PESKAMA

Pesca en kayak en el mar

  • Categorías

  • ¿Qué publicamos en…?

    Radio VHF - La emisora Marina a Fondo (2012) Autor: Luis "Carcharinus" radiovhf2_165

    La culpa fue de mi Hermano (2011) Autor: Juan "Argonauta" jg_09_q65

    Dentones de Otoño (2010) Autor: Arturo "Caballa" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    El Pescador pescado (2009) Autor: "Txitxarro" OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Bailando al Alba (2008) Autor: Edu "Raspacejo" pajareraBailas_165

    Horizonte (2007) Autor: Patxi Amantegui Goliat_165

    Pulse sobre las imágenes para ver el artículo
  • Comentarios recientes

    kayadoc en Como en el Trópico
    Margarita Fernández en Que hacer en caso de: picadura…
    rafa en Test del Freedom Pesca de Perc…
    Jose en La sonda de pesca
    Alex en Turbina propulsora para k…
    juan en Pescando Bacoretas desde …
    Ruben en Radio VHF – La Emisora M…
    Francisco en La sonda de pesca
    Sir Owens en Boya rápida de fondeo para…
    peskol en Boya rápida de fondeo para…
  • Utilidades

  • Archivos

  • Registro

  • Introduzca su correo eletrónico para suscribirse a Peskama y recibir notificación de las actualizaciones y novedades del Blog.

    Únete a otros 2.675 seguidores

  • Habla con nosotros

    Peskama en Skype
  • Síguenos en Facebook

  • Síguenos en Twitter

    Peskama en Twitter
  • Noticias

    Colaboración de Walter Tanero

    hg&tanero2_165

Conozcamos a la Llampuga

Posted by Caballa en 21 agosto, 2008

Fotografia de Antonio AmaralAún recuerdo con emoción el encuentro inesperado que junto con Albatros tuvimos el verano pasado al acabar una de nuestras jornadas de pesca. Al echar por la borda todas las sardinas que le quedaban a mi compañero a bordo de su embarcación apareció a babor de mi kayak un enorme pez, de una longitud de algo más de un metro que presentaba en su lomo unas coloraciones verdosas-azuladas y dorado en sus costados con tonos metalizados y brillantes con algunos destellos de color azul cobalto. Se trataba de la llampuga (Coryphaena hippurus) más grande que he visto en el agua hasta la fecha, su peso aproximado sería de unos 15 kilos, y las carreras y rechazo a un pequeño jig que tenía montado en esos momentos en la caña que sujetaba quedaron grabados en nuestras memorias para siempre. Lástima que no se produjera la picada porque la pelea hubiese sido épica.

Vamos a conocer un poco más a este magnífico pez unas semanas antes de su aparición por nuestras aguas costeras, hecho que se adelanta cada año debido en gran parte al calentamiento de nuestras aguas.

Quizás muchos de nosotros no conozcan este pez y por lo tanto no han tenido la suerte de luchar por su captura, pero si hablásemos con los pescadores más viejos del lugar podrían describirnos increíbles pesqueras llevadas a cabo con la técnica de brumeo, una modalidad que resulta inviable desde kayak y desde luego poco agradable debido al olor a mejunje de sardina que no nos abandonará incluso después de la ducha. Pero tendremos que prestar especial atención a los pequeños trucos que a lo largo de la charla estos amables señores nos irán desvelando. Utilizando esta antigua técnica de pesca, el brumeo en sí mismo no empezaba hasta capturar la primera pieza, momento en el que empezaban a arrojar pequeñas cantidades de sardina troceada manteniendo de esta forma el resto del grupo cerca de la embarcación. Estando tan cerca su pesca resultaba enormemente fácil, una línea de 0,40 o más y al menos un anzuelo del 6 empatillado directamente. A veces a mano, otras con caña y carrete echaban la línea con un trozo de sardina o un calamar y lanzaban con el propio peso del cebo, que al profundizar disparaba el ataque de las llampugas capturando una tras otra hasta acabar con el grupo. A veces construían pequeñas plataformas flotantes, llamadas llampugueras, que dejaban a la deriva señalizadas con una boya. Pocas horas después regresaban a su posición y ya estaban las llampugas escondidas bajo esta estructura. De esta forma se ahorraban el cebado y podían capturar a todo el grupo utilizando las líneas de mano o las cañas con el cebo mencionado anteriormente.

Sin embargo es un pez bien conocido por los pescadores deportivos de todo el mundo y muy apreciado por su agresividad al atacar los señuelos, por el combate que presenta, por su espectacularidad y belleza y la gran velocidad que puede llegar a desarrollar en la pelea, con unos saltos que provocarán el asombro de aquellos que aún no hayan podido disfrutarlos.

Fotografia de Antonio Amaral
Pero lo más sorprendente de este formidable pez no es su velocidad de nado y sus poderosos saltos, sino su velocidad de crecimiento consiguiendo un peso aproximado de 1 kg con tan sólo 6 meses en aguas templadas. Pero aún hay más, y es que con tan sólo cuatro meses ya son fértiles empezando un ciclo vital de unos cuatro años en el mejor de los casos. Tengamos en cuenta que la pieza más longeva capturada tenía cinco años de edad y un peso de 40 kg con una talla máxima de 210 cm. Ejemplares de este porte suelen darse en aguas oceánicas tropicales y no en nuestras aguas donde los mayores ejemplares son de unos 20 kg de peso y una longitud de 125 cm.

Nuestros viejos pescadores sabían muy bien que las primeras llampugas de apenas kilo y medio de peso debían ser devueltas al agua, porque en tan sólo tres o cuatro semanas pesarían el doble y volverían a devorar sus cebos siendo ahora mucho más provechosa su pesca. Un detalle que debería hacernos reflexionar y aunque la talla mínima de la llampuga es de 50 cm, estos peces deberían ser soltados en las mejores condiciones dándoles al menos la oportunidad de iniciar su ciclo de reproducción y de engordar lo suficiente para que la próxima vez que ataque nuestro señuelo nos depare una mejor pelea.

Su insaciable voracidad le hace perseguir bancos de peces con los que alimentarse recorriendo grandes distancias, de esta forma podemos encontrarlos en distintas partes del mundo recibiendo diferentes nombres como doirado en Portugal, lampuga en Italia, dolphinfish en Inglaterra, mahi mahi en Hawai, coriphene en Francia y dorado en el resto del mundo. Aunque como pez pelágico le guste vivir en el océano, en alta mar, durante la temporada estival y con el calentamiento de las aguas costeras se acercará a la plataforma continental y permanecerá en ella hasta finales de Octubre cuando la temperatura del agua baja bruscamente hasta los 15ºC.

De forma afable y con una gran amabilidad nuestros ancianos amigos nos siguen desvelando algunos detalles de esta especie como por ejemplo el perfil cefálico curvo común tanto en las hembras como en los machos jóvenes. Pero a medida que los machos alcanzan su madurez presentan un perfil cefálico casi vertical parecido al de los delfines y que dio nombre a esta especie en Inglaterra. Uno de ellos interrumpió la charla con un brillo en sus ojos al recordar como adquirían unas bandas de color azul intenso en el frenesí de la caza, parecía que en esos instantes de máxima excitación se encendían, sin embargo estos hermosos colores desaparecían transformándose en un gris plomizo al ser capturadas. A la par otro contertulio destacaba la prominente mandíbula inferior, su ancha boca de buen tamaño propia de los grandes depredadores. Pero lo que más me sorprendió fue el hecho de que uno de ellos destacó que a veces se pueden ver a los grandes ejemplares solitarios o en pareja acompañados de peces piloto (Naucrates ductor).

Si unimos toda esta nueva información a las técnicas actuales de pesca que practicamos desde kayak tendremos distintas opciones a la hora de intentar la captura de este formidable pez. Lo primero que habrá que hacer es dar con ellas, para ello el curricán es la técnica más adecuada. Practicada en cotas batimétricas que oscilen entre los 35 a 80 metros, atentos a la sonda aquellos que la tengamos o bien a la superficie en busca de bancos de pequeños peces que nos anticiparán las picadas. Inicialmente la llampuga cuando se acerca a la costa lo hace en grupos de diez a quince ejemplares que conforme pasan las semanas y van adquiriendo más peso se irá reduciendo. Por lo que es aconsejable llevar sólo una caña a curricán porque si llevamos dos cañas las picadas serán simultáneas y los cruces de línea serán inevitables con las veloces carreras y saltos que realizarán una vez que se sientan capturadas. Para aquellos que quieran emular a nuestros viejos amigos pescadores podemos optar por un brumeo casero que consiste en llevar una bolsa de cebo natural triturado en la popa de nuestro kayak. Con esta modalidad los señuelos que mejor funcionan son fundamentalmente las imitaciones de pequeños peces como sardinas, boquerones o caballas que ayudados de un profundizador de línea de unos cien gramos bajarán los metros necesarios en busca de estos depredadores. Otros señuelos que también nos dará buen resultado son las imitaciones de pulpitos o calamares que podemos montar con un solo pulpito o calamar de cabeza plomada o bien una ristra de tres pulpitos separados unos 20 cm a los que añadiremos un excitador a unos 50 cm. Con este último montaje podremos asistir al ataque en superficie de la llampuga sacando medio cuerpo fuera del agua, al que seguirá una carrera veloz y unos saltos increíbles.

Fotografia de Antonio Amaral

Si la llampuga forma parte de un banco entonces será el momento de mantener esta captura bajo nuestro kayak y coger nuestra caña de spinning o de jigging y empezar a divertirnos en serio. Para ello lo que tendremos que hacer es pescar con un equipo muy ligero para que la deportividad del combate sea extrema. Por ejemplo una caña de spinning de 10 a 30 gr, una línea fina para poder lanzar poppers pequeños o skipping lures, los de Yo Zuri es una buena opción, o bien utilizar pequeños paseantes como los de Lucky Craft si las queremos tentar en superficie. Pero a veces resulta difícil hacerlas subir por lo que podríamos utilizar señuelos hundidos, que si bien no nos proporcionarán la espectacularidad de la picada en superficie sí nos otorgarán una gran efectividad entre los cuales destacan los de Yo Zuri y los de River2sea. Ahora bien, en esos días en los que su tremenda voracidad hará que ataquen prácticamente cualquier cosa que echemos al agua, os sugiero que probéis a clavarlas con una cola de rata, ¡esto sí que será un reto! Para ello las muestras que os sugiero es un pulpito ligeramente plomado al que añadiremos tiras de mucho colorido para darles más movilidad, o bien grubs blancos de unos 10 cm que al requerir una recuperación lenta serán perfectos para este tipo de técnica en la que la recuperación de la línea se realiza con la mano.

Conozcamos un poco más a esta magnífica especie.

Descripción:

La llampuga, dorado o pez-delfín es el único género de peces marinos de la familia Coryphaenidae,Fotografia de Antonio Amaral incluida en el orden Perciformes. Su nombre común en español alude a su intenso color dorado, mientras que su nombre común en inglés de “pez-delfín” no debe llevarnos a confusión con el delfín, que es un mamífero.

Tiene la cabeza y el cuerpo comprimidos lateralmente y una única aleta dorsal de 58 a 66 radios blandos que recorre a lo largo desde la cabeza toda la longitud del pez. Su aleta anal está formada por 25 a 31 radios blandos. Tienen 31 vértebras. Los machos adultos presentan la frente empinada y alta. No tienen espinas en ninguna aleta, teniendo la aleta caudal fuertemente ahorquillada gracias a la que consigue velocidades punta de aproximadamente 70 km/h.

Su lomo presenta coloraciones verdes y azules metálicas mientras que sus costados son dorados con destellos azul cobalto. Su aleta caudal es de tono amarillo dorado y la dorsal azulada. Los pequeños ejemplares presentan unas pronunciadas barras verticales en los lados de su cuerpo.

Existen sólo dos especies en el único género de esta familia:

  • Familia Coryphaenidae
    • Género Coryphaena
      • Coryphaena equiselis -Linnaeus, 1758- Dorado enano
      • Coryphaena hippurus -Linnaeus, 1758- Dorado maverikos

Su nombre en Fishbase: Common dolphinfish

Distribución:

Para definir la distribución de esta especie, vamos a utilizar un proyecto conjunto de Fishbase y SeaLifeBase llamado AquaMaps en el que dando el nombre de la especie obtenemos un mapa de distribución de la misma en nuestro planeta, plasmando en él mediante una gama de colores la probabilidad relativa de presencia.

Mapa de distribución de AquaMaps para el Coryphaena hippurus.

Si nos centramos en nuestro Mar Mediterráneo, la encontraremos en el Mar de Alborán, el Mar Balear, el Mar Egeo, el Mar Jónico, el Mar Levantino, el Mar Ligur y el Mar Tirreno.

Talla, peso y profundidad:

En aguas oceánicas tropicales el mayor ejemplar capturado tenía cinco años, pesaba 40 kg y medía 210 cm. En nuestras aguas mediterráneas los mayores ejemplares capturados son de aproximadamente 20 kg para una longitud de 125 cm.

Al ser un pez pelágico lo encontraremos en alta mar, no obstante durante la temporada estival al elevarse la temperatura del agua podemos dar con él al pasar el veril de los 50 metros. Los ejemplares más jóvenes se acercarán aún más a la costa y estarán al alcance de nuestras muestras en batimetrías que oscilan entre los 30 a los 80 metros.

A cualquier hora del día podemos hacer bastantes capturas, siendo más favorable la mañana. Ahora bien, al caer la tarde se suelen reunir en grupos más numerosos y si damos con ellas podemos asistir a un espectáculo sin igual con numerosos saltos fuera del agua al perseguir nuestros señuelos. Toda esta fantástica actividad desaparecerá al caer la noche.

Las llampugas capturadas en nuestras aguas, el Mediterráneo, son aptas para el consumo y además recomendables por su alto valor nutritivo. Sin embargo los ejemplares de aguas tropicales no deben consumirse debido a la probabilidad de sufrir la enfermedad de la ciguatera, intoxicación alimentaria endémica de los trópicos y subtrópicos producida por la ingesta de marisco y peces ciguatos. Esta recomendación será también válida para el pez vela, la barracuda, la aguja, el peto, el coronado, la cubera además de la especie que hemos estudiado en este artículo.

Caballa, Agosto 2008

28 comentarios to “Conozcamos a la Llampuga”

  1. Kabezon said

    buenas a todos, como seguro dijo algún día un gran hombre, nunca nos acostaremos sin aprender algo nuevo. Enhorabuena por el artículo, y a seguir en la misma línea. Un saludo y hasta pronto.

  2. Sir Owens said

    Artículo minucioso, detallado y extensamente documentado.
    Pocas personas se atreverían a decir que lo ha desarrollado un aficionado a la pesca.
    La información y la documentación que se cita, hacen un estudio monográfico de primera línea.

    Mis felicitaciones por tu vasto trabajo; Sir Owen’s.

  3. Sargito said

    Esta espera de aquellos que miramos el blog diariamente, deseando ver algún artículo nuevo del que aprender más y más cosas, tiene su recompensa con escritos como este, que más bien parecen sacados de aquellos increibles episodios de “Jacques Cousteau”, que tanto me entretenían en mi niñez.
    Enhorabuena una vez más.

    ¿En que lugares de la costa malagueña es habitual verlas? Creo que en los acantilados del Rincón es común ver ejemplares jóvenes, ¿es cierto esto? aunque allí creo que no se alcanzan profundidades en las que habitualmente vive la llampuga.

    Un saludo

  4. perez-cr said

    muy bueno el articulo como todos los articulos.
    la verdad que cuando uno ve que hay un articulo nuevo hay muchas ganas de poner a leer y aprender.
    gracias

    yo una vez coji 2 en una misma rapala… benia una en una potera y la otra en la potera que quedaba jajajaja
    ni medi cuenta ya que no eran muy grandes.

    saludos y gracias por compartir todo esto con nosotros

  5. jjcr said

    Magnifico articulo, como siempre. Espero que nos volvamos a encontrar como el año pasado entre chuchos y llampugas toda la flota kayakera.

    Saludos: JJCR

  6. Juan Ramon said

    Fecilitaciones al autor del articulo ya conocemos un poquito mas de este magnifico pez, como dice alguien en un comentario nadie diria que lo ha hecho un aficionado a la pesca. Enhorabuena esperemos que lleguen pronto y tengamos suerte con su captura.
    Juan Ramón

  7. mojarra said

    Bonito articulo.
    Es uno de los peces mas bonitos de capturar junto con los listados. Yo los he cojido pero no en kayak ya que para que te entren en Huelva te tienes que ir unas pocas de millas adentro.

    Los he cojido con poppers y cañas de spining ligero y no veas el acojone de no saber si ganarás tu o el pez.Siempre debajo de algun objeto que flotesobre el agua (una boya, una caja de poliespam, un tablon, etc.) siempre al asecho de cualquier movimiento en la superficie.
    No se os parece a Aliens (nacen solo para devorary procrear).

    Bueno un saludo a todos.

  8. Albatros said

    Caballa,
    Con cada nuevo artículo superas al anterior, las fotos también son estupendas.
    Aún tengo grabado en la retina las llampugas que cogimos el verano pasado, fue muy divertido. Espero que antes de finalizar el verano, podamos coger alguna más.

    Un abrazo 😀
    Manuel “Albatros”

  9. muy rico el articulo amigo Arturo.

    Saludos

    Cap. Tuba

  10. Caballa said

    Muchas gracias Tuba (Antonio Amaral) no sólo por tus comentarios sino por haber permitido utilizar tus fotografías para ilustrar este artículo, que como es habitual en tí son de una tremenda exquisitez.

    Antonio Amaral, más conocido por Tuba en el mundo de la pesca es Rapala Pro Staff y desarrolla fundamentalmente su actividad en Brasil.

    Para todos aquellos que quieran conocer el trabajo fotográfico de este fantástico pescador podéis visitar: http://www.ballyhoo.com.br

    Un abrazo desde Málaga
    Caballa

  11. humildepescador said

    Es el pez más magnifico que he visto nunca en el mar. Si vierais lo bonita que es cuando va cazando, con las rayas que le salen cruzando, es impresionante y su velocidad no te digo nada. Allí donde pasaba los bancos de agujas saltaban en abanico fuera del agua. Fue precioso…

    Y no os digo como estaba luego marinada…

  12. PacoSkua said

    Hola, me he quedado maravillado con el artículo sobre las llampugas, gracias de veras porque me ha servido de mucho, me encanta conocer en profundidad estos temas y tus argumentos son buenísimos.
    Gracias de veras Caballa y espero que algún día pueda conocerte en persona, un saludo.

  13. scareface said

    nada como la llampuga entre calpe y villajoyosa segunda quincena de agosto hasta finales septiembre

  14. jose kayuko said

    hola Caballa. Ya habia leido este articulo cuando me lo dijiste pero lo volvi a leer y no me acordaba que a ti te pasó algo parecido con la llampuga de a metro, je,je,je. Y bien, me podrias decir qué señuelo he de usar para tentar a las llampugas grandes ?… El último dia sólo me llevé 5 para la casa, porque tuve que soltar 6 o 7 que eran muy pequeñas …

    Saludos a todos y buena pesca.

  15. Pele Camacho said

    Me gusta este bicho; es rebelde, elegante, precioso…
    Podría, perfectamente, estar entre otros “bishosverdes”.
    Usté decide, “caballero”, por ahí hay un wordpress que acepta esos colores. Ya hablaremos…
    Un abrazo

  16. lubiniking said

    Estupendo artículo, con la dosis justa de teoría y práctica para hacerlo muy útil. Enhorabuena

  17. amish said

    Buenos dias, a los que ya habeis catado este pescado en la mesa.

    (obviamente respetando la talla mínima), ¿a partir de que tamaño/peso merece la pena comerlo? cogí alguna el sábado pero me parecieron pequeñas y las solté.

    agradecería también formas de prepararla,

    gracias y kayakeros salu2¡¡¡¡

    amish.-

  18. amish said

    hey¡¡¡ ya que mr.raspacejo ha llamado vuestra atención sobre este post a ver si me podeis contestar alguno a mi comentario anterio, gracias¡¡¡

    amish.-

  19. oceanopalomo said

    Amish en la seccion de consultoria tecnica de pesca y en el articulo currican con 2 cañas podras ver que el Maestro CABALLA indica que la talla debe ser mas de 60cm aunque la talla mínima en el mediterraneo es 50 cm, un saludo

  20. amish said

    Gracias por la respuesta compañero, pero si lees mi comentario verás que no es esa mi pregunta.

    paso muchas horas leyendo peskama, las tallas mínimas las tengo claras.

    salu2¡

  21. Caballa said

    Hola Amish:

    Capturas como las que ha protagonizado nuestro amigo y compañero Edu “Raspacejo” son las que puedes llevarte a la boca… es decir, llampugas con un peso aprox. de 3 a 4kg.

    Aunque he comentado que 60cm sería una talla aceptable, subiría aún más el listón y lo pondría en 70cm. En mi caso cuando se dan, si capturo un buen ejemplar suelo guardar uno para mi suegro al que le gusta mucho este pez, las demás son devueltas al agua.

    Un saludo y buena pesca.
    Arturo “Caballa”

  22. amish said

    ok, muchas gracias¡¡¡

  23. periku said

    me ha gustado,agradeciendole el trabajo.

  24. emesa said

    Muy buen articulo, solo me gustaria hacer una aclaracion con respecto a la ciguatera, realmente la puedes adquirir por consumir cualquier depredador de peces de la plataforma en los tropicos, pero es mas rara encontrarla en los pelagicos como los dorados (llampugas), agujas (pez vela, casteros, marlins) ya que estos en la base de su alimentacion encuentran a los peces voladores y otros peces que no se alimentan de lo que produce la ciguatera.

  25. Remam said

    Del articulo, tan solo se puede decir que es perfecto.

    Pero tengo una duda, este pez solo se captura en pesca deportiva?(captura y suelta)
    o tambien se pesca por su valor gastronómico?

  26. Marcos " Jurelillo" said

    De niño, en mis inicios en la pesca tuve la gran suerte de pescar a este magnifico majestad de las superfies y no creo que se me olvide nunca. Mientras mi padre buscaba con la sonda la marca de una buena piedra que piedra por la zona del faro de Calaburra me dio por echar al agua la linea con una cabeza de calamar y dejarla ir unos metros, a los 2 o 3 minutos , vi saltando un enorme pez a la vez que el carrete no paraba de dar vueltas.

    Por cierto , aquel dia sacamos 2 buenos ejemplares.

    Que buen articulo y explicaciones para saber mas sobre este magnifico depredador.

    Nuevamente gracias.

  27. buso said

    Muchas gracias por el artículo, es toda la información y más .

  28. juangua said

    Impresionante!!! Vaya artículo, no sólo nos informas de las especies de dorados que existen, de donde habitan, etc, sino que nos reportas información de como capturarlas y de los problemas que pudieran surgir de la ingestión de alguno de estos ejemplares, dependiendo de dónde los encontremos.

    Gracias Arturo, eres un autentico MAESTRO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: