líneas, y aplicad todos estos consejos que os doy, veréis cómo en muy poco tiempo obtendréis unos resultados que nunca os hubierais imaginado, pero eso sí hay que estar en el agua, paleando y mojando esos señuelos, porque sino difícilmente podremos tocar escama…

    Un último consejo para los más noveles y sobre todo para los impacientes… no os fijéis tanto en lo que hacen los demás, ya tenéis la información, ahora os toca a vosotros, salid a pescar, tomad tantas anotaciones como podáis, probad cuantos montajes habéis descubierto o estudiado, estableced vuestro propio cuaderno de bitácoras con vuestros propios trucos y muy pronto esas escamas serán vuestras, y entonces será vuestro turno de dar a conocer esos pequeños secretos que hacen que la pesca se convierta, a veces, en arte, un arte compartido.

    Y por último, Rául y Paco, menudos pescadores de lubinas y menuda suerte tenemos de poder disfrutar de la lectura de sus artículos en Peskama. Gracias a los dos, sin vosotros este artículo no hubiese estado completo.

    Un saludo y buena pesca
    Arturo “Caballa”

  40. Gregorio said

    Excelente artículo, es para degustarlo despacito y sacándole todo su jugo, mil gracias por que para los que empezamos (al menos para mi) aporta muchisimo sentido a tantas ideas confusas que puedas tener.
    En cuanto al montaje de raglou detras del señuelo, hace algún tiempo pude compartir una salida a curri con un máquina de la pesca en kayak y pude comprobar que es un montaje 100×100 efectivo, importante que la linea del señuelo al raglou sea fina.

    Enhorabuena al grupo peskama.

    Saludos.

  41. Cazón said

    Muy buen articulo Caballa, gracias por compartir tus conocimientos y experiencias y
    dedicarnos tu tiempo.

    Un abrazo

    Cazón

  42. Pedazo artículo Arturo. Creo que no se puede decir nada mas referente a la lubina y su pesca.

    Tener toda la información posible de nuestro adversario es lo que nos hace ganar la jugada.

    De nuevo ¡¡enhorabuena!! a ti y a todos los que han contribuido en ello.

    Un saludo. Raúl Torres.

  43. Que buen artículo Arturo, cada vez que se lee algo de tus artículos publicados…Siempre se aprende algo nuevo o da ideas.
    Un saludo

  44. jjcaparros said

    Bueno Arturo:

    Con este artículo, creo, en mi humilde opinión, te has superado con creces a la hora de enseñar como se debe pescar y qué técnica y qué línea y qué todo …..

    Gracias.

  45. Acebuche said

    Gracias Arturo por compartir tus conocimientos con todos nosotros, como te lo curras tio.Espero pronto poder compartir alguna jornada de pesca con alguno de vosotros, el veneno lo llevo ya dentro lo que no puedo tener dentro es el kayak…donde meto ese bicho,mientras tanto toca leer y aprender de vosotros.Ya os dare la vara cuando lo compre para ir poco a poco equipandolo.Os dejo un enlace que seguro os gustara.
    http://www.rtve.es/alacarta/videos/jara-y-sedal/jara-sedal-media-braza-del-fondo/1604736/
    Mil gracias a todos y seguid asi.
    Pd.Fernando leñero espero que hayas llenado de escamas tu triumph 13,que ya se que tienes buen maestro.A ver si este verano me dejas que lo pruebe,antes de comprar que despues pasa lo que pasa.suerte

  46. Polizón said

    Excelente artículo, no creo que haya ninguno tan completo sobre la pesca de esta especie.
    Gracias por compartirlo y enhorabuena

  47. Wasabi said

    MAESTRO, lo tuyo no es normal !!!

    Coincido con Carcharinus y Tanero, esto ya es de tesis doctoral…
    Dudo que nadie haya escrito nunca un “artículo” (je, je), sobre la Lubina, como este.
    Me parece sencillamente alucinante
    No voy a decir que lo haces fácil, porque tras leer esto, sería tonto decir que ahora sí parece más viable pescarlas; al menos para mí, porque no me siento capaz de controlar todos los aspectos que hay que tener en cuenta, pero lo haces tan bonito, que estimulas hasta al más imperfecto pescador

    También quiero decir, que si el “documental” era superior, el comentario de agradecimiento que haces en esta página: el nº 39, me parece bastante emotivo, ect, ect…

    Voy a parar, porque parece que “te hago la pelota”, pero lo cierto es que me pareces “grande entre los grandes”

    Gracias por compartir y sigue (si es posible) regalándonos “cosas” como esta…

  48. Lagarto said

    Expectacular artículo Arturo…es mas creo que sobrepasa la catégoria de artículo y es casi la biblia para la pesca de la lubina desde kayak, es fantástico poder disfrutar de lecturas asi, es cierto que cada uno luego pone en practica las tecnicas que mejor le funcionan, pero con semejante información tenemos muchísimo material para guiarnos por el buen camino.
    Muchas gracias Arturo, un saludo.

  49. DELZUR said

    que buen articulo con lo que me gusta el currican lo pondre en practica

  50. javier soto portella said

    No puedo añadir nada mas de lo que han dicho estos compañeros, pero para mi es un doctorado en esta especialidad, felicidades doctor.

  51. carlos said

    Estupendo articulo Arturo, gracias por enseñarnos tanto sobre la pesca.
    Un saludo

  52. burdog2@hotmail.com said

    Estupendisimo articulo, muy buenas piezas, perdona Caballa, donde puedo conseguir ese tipo de gorras, de las cubiertas por el cuello, Gracias

  53. Manu said

    Hola…..fantástico y de gran valor todo lo que he leido. Sólo una pregunta…..las lubinas carecen de bastones en los ojos, los bastones son aquellos que permiten y capacitan a las personas, peces, mamiferos….para poder diferenciar los colores…..por lo tanto las lubinas solo pueden ver en blanco y negro, quizas aprecien tonalidades de grises, pero nada mas, asíque no entiendo muy bien la importancia del color de los señuelos….

  54. Roberto said

    Mi primer captura fue este sábado por la mañana en la Bahía de les Alfacs (Sant Carles de la Rapita) una lubina de 1,5kgs hermosa. Que emoción, lástima que no fue al curri(tenía los brazos molidos. Fue con cangrejo enganchado a una mejillonera encima de mi Triumph 13
    .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: