PESKAMA

Pesca en kayak en el mar

  • Categorías

  • ¿Qué publicamos en…?

    Radio VHF - La emisora Marina a Fondo (2012) Autor: Luis "Carcharinus" radiovhf2_165

    La culpa fue de mi Hermano (2011) Autor: Juan "Argonauta" jg_09_q65

    Dentones de Otoño (2010) Autor: Arturo "Caballa" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    El Pescador pescado (2009) Autor: "Txitxarro" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Bailando al Alba (2008) Autor: Edu "Raspacejo" pajareraBailas_165

    Horizonte (2007) Autor: Patxi Amantegui Goliat_165

    Pulse sobre las imágenes para ver el artículo
  • Comentarios recientes

    kayadoc on Como en el Trópico
    Margarita Fernández on Que hacer en caso de: picadura…
    rafa on Test del Freedom Pesca de Perc…
    Jose on La sonda de pesca
    Alex on Turbina propulsora para k…
    juan on Pescando Bacoretas desde …
    Ruben on Radio VHF – La Emisora M…
    Francisco on La sonda de pesca
    Sir Owens on Boya rápida de fondeo para…
    peskol on Boya rápida de fondeo para…
  • Utilidades

  • Archivos

  • Registro

  • Introduzca su correo eletrónico para suscribirse a Peskama y recibir notificación de las actualizaciones y novedades del Blog.

    Únete a otros 2.657 seguidores

  • Habla con nosotros

    Peskama en Skype
  • Síguenos en Facebook

  • Síguenos en Twitter

    Peskama en Twitter
  • Noticias

    Colaboración de Walter Tanero

    hg&tanero2_165

El pez ideal con la caña equivocada

Posted by Paco Ramos-Kurrican en 8 enero, 2013

Cada año intento marcarme objetivos pesqueros que me mantengan la ilusión y con ganas de pescar más y más, aunque a decir verdad esas ganas nunca se quitan haya o no objetivos claros y aunque tuviera que pescar en una bañera.

Así hace unos años el objetivo era llegar a sumar al final de la temporada el centenar de bailas, al siguiente año fue el conseguir pescar todo tipo de peces con mis propios aparejos (algo que aún a día de hoy sigo haciendo y perfeccionando), el pasado año fueron los túnidos desde kayak, y este año le tocaba la hora a la corvina.

Objetivo conseguido: precioso bonito recién capturado desde kayak

De ese modo he comenzado desde primeros de este año a centrar mis jornadas de pesca en la utilización de las técnicas del vivo y jigging, he centrado muchas horas sin dedicarme a ninguna otra técnica, consiguiendo buenos bolos unas veces y obteniendo buenas capturas en otras.

Pero como siempre pasa, cuando menos te lo esperas “salta la liebre” y encima en el momento inadecuado, en el sitio incorrecto y a la caña equivocada, y no una sino hasta en dos ocasiones. Y es precisamente lo que os quiero relatar, la batalla con uno de los grandes peces que han salido este año cuyo patrón de picada se repitió en dos oscasiones.

El equipo

Cuando salgo a pescar la corvina llevo dos cañas, de las cuales para el vivo dedico una caña K-Jigger de Iridum de 30 lbs junto a un carrete Shimano Exage 6000 cargado con trenzado Spectra del 0,28 mm y bajo de fluorocarbono Gorilla de 0,62 mm montando igualmente los anzuelos en ese diámetro.

Equipo de jigging preparado para pescar al vivo.

Y aparte una caña Sea Master de Linea Effe con un carrete Shimano Spheros 4000 cargado de trenzado Power Pro del 0,15 mm y un bajo Maxillon de 0,30 mm, usando ese mismo hilo del 0,30 mm para preparar bajos de plumillas o pepones para conseguir el vivo y practicar jigging ligero.

El equipo todopoderoso capaz de doblegar a cualquier pez.

Con esta caña más fina y gracias a sus tres punteros intercambiables es la que uso para curricán o jigging ligero, unas veces para conseguir el vivo ya sea en forma de jureles, roncadores, raspallones o caballas, y otras para directamente usarla para tentar a las corvinatas de hasta 3-4 kilos. Para todo lo demás llevo el otro equipo donde además al colocar cebos más voluminosos se consiguen las capturas más grandes.

Primer encuentro con el pez.

Pero al parecer este año las corvinas querían jugar conmigo, así el primer día que me llevé el gran susto fue un día gris y amenazando lluvia. Faltando media milla para llegar a la marca coloco los aparejos de curricán con los pulpitos y un pequeño yo-zuri deep cristal minnow para tentar a las caballas que aparecían intermitentes en la sonda y conseguir el vivo necesario. Nada más largar me picaron varios combativos jureles y que confirmaban la actividad existente. Yendo uno de ellos rápidamente a la caña del vivo para ser devuelto a las profundidades con unos “colgantes” extras para tentar a los grandes depredadores.

Jureles, los más madrugadores del día.

Sigo practicando un curricán ya más lento para que el vivo también vaya haciendo su trabajo, a no más de nudo y medio. Y faltando un centenar de metros para llegar a la marca parece como si un torpedo se hubiera enganchado en mi caña, mi mirada se va rápidamente a la caña del vivo, pero veo que ésta no es la que ha tenido la picada sino que sorprendentemente es la caña de curricán la elegida. En las primeras vueltas de manivela parece como si el pez se dejase traer, pero engañosamente el pez no era quien cedía, sino que la deriva me hacía acercarme hacia él y recuperar línea. Al llegar a  veinte metros del kayak el pez se mostró en toda su plenitud y comenzó una carrera que ni un formula 1 en una recta, haciéndome presagiar una gran captura en la caña equivocada.

El tiempo inestable y lo complicado de hacer doblegar a un pez de tales carácterísticas con un equipo tan ligero me hicieron pasar unos larguísimos minutos con todo tipo de situaciones: carreras descomunales, venidas, bombeos con la caña crujiendo al borde de la rotura, visualizar el gran lomo de la corvina hasta en dos ocasiones, el arrastre del kayak, incluso me dio tiempo a llamar a Ángel-Mojarra para darle mi situación porque me encontraba sólo y con un viento que encima iba a peor….hasta que al cabo de los 25 minutos de pelea tuve una segunda picada en el aparejo. Un tirón seco e inesperado rompe el aparejo sintiendo como en la línea se ha quedado prendado un pez de menor tamaño y viveza resultando ser una pequeña chova que con las carreras de la gran corvina que estaba clavada en el pez nadador había sucumbido a los pulpitos que se encontraban en rosario más arriba. Tanta tensión fue excesiva para la línea, mucho más después de tanto tiempo de lucha, partiendo por uno de los nudos tope de los pulpitos.

Por un lado sentí una gran frustación, pero por otro lado sentí una gran alegría pues estaba cerca de conseguir una gran captura y todo apuntaba bien, estaba en el sitio correcto con los equipos correctos, los cebos correctos,…y sólo faltaba que también los peces me picaran en la caña correcta.

El gran momento.

Pues llegó el gran momento, tras varios días notando la presencia de corvinas por distintas zonas de pesca preparamos una salida conjunta Raulubi, Rafa (componente del Equipo Onuba a tiempo parcial) y el que suscribe, y como en todas las salidas que realizamos al vivo preparamos nuestras dos cañas cada uno, una para el vivo y otra para practicar jigging ligero y curricán entre las marcas.

La actividad ese día no se hizo esperar y ya con las primeras luces del día y nada más bajar los primeros vivos notamos la presencia de depredadores en el lugar.

Caballa atacada por un depredador que no llegó a clavarse

Con ello, pusimos todos los sentidos en nuestras cañas, la tensión se palpaba en el ambiente y los tres nos encontrábamos esperanzados en conseguir una gran captura.

Ya con el sol bien asomado por fin conseguimos clavar varias corvinas, o mejor dicho corvinatas que es como se conocen a aquellos ejemplares que no superan la media docena de kilos. La alegría inunda al grupo pues sus picadas son muy certeras y enérgicas, con una lucha más que digna que hacen emplearnos a fondo. Además de sucederse prácticamente al únisono en las tres cañas que disponíamos para el vivo. Aparte a jigging ligero también se van sucediendo las picadas de grandes jureles y palometas y la de alguna que otra corvinata, aumentando la diversión de la jornada por minutos.

Una de las corvinatas que no dudó en atacar el jig presentado bien pegado al fondo.

Pero llegó el momento del parón, y tras un largo rato de inactividad en todas nuestras cañas, decidimos cambiar de marca, teníamos a menos de media milla de distancia una zona de fango con mezcla de pequeñas piedras sueltas que a priori podrían darnos buenos peces. Así que repasamos nuestros montajes y comprobamos que nuestros vivos estaban coleando perfectamente por lo que decidimos dejarlos al curricán mientras cambiábamos de sitio a una velocidad no mayor de nudo y medio.

Como íbamos muy lentos decido no largar más allá de unos siete u ocho metros la otra caña que llevaba con un aparejo formado por un jig color sardina de 40 gramos y dos plumipepones fabricados por mí en rosario, con la esperanza de clavar alguna algún pez de menor porte con el que aprovisionar el vivero de cebo vivo.

Y de nuevo llegó una gran picada y la sorpresa mayúscula. Una fortísima picada me hizo casi parar el kayak a pesar de la regulación del freno que dejaba salir hilo, incluso el sonido del freno se fue agudizando por segundos por la velocidad que estaba alcanzando el pez en su carrera mientras el nerviosismo se apoderaba de mí y casi no atinaba a fijar la pala en los clips del kayak. Cuando por fin alzo la mirada me percato de que nuevamente es la caña “equivocada”, más ligera y con el equipo a priori equivocado, la que tiene prendido al gran pez que se antojaba una poderosa corvina.

Mis primeras palabras fueron para avisar a Raulubi que era a quien tenía más cerca exclamándole: “creo que me ha picado un serrucho”…y a la misma vez el pez emprendió otra poderosísima carrera a lo que me responde Raulubi: “ ¡tú lo que has pillado ahí es la carpintería al completo! ”

Comienza la batalla.

Rápidamente se acercó también Rafa quien se colocó tras de mí para ayudarme a recolocar el kayak, a la vez que ambos recogían sus cañas para echarme una mano y permanecer siempre muy cerca de mí. En ese momento al verlos a ellos coger posiciones, más aún a Raulubi curtido en mil batallas, sentí que realmente lo que tenía entre las manos era grande y me esperaba una gran lucha.

Carreras, cabeceos, paradas,…

El equipo no podía ser más liviano, una caña de máximo 150 gramos de potencia, hilo trenzado de 0,15 mm con un puente de línea hecho con un nudo uni to uni a un fluorocarbono de 0,30 mm, emerillón de cierre italiano de unos 12 kg de resistencia y aparejo en fluorocarbono de 0,30 mm. Finura al máximo.

En los primeros minutos del combate no pude ganarle ni un solo metro a la corvina, todo eran carreras y en caso de que éstas no eran tan fuertes intentaba sujetarle la bobina del carrete con la mano a lo que el kayak rápidamente se emproaba al pez y me hacía arrastrar a una velocidad que notaba perfectamente. Incluso Rafa me decía: “Paco ya sé porque has pescado ese bicharraco, tu lo que no quieres es palear de vuelta a la orilla”.

Con el kayak a remolque, la corvina era el motor. El gps daba fe de la velocidad.

Pero ese arrastre no lo podía aguantar mucho tiempo, debía jugar mucho con el freno del carrete para evitar que una excesiva tensión en la línea me partiera, y no quería perder por segunda vez un pez ideal…en la caña equivocada.

A los veinte minutos de lucha y a casi doscientos metros retirados del sitio de la picada el pez empieza a dejarse venir un poco, le voy bombeando muy lentamente sintiendo como en algunos momentos la caña cruje y el pez coletea sobre el hilo en su empuje hacia las profundidades. En ese momento, una carrera fuerte pero corta hace salir apenas una decena de metros del carrete, y rápidamente el pez cede permitiéndome recuperar línea hasta incluso llegar a meter el nudo del bajo de línea en la caña, ya sólo me separan unos 5 metros del pez. Pero mi gozo en un pozo, únicamente he conseguido aprovechar el momento de refresco del pez tras la carrera, pero al ver el kayak y recuperar fuerzas un nuevo envite lo hace alejarse tanto y a tal velocidad que parece recién capturado.

Sabía que no iba a ser fácil, es más todo apuntaba a que iba a ser muy difícil, pero las condiciones meteorológicas acompañaban, había mucho tiempo por delante, el equipo estaba aguantando y los compañeros estaban preparados y ayudando en todo momento.

Lucha sin cuartel.

Hasta en tres ocasiones más conseguí ver el nudo del bajo de línea dentro de la caña, pero el pez sacaba fuerzas y se alejaba sin remedio. Sólo conseguía recuperarle línea con un bombeo lento tras cada carrera, momento en el que el pez estaba cansado e intentaba reponerse.

Tras cuarenta y cinco minutos de lucha la línea ya sólo se veía en vertical, siendo señal de que el pez ya se encontraba lo suficientemente cansado, ya que no tira hacia delante, sino que aprovecha su propio peso para empujar hacia el fondo y permanecer en él.

En este momento Raúl y Rafa se aproximan a mí y preparamos la estrategia para la aproximación del pez. Procediendo a un bombeo mucho más lento si cabe que antes para no romper la línea en estos momentos finales, e intentando sacar el pez a superficie entre el kayak de Raul y el mío separados ambos un par de metros si acaso, siendo él quién se encargaría de embicherarlo. Quedando Rafa a nuestra popa para sujetar los kayaks y presto a tirarse al agua para amarrar el pez si hiciese falta.

El pez estaba casi rendido, pero justo debajo del kayak seguía aguantando y peleando.

A los 10 minutos, y tras una hora de lucha, por fin el pez nos da la cara, es enorme y el júbilo se apodera de los tres, increíble, sin palabras para describirlo. Esta vez sí, el bajo de línea empieza a entrar en el carrete y el pez poco a poco viene doblegado a la superficie.

La cara de asombro en esta foto al ver la corvina lo resume todo.

Tomamos posiciones, y ante la cercanía del pez y mejor maniobrabilidad, Raúl toma la línea para subir a mano los últimos metros, todo parece ir bien y el pez se deja venir hasta que asoma su enorme cola y blandea nada más llegar a superficie mostrando su blanca barriga y sus agallas abiertas intentando tomar oxígeno, momento en el que de un certero bicherazo es prendido por ahí y asegurado.

Raulubi embichera la corvina que venía clavada justo por el labio, pero con la potera del jig bien afianzada.

Los tres estallamos en gritos de alegría, estábamos extasiados por la belleza de tal pez, por la dureza de la pelea, por haber llevado al límite un equipo de pesca “equivocado”, y porque esta vez sí, por fin había conseguido medirme con el gran pez de tú a tú, al límite, y haber salido victorioso.

La mayor de las alegrías. Una captura de ensueño.

Momento del traspaso de la pieza desde el kayak de Raulubi.

Rafa, Raulubi y yo admirando la preciosa corvina.

Compartiendo la corvina con Rafa. Alegría por igual entre todos.

Por fin con mi pez. Gran batalla para una gran corvina.

Conjunto al completo: kayak, equipo de pesca, y la mejor de las capturas. Felicidad al máximo.

Creo que en pocas ocasiones he sentido tanta felicidad, había conseguido un gran pez en forma de una gran corvina, con un equipo mínimo, y en buena compañía. No se puede pedir más a la pesca.

Paco Ramos, Kurrican.-

50 comentarios to “El pez ideal con la caña equivocada”

  1. Polizón said

    Que grande Paco!!!
    Que buen relato, parece que estuviera ahí al leerlo.

    Saludos y enhorabuena.

  2. hunter said

    Extraordinario. Muchas felicidades.

  3. jufrabu said

    Paco, peazo de artículo me ha tenido más en tensión que un episodio de walking dead. Jajajajaja.
    Eres un crack.

  4. Paco, que gran captura y que gran relato… Me he sentido como si estuviera ahí contigo en el momento de la lucha! Enhorabuena por semejante trofeo. Un abrazo.
    Nuno Rocha “MUXICA”

  5. ohhhh, creo que ese bicho con ese equipo habrá sido la pesca que más hayas disfrutado de tu vida.

    Enhorabuena.

  6. PuntaCarnero said

    Enhorabuena Paco, he leido el relato letra a letra y emociona como una pelicula de suspense de las buenas, has demostrado una vez mas el porque eres unos de los grandes referentes de este deporte.

  7. alemorfo said

    Paco, eres un artista en el sentido literal de la palabra.

    Recibe mi más sincera enhorabuena ….. Por la pesca y por la historia, pues la has escrito de tal manera que al leerla parece que somos nosotros mismos los que estamos al otro lado de la línea, disfrutando de las embestidas de tan bello animal.

    Relatos como éste son los que hacen afición.

  8. armando balague said

    Magnifico paco!! Bonita captura ,buen relato de pesca,gran persona ,que mas se puede pedir…..eres un crak
    saludos balague

  9. medregal said

    Buena corvina, eso tira eh!!!
    Salu2, David

  10. jjcaparros said

    Gran articulo y gran hazaña Paco. El relato me ha tenido enganchado, Siembre es un placer leerte.

    Saludos JJ

  11. Champion said

    Preciosa captura y excelente relato, voy a probar yo con equipos ligeros a ver si también engancho al pez ideal….. Jejeee
    Un abrazo Paco.
    Carlos “Champion”

  12. Fernando el leñero said

    Si ya de por si es difícil sacar un ejemplar de ese porte con un buen equipo,más mérito tiene aún con ese equipo tan liviano.
    Eres todo un maestro Paco,esperamos más artículos para seguir aprendiendo.
    Un abrazo.

  13. almirante said

    Increible la vivencia con la lucha de la corvina,cuanta emocion,nervios,mucha adrenalina,un gran relato,de una gran persona como eres paco,hasta los muñecos de nieves lo haces bien jjj,enhorabuena tanto para ti,como alos compañeros que se encontraban contigo en ese momento,que no dudo que dejara una huella que llevareis siempre,un abrazo paco

  14. Pescaatot said

    Muy bien Paco, esos pepones están que se salen, hasta con las grandes corvinas. Muy buen trabajo, con ese aparejo parece casi un milagro poder subir la corvina, hay que tener mucho tiento y además durante toda una hora, no te puedes despistar ni un solo segundo.
    Enhorabuena por “tu gran captura”.
    Saludos.

  15. Angel said

    Impresionante relato para un impresionante pez.
    Gracias por compartirlo con nosotros.

  16. Makrela said

    Una alegría leer este gran artículo y más después de haber confirmado lo gran tipo que eres el mes pasado. Eres un verdadero maestro.

    Salud.

  17. barlovento said

    Menuda batalla!!!Gran captura y demostración de que no siempre un equipo inadecuado hacen fallidas las capturas…
    Por supuesto ni que decir tiene la pericia del pescador.
    Gracias por vuestro relato.
    Saludos Barlovento

  18. madriles13 said

    Buenisimo el relato , grandiosa la captura .
    ¡Enhorabuena!

  19. javier soto portella said

    Te felicito esas peleas son las que marcan un antes y un despues en esta aficion,las fotos magnificas.

  20. Que gran pez! Si que se pesca de lo lindo en aquella zona.

    Abrazo!

  21. impresionante, paco
    subirte una captura asi al kayak es algo que que te deja en las nubes durante mucho tiempo,que felicidad.
    me alegro por ti y por el detalle de compartirlo con pelos y señales
    lastima no tener ese pez por nuestras aguas de lo contrario me pondria mañana mismo a intentar emularte.
    un abrazo y enhorabuena.

  22. EL CAPITAN DEL ROMPEOLAS said

    Los de Huelva son unos cracks pescando corvinas. Enhorabuena por las capturas y que sigáis dándonos en este año capturas como estas.
    El CAPITAN DEL ROMPEOLAS

  23. Paco y compañeros ¡¡¡ sensacional¡¡¡se queda para el recuerdo, un gran artículo me sentí con vosotros… y con Paco sufriendo con el nudo del bajo jajaja,un abrazo.

  24. Pasaor said

    Precioso relato Paco, no se si he pescado yo esa corvina de lo bien que cuentas y describes la batalla. Y encima con un equipo tan ligero y la tensión constante de que partiera el bajo, que disfrute cuando todo sale bien y emerge de las profundidades ese monstruo, enhorabuena y felicidades.

    Un saludo y a por otra.

  25. Amigo y compañero Paco, ¿qué te puedo decir que no sepas tú ya?.
    Me acuerdo del primero de los relatos. Ese día te aventuraste solo, algo que no solemos hacer, pues es mejor siempre ir acompañados, pero ibas a investigar un poco, a esas piedras que le tienes tanta fé, jeje. Me acuerdo de tu llamada, y que me dio mucho coraje por no poder estar junto a tí, y echarte una mano o un poco de ánimo, que siempre viene bien.
    En el segundo relato, también me dio coraje, claro yo estaba en el médico y vosotros, so mam…..s, enviándome cada 2-3 minutos mensajitos y fotos por el wahtssap de todas las capturas que estabais haciendo. Cuando salí y te llamé para “cagarme en to lo que se menea”, y me colgaste de seguida, argumentandome que tenías un bicho detrás de la línea. Si me muerdo ese día me enveneno. Jajaja.
    Pero bueno, sabes que no soy envidioso, al revés me da mucha alegría, ver que después de todo el trabajo que hacemos en localizar pesqueros, éstos nos recompensen en forma de capturas y máxime cuando han sido abundántes y de gran tamaño, como en éste año 2012.
    No hay nadie que relate tan bien esos momento tan inolvidables para nosotros, como lo haces tú.

    Un abrazo,

    Angel Luis, Mojarra.

  26. Rafa said

    Parece que fue ayer… Alegrón recordando esos momentos. Pero miedo me da el verano 2013 jijiji. Un abrazo enorme y en breve otra batalla!!

  27. Argonauta said

    Enhorabuena Paco, no sabes cuanto me alegro de que al fin tengas tu GRANDÍSIMA captura (por el bichaco y por el equipo con el que lo sacaste) eres un auténtico monstruo y te lo merecías más que nadie.

    Por otro lado, gracias por el hermoso relato y por las fotos,una suerte que fueras tan bien acompañado, que bueno poder compartir esas aventuras con los compañeros.

    Un fuerte abrazo y aunque me repita, me alegro un montón!!!

    Juan “Argonauta”

  28. Como es habitual en ti, he de felicitarte por narrar de esta forma una captura. Por unos minutos todos estábamos al otro lado de la caña. Tal vez el equipo no era el más adecuado para esta pesca extrema, pero has demostrado que con la experiencia que posees es posible. La corvina fue la que se equivocó, no sabía que Paco Kurrican estaba muy ilusionado en toparse con ella y que no iba a dejar pasar la ocasión. La experiencia, es el trabajo del día a día. ¡Tantos años intentando mejorar en lo que haces!

    Paco, tú sabes muchísimo, pero lo más importante es que no dudas en compartirlo. Te felicito una vez más. Es muy gratificante tenerte como amigo.

    Esto de la pesca en kayak… cada día me aporta más.

    Un abrazo,
    Josem Samurai

  29. Paco, me alegro de corazon el que hayas disfrutado de tan magnifica captura, y gracias por relatarnoslo como solo tu sabes.

    un saludo makina.

  30. elfaro said

    Enhorabuena Paco,tienes la culpa de que le haya perdido el hilo a la serie que estaba viendo… Menuda experiencia pescar al límite en esas condiciones,la verdad es que eres un maestro de la constancia y paciencia y eso tiene su fruto. Gracias por compartir tan intrigante novela, siempre en tu línea, y enhorabuena también a tus compañeros que sin esa ayuda prestada hubiera sido más complicado.
    Un saludo desde Rincón de la Victoria.

  31. Sar-dina said

    Que decirte que no te hayan dicho todos tus compañeros,
    Enhorabuena Paco, por tan preciosa captura, como por ser un diestro pescador, por tambien ser tan buen creador de plumipepones y por tener un equipo de compañeros en el momento de la captura que dieron la talla igual que tu, asi da gusto, se puede pedir mas??
    Pues, que capturas como esa se repitan y nosotros estemos para poder leerte, quien se lo curra, se merece el trofeo y tu te lo has currao, compañero.

  32. Compañero Paco, que nervios pasaba mientras leía tu pequeña novela. Lo vivía como si estuviera yo pescando. Enhorabuena por ese pedazo de corvina y que vengan mas. Un saludo

  33. Caballa said

    ¡Desde luego que no has dejado nada en el tintero! Un relato digno de la talla de la captura, del pescador y de la forma en que se consiguió.

    Conozco a muchos pescadores, pero técnicamente he visto muy pocos a la altura de Paco Ramos “Kurricán” y he tenido el enorme placer de poder pescar en contadas ocasiones contigo y he comprobado in-situ todo lo que en cada uno de tus artículos podemos observar; conocimiento, experiencia, dedicación, pasión y perseverancia hasta conseguir tus objetivos.

    Unos días después de esta preciosa captura tuve la suerte de poder pasar unos días en la Costa de la Luz y pescar con el Equipo Onuba, los primeros días no tuvimos suerte, pero el último… bueno esto será otra historia que en su momento se publicará en Peskama, y será el protagonista de la misma quién nos contará lo que aconteció, lo que sí os digo es que promete… (¡Vamos Rafa!)

    Muchas gracias Paco, por todo, no solo por las fantásticas colaboraciones que nos brindas, sino por todo el trabajo que haces por Peskama y como ya te dije ayer por teléfono te mereces esto y mucho más. Eres Grande Paco!

    Un fuerte abrazo
    Arturo “Caballa”

  34. Que bueno gran relato, parecía una novela…enhorabuena por la pieza. Y si Arturo dice que eres grande pues yo también, ¡ Eres grande Paco !
    Un abrazo.

  35. Torre said

    Sin palabras Paco😀 gran artículo y esperemos que sigas deleitándonos con estas capturas.

  36. Lagarto said

    Un gran relato Paco y una magnifica captura disfrutada al máximo con ese equipo ligero espero que la siguiente gran corvina te entre a la caña “acertada” y sufras un poquito menos, pero lo dicho un relato espectacular.
    Un saludo

  37. Gran articulo y dar las felicitaciones por la gran captura a una persona que no encuentro palabras para describirla, CHAPO

  38. cañaman said

    Oeeeee…….vaya si disfrutarias tronko…..que pasada….se puede comprobar que el que la sigue la consigue…..me alegro un montón Paco te lo mereces,ya te tocaba tras muchas salidas y esfuerzo,te felicito espero que vengan mas y mejores,un saludo……..y buena pesca.

  39. Fernando MacFernan said

    Gran relato, con todo lujo de detalles.
    Muchas gracias por compartirlo.
    Enhorabuena Paco

  40. Preciosa captura, un 0,15 trenzado con bajo del 30, el equipo sobrado tratando de corvina.
    Un saludo

  41. agustin v g said

    Leyendo este articulo , amen de muchos de los que ya he leido con tu firma Paco , se agranda más y más mi admiracion por tí, sin duda todos los elogios de los aqui presentes son merecidos como pescador y persona , sinceramente sabía que no ibas a tardar mucho en enseñarnos capturas como la que aqui nos muestras y de lo que estoy mas convencido es que este es el preludio de un año de muchas de ellas.

    Enhorabuena y mil gracias por todo.

    Un abrazo
    Agustin v g

  42. Alex said

    Felicidades por esa tremenda corvina,Salu2!

  43. Quiero agradeceros enórmemente a todos vuestros comentarios, me han llegado a emocionar. Ya sabéis que la pesca para mí pasa de ser una afición a convertirse en auténtica pasión. Esta captura me hizo sentir la mayor de las satisfacciones, pero el haber podido transmitiros este relato para haceros partícipes a todos y que encima hayáis podido disfrutar igualmente me llena doblemente de satisfacción.

    Solo me queda deciros que GRACIAS y que ojalá pueda a lo largo del año seguir contándoos más aventuras como esta.

    Que la pesca sea con todos vosotros.-

  44. Raspacejo said

    Increíble Paco, como ya nos tienes acostumbrados. Creo que voy a ser el último, pero bueno…. Lo primero darte las gracias por compartir con nosotros este valioso relato y esa maravillosa captura. Como siempre, un placer leerte, me alegra que te haya llegado el “momento corvina” que tanto has estado esperando, pero claro, tenía que llegar, te lo has currado mucho y eso se ve. En fin, ya a esperar a este verano, a ver como se dan este año.
    Un abrazo tío.
    “Raspacejo”

  45. Txubaskos said

    Pues lo mío es peor, ni pesca ni ná. No sé si son adecuadas las cañas, o es que los peces se consideran tan elevados, que no pican por picar…

    Gracias me lo he pasado cañón leyendo, y no te voy a decir, por hombre, las cosas que he pensado cuando he visto la corvina… La luz del entendimiento… !qué entendimiento ni puñetas!. Envidia y más envidia… así pesques muchos más como ese y te acostumbres,… Hala!.

    Un abrazo.

  46. Raulubi said

    Paco cómo me alegro de haber vivido en primera persona la ansiada y merecidísima captura de Tu Corvina.

    Este magnífico artículo me ha ayudado a recordar el fantástico trabajo que realizastes llevando tu ligero equipo al límite, toda una pasada vivirlo en directo.

    Estoy seguro que esta no será la única gran corvina que vas a doblegar, tu buen hacer y experiencia por fin te están rencompensando con estas grandes capturas. Esta temporada no dudo que se repetirán, solo espero estar ahí para disfrutarlas juntos.

    Un abrazo artista.

    Raulubi.

  47. el bahia said

    qué decir que no te hallan dicho los compañeros, el relato ha sido adictivo con ganas de más, pero que no llegara al final. Si hay alguien capaz de sacar un bicho de tal característica y con un equipo no adecuado ese eres tú Paco.
    Me alegro un montón por tu sueño en forma de pez.
    Gracias por tu relato

  48. Paco said

    Querido paco, releo por tercera vez tu relato de la pezca ( y creo que no será la última ) y me recuerdas , por el entusiasmo que pones, a Félix Rodríguez de la Fuente. MAGNÍFICO.
    Lástima que no esté ahí; terminaría siendo otro compañero de batalla..
    Un abrazo.

  49. mario said

    Precioso relato y épico final. Felicidades.
    Una consulta sobre este tipo de pesca, este año quisiera empezar a buscar la corvina en la ría, que técnica de pesca me aconsejais, no se si al vivo a la deriva o fondeao.
    Gracias y Feliz año a todos!!!!.

  50. Raulubi said

    Buenas Mario,
    una buena forma de buscarlas desde el kayak es a la deriva o a un curricán extremadamente lento para que el plomo no se levante del fondo, además esta es la forma más entretenida y efectiva al menos para mi.

    Un saludo.

    Raulubi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: